— WELCOME!
Bienvenido Invitado al instituto Paradise. Un lugar donde se promueve la convivencia entre distintas razas, donde los conflictos del mundo actual salen a relucir pero por sobre todo los placeres se vuelven inigualables. ¿Te atreves a descubrirlos?.
Para contactar de forma directa a la administración del foro y de manera privada pueden solicitar amistad a la siguiente cuenta exclusiva del foro:
— Club Leaders
Cheerleader - None
Astronomy - None
Basket - None
Cuisine - None
Equestrianism - None
Photography - None
Herbology - None
Music - Abigail
Swimming - Laila
Soccer - None
Theater - None
Tennis - None
— Teacher's Council
— Student's Council
NAME
NAME
NAME
NAME
NAME
NAME
— CENSO
El censo automático contará un número demás por lo que para saber el número real de integrantes deberán restarle 1.
— GOSSIP KING NEWS
Gossip
Para: All
Hola Hola alumnos, profesores, trabajadores; Queridos Donovan y Eva... ¿Sabéis quién ha vuelto? Si exacto, vuestra peor pesadilla. Pasaba por aquí a enviar mi peculiar presentación, no he podido evitar emocionarme con la llegada de carne fresca. Muchas caras nuevas y con ello una ingente cantidad de sabrosos chismes que contar, lo siento, aquí en Paradise ya no existen los secretos. Nos estaremos viendo por aquí mis queridas víctimas. ¡¡Ah!! Se me olvidaba, Feliz Navidad.
-- Nightmare --
— HIVA OA'S WEATHER & INFO
El invierno se hace presente y el fin del año es inminente, la isla se encuentra teñida de un hermoso blanco, el lago más cercano se encuentra totalmente congelado en la superficie. Durante las noches es necesario ser precavido pues repentinamente cae la nieve y se suceden ventiscas. Por el día la temperatura alcanza unos 18° mientras que por las noches desciende por debajo del punto de congelación.
— Staff
Webmaster ─ Eva Paradise
Administrador ─ Donovan Lynch
— En línea
Últimos temas
» Blue Caos (Rol +18) [Afiliación Élite]
Mar Sep 26, 2017 6:06 am por Invitado

» — Libro de firmas
Jue Sep 21, 2017 12:31 pm por Kaihy Netsuke

» Kaihy Netsuke(W.I.P)
Mar Jul 11, 2017 9:36 am por Kaihy Netsuke

» Mythologíes [Afiliación Normal]
Jue Jul 06, 2017 11:28 pm por Invitado

» Southern Skies { Cambio de botón — AF. Élite }
Dom Jul 02, 2017 10:21 pm por Invitado

» Ficha de Jack Spencer
Miér Jun 14, 2017 3:18 pm por Donovan Lynch

» Loving Pets! - Cambio de botón [Élite]
Miér Mayo 31, 2017 3:09 pm por Invitado

» ─ Looking for the wolf
Lun Mayo 29, 2017 4:21 pm por Aedëlyon caius

» Por una buena causa [Priv.Selene]
Jue Mayo 25, 2017 8:36 pm por Takuto Harukaze

» El mundo de Takuto [Búsqueda]
Dom Mayo 21, 2017 9:04 am por Takuto Harukaze

» Hunter x Hunter Zero / Elite
Sáb Mayo 20, 2017 2:20 pm por Donovan Lynch

» Wonderful Dreams | Afiliación Élite [Apertura]
Sáb Mayo 20, 2017 2:11 pm por Donovan Lynch

» Fate/Light of Extinction [Elite — Cambio de botón]
Sáb Mayo 20, 2017 2:06 pm por Donovan Lynch

» SHINJU | Cambio De Botón
Sáb Mayo 20, 2017 2:01 pm por Donovan Lynch

» RatbagPunce —Cambio botón elite.
Sáb Mayo 20, 2017 1:59 pm por Donovan Lynch

¿Quién está en línea?
En total hay 2 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 2 Invitados

Ninguno

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 22 el Vie Dic 02, 2016 9:00 pm.

⋆ The sheep and the wolf {Priv. Jack Drakengard}

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

⋆ The sheep and the wolf {Priv. Jack Drakengard}

Mensaje por Éclair Bourgeois el Jue Dic 01, 2016 12:06 am

⋆ The sheep and the wolf
Espacios académicos, 3:45pm.

Muchos años habían pasado desde la última vez que intentó crear algo por su cuenta, algo que le sirviera para proteger a las personas que quería. Había estado recordando todo lo malo en su pasado y a raíz de esto había tomado seriamente la idea de que necesitaba repasar sus conocimientos y encontrar la forma de mantener a salvo a las personas que ama, especialmente a sus queridos hermanos. Por el momento solo mantenía contacto directo con Pauline y Autumn por lo que deseaba hacer algo por ellos que pudiera mantenerle tranquila en las noches, tenía la certeza de que sería complicado que sus hermanos se encontraran a salvo en todo momento y de allí que optara por visitar la biblioteca en busca de recetas que le permitieran crear artilugios con los que protegerlos. En un principio había intentado encontrar pociones relacionadas pero ninguna de ellas tenía el efecto que deseaba o los ingredientes se encontraban muy fuera de su alcance. Por otra parte había encontrado algunos encantamientos que podrían serle de ayuda, no era diestra en la creación de talismanes ni nada similar pero encontraría la forma de hacerlo.

Debido a que su conocimiento era muy limitado y no se trataba de su fuerte, había acudido a algunos de los profesores de la academia para solicitar ayuda de estos. Sin embargo pocos profesores eran del todo diestros en esas artes y la mayoría se encontraba inmerso en investigaciones por lo que no deseaba incordiarles con sus problemas. Es debido a esto que terminaron por indicarle que acudiera a uno de los profesores, no le conocía pero le habían indicado donde podría encontrarlo, además de sus características físicas con lo que pensaba que no sería tan complicado encontrarlo.

Se paseó por varios de los lugares indicados pero no encontró al profesor en ningún lado, por ello tuvo que acudir a la sala de profesores y buscar el horario de clases para saber en dónde se encontraría o al menos en cuales aulas impartía clases ese día para probar suerte. Tras mucho buscar logró dar con el aula donde le correspondía dictar clases y en efecto allí se encontraba el profesor impartiendo la clase de pociones. Aguardó fuera del aula apegada a la pared justo a un lado de la puerta mientras terminaba la clase, mientras esperaba jugueteaba con la tela de su falda, tan pronto vio a los alumnos salir se adentró en el aula en busca del profesor. Como era de esperarse se mostró un tanto cohibida y dudosa al inicio pero terminó por tomar un poco de aire y acercarse a su escritorio.

¿Profesor Drakengard?... — buscó llamar su atención y esbozó una sonrisa — Perdone que le moleste pero… ¿tendría unos minutos para regalarme?, verá… desearía hacer un encantamiento, sé que no soy su alumna en estos momentos pero pregunté a los demás profesores y me indicaron que hablara con usted… espero que no le moleste, si no tiene tiempo lo entenderé — se explicó. Entrelazó sus manos justo frente a ella dejándolas reposar unidas, aguardando por la respuesta del docente.


https://s13.postimg.org/a4c3j2s93/55960178_p0.jpg


Éclair BourgeoisSirena
avatar
Mensajes : 42
 

http://lustparadise.gratisforo.net/t100-eclair-the-aquamarine-me

Volver arriba Ir abajo

Re: ⋆ The sheep and the wolf {Priv. Jack Drakengard}

Mensaje por Jack Drakengard el Jue Dic 01, 2016 1:41 am

Habia pasado poco tiempo desde que el bueno de Jack llego al instituto Paradise, habia llegado al sitio por una recomendación de un viejo compañero suyo, un mago bonachón que gustaba de demostrar su gran capacidad con la magia de tierra y el vino también por supuesto. Ya era común que el profesor, cuyos lentes tienden a disimular un poco sus miradas escurridizas, se encontrara siempre en problemas, por una u otra razón, así que en una casual platica, mientras discutían y bebían tranquilamente, Jakob tuvo la oportunidad de ingresar a la famosa institución. Quizá un poco de suerte o probablemente su compañero hablo bien de él, ya que fue aceptado sin mayor problema. Afortunadamente no revisaron demasiado su historial y aunque lo hubieran hecho, él se hubiera defendido argumentando “son solo envidias de otros profesores rencorosos, deberá entender que no existe un mejor adepto que esté presente, antes o después…” por lo que igual hubiese encontrado la manera de persuadir a quien le entrevisto.

No era de extrañar si bien que Jack no hubiera intentado nada tan malo los primeros días, quizá alguna perdida insinuación o un inconsciente tropiezo, pero nada mayor que un posible malentendido, ya que al principio no deseaba generarse demasiada mala fama y si lo hacía, trataría de ser lo más discreto posible, vamos que la mayoría de seres sobrenaturales supera los cien años, así que no es nada del otro mundo que sepan comportarse como adultos, aunque su apariencia asemeje más a la de adolescentes en plena pubertad, por lo que al menos esperaba que la mayoría se comportaran como tal. Ha sido poca la interacción que ha tenido con otros, básicamente le entregaron su horario, salones a impartir y similares, aunque parece en principio un horario apretado, debido a la cantidad de estudiantes que se interesan en sus materias, tiene tiempo entre clases y una vez terminadas, de realizar otras actividades, con excepción de los días en que atiende a los alumnos más jóvenes, con los cuales prefiere tomarse su tiempo para explicar un poco más…

De cualquier modo, aquí estaba el, impartiendo los principios intermedios de las pociones, aquellas interminables formulas cuyos distintos y variados efectos, le han causado tanto interés y en ciertos casos diversión, durante sus años. Siendo un erudito en el tema, principalmente por el ámbito de la experiencia y propio desarrollo, por la cual su clase era posiblemente interesante. Al menos eso pensaba el, pues nunca falta el alumno que se duerme en clase mientras se recitan distintos componentes mágicos y parecidos, pero qué más da, mientras escuchen la clase, algo se les puede quedar en la cabeza. De igual modo la clase termino, normal igual que las otras que ha tenido, sin mayor incidente y aun sin interesados en ahondar en los temas vistos.

“Ojalá que estos niños sepan apreciar la clase más adelante” pensaba al verles marchar uno a uno, aluno se despidió y otros solo fueron a su siguiente clase. En eso, Jack miro sus apuntes y comenzó a acomodar sus papeles, tendría que borrar el pizarrón luego e irse a su cubículo, aunque en ese momento alguien apareció y se acercó al escritorio.

-Ese soy yo, ¿puedo ayudarte en algo? - Jack giro su cabeza respondiendo a la dulce voz femenina que le llamo por apellido y que por supuesto tendría que tratar de la mejor manera – ¿Eh?… Ah si...- se quedó embobado por la maravilla que se mostraba ante el –Por supuesto, puedo regalarte todo el tiempo que quieras. No te preocupes linda, has llegado con el profesor indicado, si de encantamientos se trata, estas frente a un experto- se expresó de forma cortes mientras hacia un esfuerzo sobre humano por no clavar su rostro en medio de aquel escote. “Demonios son enormes” pensaba una parte de su cerebro mientras el trataba de mantener una amable sonrisa –Cuéntame… ¿de qué se trata el encantamiento que deseas realizar y con qué fin lo utilizaras? - el profesor se mantuvo atento a la chica, aunque su cuerpo era de tentación su rostro era angelical, por lo que era igualmente agradable de mirar, en especial esos ojos azulados.
Jack DrakengardHechicero
avatar
Mensajes : 38
 

http://lustparadise.gratisforo.net/t92-just-an-ordinary-day-in-t

Volver arriba Ir abajo

Re: ⋆ The sheep and the wolf {Priv. Jack Drakengard}

Mensaje por Éclair Bourgeois el Jue Dic 01, 2016 11:35 am

Aunque no lo pareciera debido a su forma natural de actuar donde aparentemente no tenía problemas con relacionarse con cualquier persona, siempre sentía un poco de vergüenza al dirigirse a un profesor, esto ocurría debido a la posición con la que contaban, los veía como una autoridad y de allí que tuviera esa tendencia a cohibirse cuando trataba con alguno de ellos. Por fortuna la naturaleza había sido benévola con la sirena y le había otorgado un don para tratar con la gente, en muy pocas oportunidades recibía desaires de los demás e incluso tratándose de profesores cuando veían lo amistosa y dulce que podía ser, no había recibido la primera réplica por parte de estos, ni siquiera por parte de los más gruñones.

Naturalmente al ver que el profesor accedía a ayudarle llevó ambas manos al pecho y sonrió aliviada, agradecía que le prestara su ayuda. En el fondo había comenzado a pensar que iba a fallar en esa tarea autoimpuesta pero viendo que contaría con la ayuda de un experto no había forma que fallara — Muchas, muchas gracias — recalcó con una sonrisa de lo más amplia — Verá… no soy buena para estas cosas, de hecho creo que solo asistí a un par de clases sobre ello y en los libros lo veo un poco complicado… quizás no lo sea pero así lo siento. Buscaba crear un encantamiento para proteger a alguien, algo que pudiera atar a un talismán o algo similar para entregárselo a dos personas… — mencionar el asunto en voz alta le hizo sentir un poco tonta pues dejaba en evidencia ese instinto protector con las personas que quería y no es que se tratara de algo malo pero sí podía ser un tanto vergonzoso de admitir — Es… un regalo que quiero hacer — agregó encogiéndose ligeramente de hombros al mismo tiempo que desviaba ligeramente la mirada.

Pasados un par de segundos volvió a mirar al profesor y sonrió — No he traído libros porque creo que no hacen falta, me han dicho que es experto en esas cosas… aunque por lo que vi es experto en varios temas, es muy genial en verdad — no le halagaba para buscar algo de él, de hecho era más que evidente que hacía un cumplido totalmente sincero, su admiración era totalmente honesta — De igual modo si lo prefiere puede indicarme como se hace, tampoco quiero molestarle tanto y pedirle que me ayude a hacerlo todo… sentiría que estoy abusando — finalizó cruzando la mirada con la ajena. Se detuvo a observar con detenimiento que el profesor mostraba una apariencia sumamente juvenil, se preguntaba qué clase de magia utilizaba para permanecer así, manteniendo esa juventud que mostraba. En su caso se trataba de algo natural siendo una sirena pero tras pensar que los hechiceros al igual que los humanos contaban con períodos de vida mucho más cortos, era inevitable que se preguntara qué métodos usaban para permanecer así pues era como si el tiempo se hubiera detenido para ellos. Sin embargo tan pronto volvió en sí y tomó consciencia de que le había estado observando detenidamente por más tiempo del prudencial, desvió un tanto la mirada y encogió sus hombros un poco cual gatito regañado.
Éclair BourgeoisSirena
avatar
Mensajes : 42
 

http://lustparadise.gratisforo.net/t100-eclair-the-aquamarine-me

Volver arriba Ir abajo

Re: ⋆ The sheep and the wolf {Priv. Jack Drakengard}

Mensaje por Jack Drakengard el Vie Dic 02, 2016 2:31 am

Era normal que existieran alumnos que se interesaran en preguntar aquello que desconocían, por lo que como todos siempre tratan de buscar primero a alguien que conozca del tema para consultar la voz de la experiencia y en este caso nadie mejor que Jakob, aunque en repetidas ocasiones los alumnos intentasen buscar salidas fáciles a dilemas comunes con ayuda de la magia, sobre todo aquellos que no poseen magia de forma natural o que no van más allá de hechizos ofensivos. El profesor les compadecía a ellos especialmente por lo que siempre trataba de ayudarles, al menos a entender los principios básicos que permiten modificar la naturaleza y su ritmo en el mundo.

-No hay de que agradecer que para eso estamos los profesores… para enseñarles a los alumnos interesados en aprender algo mas- el hechicero le miro de reojo y termino de acomodar sus papeles mientras escuchaba a la chica, quien parecía ser bastante joven y claramente no humana, justo como esos apetitosos seres que gustan de tentar a los humanos con sus encantos, aunque era algo atrevido preguntar directamente, no era demasiado difícil pretender que tipo de raza se trataba, aun así prefirió dejar ese detalle de lado. –Nadie nace sabiéndolo todo, no tengas cuidado en ello, puedo asegurarte que con la suficiente practica podrás dominar los encantamientos y sus diferentes efectos- el maestro se apoyó en el escritorio y contemplo a la maravillosa mujer, sus curvas pronunciadas le parecían perfectas, sintiendo que le invitaban a recorrerlas con sus manos.

-No tengas preocupación por los libros, puedo enseñarte una y mil cosas sin necesidad de hojas de papel, aunque claro está que debes recordar bien mis palabras– el maestro sintió gusto de ser halagado para variar, le era agradable como siempre y por supuesto que esto le ponía de buen humor, por lo que estaría dispuesto a compartir lo que sabía y un poco más. -Buscar la protección de otros es algo bastante noble, ya son pocos los que hoy en día buscan algo así. Sin embargo este tipo de encantamientos requieres de varios elementos- el maestro hizo una pausa y comenzó a contar con los dedos –En primer lugar se necesita de un catalizador, como bien dices un talismán, joya o accesorio que pueda ser imbuido con magia, luego de eso vas a necesitar imaginar qué tipo de mal deseas rechazar, por ejemplo: magia negra, venenos, maldiciones, entre otras- el maestro guardo silencio mientras miraba a la chica y la analizaba de pies a cabeza, luego se separó del escritorio de forma brusca y salto cerrando el espacio entre ambos –Pero lo más importante es esto…- Jack se puso frente a frente con la chica y le miro a los ojos directamente con tal que no evitara la mirada al tiempo que con su dedo índice presionaba el pecho izquierdo de la chica, justo por encima de donde estaría el corazón en las personas. –El amor hacia las personas a quienes les entregaras el amuleto de protección, no importara si tu poder mágico sea fuerte o si eres experta en el arte de los encantamientos, lo más importante se encuentra aquí…- el profesor soltó una pequeña sonrisa burlona y levanto lentamente el dedo, para luego regresar al apoyo con el escritorio. -Interesante… ¿verdad? - Jakob se rio un poco ante su propia acción, por este tipo de eventos era que terminaba en problemas en ocasiones, pero ya no podía resistir las ganas de tocar la piel desnuda de la chica.
Jack DrakengardHechicero
avatar
Mensajes : 38
 

http://lustparadise.gratisforo.net/t92-just-an-ordinary-day-in-t

Volver arriba Ir abajo

Re: ⋆ The sheep and the wolf {Priv. Jack Drakengard}

Mensaje por Éclair Bourgeois el Vie Dic 02, 2016 4:34 pm

Pocas veces se había topado con profesores tan amigables, quizás porque siempre les tenía un poco de miedo o se sentía totalmente por debajo de ellos. Sea como sea también había algo más en el joven profesor que llamaba su atención pero no sabría decir lo que era, quizás era la forma que tenía de mirarle o algo similar, al final prefería dejarlo en que eran solo ideas suyas y no había nada fuera de lo común con él, apartando el hecho de que luciera como un jovencito. Una amplia sonrisa se dibujó en el rostro de la sirena — No todos los profesores son tan accesibles y de buenas intenciones, me alegra saber que este es uno de esos casos raros — por un segundo se percató en lo terriblemente sincera que estaba siendo y que esto podría traerle problemas si el profesor se lo tomaba a mal aunque al restarle un poco de importancia ya no parecía tan grave.

La sirena permaneció en silencio escuchándole con atención, por un momento le tomó desprevenida con su acción y como reacción natural se sintió cohibida, al mismo tiempo que un tenue rubor adornaba sus mejillas, claro que tan pronto escuchaba las palabras ajenas asomaba otra de sus mejores sonrisas al tiempo que ladeaba ligeramente el rostro. No se tomó a mal que le tocara o algo similar, pensaba que solo estaba buscando dejar su punto en claro y aquella fue una excelente forma de hacerlo aunque tal vez había otra cosa y no la estaba mirando pero no iba a darle muchas vueltas al asunto. Asintiendo le daba la razón al profesor, mantenía la mirada fija en la contraria como para darle seguridad de que estaba atendiendo a todo lo que decía — No tenía idea de que esas cosas influenciaran los encantamientos… — confesó un tanto intrigada con el tema, la magia no era su fuerte aunque era una sirena nunca había dedicado de su tiempo a estudiar sobre ella y por obvias razones tampoco había contado con la ayuda de sus familiares para enseñarle que tanto podía hacer alguien de su raza en ese ámbito.

Tras meditar por un momento finalmente volvió en sí — En realidad no había pensado en un mal pero supongo que si puedo protegerles de magia negra estaré complacida… — se tomó una pausa para rebuscar en los bolsillos de la falda — ¿Estos servirían para talismanes? — cuestionó extendiéndole al profesor un par de colgantes, uno era una simple piedra de ónix tallada como un rayo mientras que la otra era un zafiro en forma de luna, los había comprado para sus hermanos pero deseaba darles algo más que simple joyería — Realmente no sé si sean suficientes… solo sé que son piedras preciosas y deberían funcionar — añadió aunque dudaba aún de lo que el profesor podría necesitar para mostrarle como realizar el encantamiento — Um… ¿prefiere ayudarme con estas cosas en otro lado?, lo digo porque alguien más puede tener clases en esta aula y tampoco creo que sea cómodo — agregó al ver que no se encontraban en el sitio indicado para la tarea que quería realizar.

Éclair BourgeoisSirena
avatar
Mensajes : 42
 

http://lustparadise.gratisforo.net/t100-eclair-the-aquamarine-me

Volver arriba Ir abajo

Re: ⋆ The sheep and the wolf {Priv. Jack Drakengard}

Mensaje por Jack Drakengard el Dom Dic 04, 2016 1:08 am

Si bien el profesor se habia salido con la suya al tocar a la chica sin que esta tuviera una reacción inesperada, la mera sensación de tocar algo tan suave y terso no la podía sacar de su mente. No era complicado que con este tipo de acciones Jakob comenzara a ganarse la oportunidad de seducir a sus alumnas, cosa que, aunque estuviera prohibido, él no la tendría en cuenta, pues ya lo habia hecho antes, aunque las consecuencias no siempre fueron del todo buenas, de igual modo lo hizo y lo disfruto por mucho. El tomo ambas piedras y las analizo rápidamente, eran inocuas por lo que bien podrían ser un buen hogar para dicho encantamiento de protección, por lo que asintió y se las devolvió a la chica.

-Es cierto eso, existen por el mundo profesores que no son tan accesibles, ni agradables como yo- se dijo así mismo dándose importancia –Además de que claro que mis intenciones siempre son las mejores, aunque mis métodos puedan parecer “diferentes” a los convencionales- Jack se levantó de nueva cuenta del escritorio luego de escuchar a la chica y comenzó a dirigirse hacia la puerta del salón. –Sino mal recuerdo no habrá clase en este salón sino hasta dentro de una hora… así que pues hay tiempo de sobra para demostrarte y quizá hasta conseguir algo bueno de todo esto- agrego diciéndolo como si lo dijera así mismo, luego tomo la puerta del salón de clases. –Veras los encantamientos son quizá el tipo de magia con mayores usos y efectos, existiendo una gran cantidad de los mismo que pueden aplicarse de una manera tan sencilla como esta… “Enchantae inanimatum”- Jakob menciono esto y al tiempo cerró la puerta del salón, dejándolos a los dos solos en aquel sitio. El buen profesor ideo una rápida forma con la cual podría tener un tiempo discreto con aquella chica sin la necesidad de posibles intervenciones de cualquier tipo, pues al encantar la puerta cualquiera que ingresara por ahí sufriría del encantamiento, causando que no pudiese ver ni escuchar nada más que un salón vacío y por ende sentir el impulso de irse a otra parte.

-Con sencillas palabras como esta una simple puerta puede convertirse en una valiosa herramienta…. Por cierto pequeña, ¿cuál es tu nombre? - el profesor le cuestiono mientras se acercaba a ella sonriéndole sabiéndose que bien tendría una oportunidad de sentirse bien un rato dejando volar su perversión, aquella chica parecía ser bastante inocente pues no se quejó ni similar, o tal vez desea demasiado esos talismanes, cualquiera que sea la causa, de igual modo le encontrara un provecho. –Veras, los encantamientos son algo caprichosos, pues dependen en ocasiones del estado de ánimo del hechicero…- empezó a decir mientras imaginaba las posibilidades que tenía frente a si –Pues si no tienes una mente tranquila y enfocada los encantamientos pueden transformarse en maldiciones…- se acercó a ella y le acaricio el cabello - ¿tú no quieres que eso pase verdad?- empezó por acercarse a su oído y pronunciar en palabras bajas –Comienza por cerrar los ojos e imaginar a las personas a quienes deseas proteger, toma ambas piedras y presiónalas contra tu pecho fuerte- Jakob inicio con su clase, una parte del deseaba dejarse llevar por esto, sin embargo aún deseaba mostrarle a la chica como es que realmente podría hacer sus amuletos de protección, así que por ahora el profesor mezclo ambas ideas con su actuar.
Jack DrakengardHechicero
avatar
Mensajes : 38
 

http://lustparadise.gratisforo.net/t92-just-an-ordinary-day-in-t

Volver arriba Ir abajo

Re: ⋆ The sheep and the wolf {Priv. Jack Drakengard}

Mensaje por Éclair Bourgeois el Dom Dic 04, 2016 10:43 pm

La sirena nuevamente aguardaba en silencio mientras observaba con detenimiento al profesor permaneciendo de pie justo en frente de su escritorio, por supuesto que lo que llamó su atención fue lo que hizo con la puerta del aula de clase, se preguntaba qué clase de encantamiento acababa de ejecutar — Había escuchado eso hace un tiempo pero no me he ocupado de estudiar al respecto… — mencionó un tanto intrigada, entre tanto discutir con el docente había terminado olvidando presentarse y todo eso, por supuesto que se sintió terriblemente maleducada — ¡Ah!, lo siento debí presentarme antes… Éclair, Éclair Bourgeois, es un placer profesor Drakengard — respondió rápidamente esbozando una de sus amplias y dulces sonrisas.

Un tanto extrañada ladeó el rostro al recibir las caricias, de repente la cercanía con el profesor le resultaba un tanto rara, por supuesto que no pensaba nada malo de él pues no había dado motivos para ello pero continuaba sintiéndose indecisa — Um… en realidad tengo un poco de dudas, no pienso que pueda hacer bien esas cosas cuando no soy una hechicera, no creo que sea algo que se me de natural — confesó desviando un poco la mirada, llevó de inmediato sus manos hasta el pecho mientras sostenía las piedras preciosas aunque por alguna razón el cerrar los ojos no era algo que se le diera fácil teniendo tantas dudas.

Finalmente suspiró profundamente — Lo siento, por alguna razón no me siento del todo cómoda — no tenía miedo alguno de decirle al profesor lo que realmente sentía, después de todo se caracterizaba por ser una chica extremadamente sincera y esto no distinguía posición o raza — Hay algunas cosas que me impiden relajarme, supongo que son solo tonterías del pasado y todo eso — se encogió un poco de hombros al desviar la mirada aunque pronto estaba de vuelta esa sonrisa falsa, esa que siempre adoptaba para ocultar la nostalgia, tristeza o enfado. Sin embargo pronto miró al profesor a los ojos — Aun así intentaré llevar a cabo el encantamiento, espero que tenga arreglo si lo hago mal — reía suavemente por lo bajo y obedecía cerrando sus ojos mientras juntaba las manos en su pecho sosteniendo los colgantes.
Éclair BourgeoisSirena
avatar
Mensajes : 42
 

http://lustparadise.gratisforo.net/t100-eclair-the-aquamarine-me

Volver arriba Ir abajo

Re: ⋆ The sheep and the wolf {Priv. Jack Drakengard}

Mensaje por Jack Drakengard el Lun Dic 05, 2016 2:40 am

El profesor estaba entretenido mirando a la chica, quien, si bien podía percibir con dudas, parecía tener realmente muchos deseos de cumplir con la tarea, si bien al principio parecía resistirse al cerrar los ojos al final logro conseguirlo, haciendo que Jakob sonriera divertido, aunque ella no le pudiera ver. Bien entendía que ella no tendría la capacidad necesaria para realizar un encantamiento, sin la adecuada guía o capacidad mágica, pero bien ella debía tratarse de una raza no humana y por lo tal, tener al menos cierta capacidad con la magia, lo que facilitaría el proceso y sino… pues el igual puede “ayudarla” un poco a crear dichos talismanes de protección.

-Eclair… lindo nombre debo admitir, llámame Jack si lo deseas- el maestro observaba la posición de la chica, quien si bien estaba de pie, se encontraba demasiado rígida –No hay mejor momento que el ahora, debes aprovechar que estoy de buen humor y que te mostrare como realizar un encantamiento de este nivel sin que seas mi alumna, normalmente tendrías que haber estudiado al menos un año entero para entender lo que ahora realizaras- comenzó a explicarle a la chica mientras comenzaba a rodearla mirándole por todos los ángulos que le permitiese. Ella se veía tan indefensa en aquella posición, distraída y confiada en alguien que acaba de conocer, la percepción del maestro en encantamientos le decía que aquella mujer no era del todo malintencionada, al contrario, le parecía ser demasiado bondadosa y posiblemente inocente para seguir sus instrucciones a pesar de no estar segura.

-Estas demasiado nerviosa… debes relajarte- Jack poso ambas manos sobre los hombros de la chica al tiempo que le susurraba al oído –Imagina que ambas joyas son aquellos a quienes deseas proteger… no puedes defenderles si tienes dudas en tu mente- el profesor comenzó a mover suavemente sus palmas por sobre la piel de la chica recorriéndola a la par que hablaba. –No debes recordar los males del pasado o sino podrías afectar el encantamiento… piensa en el ahora y el amor que puedes obsequiar a esas dos personas especiales- continúo diciendo mientras percibía el aroma de la chica ahora que la tenía tan cerca, al punto de poder comenzar a imaginársela en distintas posiciones. En este punto le sería demasiado fácil pronunciar un par de palabras y encantar a la chica con magia y forzarle a hacer lo que el deseara, sin embargo eso le sería demasiado fácil y Jakob gusta de las experiencias nuevas, bien podría aprovechar y ver qué tan lejos puede llegar en esto, bien podría ganársela y sino al menos se divertiría un tiempo con ella.
Jack DrakengardHechicero
avatar
Mensajes : 38
 

http://lustparadise.gratisforo.net/t92-just-an-ordinary-day-in-t

Volver arriba Ir abajo

Re: ⋆ The sheep and the wolf {Priv. Jack Drakengard}

Mensaje por Éclair Bourgeois el Lun Dic 05, 2016 2:49 pm

Pese a su nerviosismo la sirena obedecía, por supuesto que no se sentía del todo en confianza con el profesor no solo porque le encontrara como alguien intimidante sino que además tenía la sensación de que se encontraban en una de esas situaciones donde él era el lobo y ella solo una oveja, de quererlo el docente podría hacer lo que quisiera con ella encontrándose los dos solos y esto conseguía ponerle de los nervios, de igual modo tenía que darle el beneficio de la duda.

Tan pronto percibía el tacto ajeno sobre sus hombros la sirena dio un pequeño respingo, entreabriendo sus ojos para mirarle de reojo. Aquella era reacción natural luego de todo el trauma que arrastraba consigo del pasado, puede que todo eso ocurriera mucho tiempo atrás pero ese era el problema con los traumas, siempre quedarían allí para marcarte de por vida y si la última vez que un hombre fuera de su familia le tocó era únicamente para reclamarla como mero objeto era más que evidente que no se sentiría del todo cómoda — Lo siento… son los nervios… — mencionó volviendo a cerrar sus ojos.

A pesar de todo dejaba a un lado las cosas, movía un poco su cabeza como si esto le ayudara a despejar la mente y de esa forma evocaba buenos recuerdos, de esos donde compartía junto a sus hermanos adoptivos a los que había tomado tanto cariño con el paso del tiempo, por supuesto que si pudiera no serían los únicos a los que quisiera proteger pero hasta el momento era todo lo que podía hacer, su verdadera familia se encontraba dispersa y ni recordaba cuando los había visto por última vez.
A todas estas percibía cierto calor en las palmas de sus manos, la sensación era extraña pero lo único en lo que podía pensar era en lo que deseaba para sus seres queridos y por supuesto que por su mente pasaban los encantamientos que había leído aunque al parecer hasta el momento no necesitaba leer algún libro para canalizar su magia — Um… se siente cálido… ¿eso estará bien? — cuestionó intrigada intentando no perder la concentración.
Éclair BourgeoisSirena
avatar
Mensajes : 42
 

http://lustparadise.gratisforo.net/t100-eclair-the-aquamarine-me

Volver arriba Ir abajo

Re: ⋆ The sheep and the wolf {Priv. Jack Drakengard}

Mensaje por Jack Drakengard el Mar Dic 06, 2016 6:06 pm

En realidad, crear artilugios mágicos no es cosa del otro mundo, si tan solo las personas lo supieran no pagarían sumas tan grandes por algunos de ellos, aunque cabe decir que para que estos realmente funcionen, requieren de alguien experto que pueda manipular la magia para así, poder implantarla dentro de determinado objeto. Aunque los procesos puedan variar de un entendido de la magia a otro, el resultado debe ser el similar, al logar introducir en dicho objeto las cualidades y efectos de un determinado hechizo.

-No estés nerviosa, trata de concentrarte- Jack conocía esto de antemano y sabía que los procesos para realizar los encantamientos de protección en general requieren de un espíritu fuerte y una necesidad de proteger lo que se desea, o sino, el hechizo puede resultar débil o tener poca duración, así que en parte… sus palabras no eran del todo equivocadas. –Sentir un poco de calor es tan solo el principio- respondió el profesor que ahora se colocó detrás de la chica y poso sus manos por sobre las de ella, envolviéndola entre sus brazos, ahora bien podía sentirla más cerca, pues estaba pegada junto a su cuerpo, mientras las ropas de ambos se frotaban.

-Ahora trata de reunir todos esos deseos de protección en estas dos joyas…- le decía al tiempo que acariciaba sus manos con las suyas, al tiempo esas dos rocas comenzaron a brillar al recibir la energía de la chica con ayuda del profesor, pues el canalizaba la energía hacia su interior mientras jugueteaba con Eclair, pues sabía que la joven no tenía la experiencia para enfocar su propia energía mágica en un objeto, quizá no era el método más ortodoxo de enseñarle pero al menos los primeros pasos los estaba logrando. –¿Comienzas a sentir el calor que brota de tu interior? esa es la energía que debes insertar en estas joyas para transformarlas en talismanes magicos…- le dijo al oído mientras el se encontraba tan entretenido, pues bien, le comenzaba a emocionar la idea de estar los dos solos y en la situación que pasaban.
Jack DrakengardHechicero
avatar
Mensajes : 38
 

http://lustparadise.gratisforo.net/t92-just-an-ordinary-day-in-t

Volver arriba Ir abajo

Re: ⋆ The sheep and the wolf {Priv. Jack Drakengard}

Mensaje por Éclair Bourgeois el Mar Dic 06, 2016 7:26 pm

Se conocía, por más que las cosas le resultaran un tanto incómodas lo cierto es que poseía una determinación sin igual y por ello sería capaz de ignorar su incomodidad con tal de obtener los talismanes que deseaba regalar a sus hermanos, su instinto protector le pedía a gritos que encontrara la forma de proteger a la única familia cercana que le restaba. A pesar de todo pronto se acostumbraba a esa cálida sensación, el tacto del profesor no le incomodaba y hasta cierto punto era reconfortante, quizás estaba haciendo algo para que la tarea fuera más sencilla pero ya tendría un momento para preguntárselo.

Asintió manteniendo sus ojos cerrados, lo complicado de todo era que no sabía exactamente lo que debía hacer en ese momento, si aquella calidez que sentía era precisamente la energía que brotaba de ella resultaba complicado que pudiera manejarla, después de todo era totalmente inexperta — Puedo sentirla pero… ¿cómo puedo insertarla en los talismanes? — susurró. Al abrir un poco sus ojos pudo notar el brillo que desprendían las piedras en sus manos, por supuesto que tan pronto como lo notó cerró sus ojos una vez más con temor de echar a perder el encantamiento si perdía la concentración.

Había un pequeño detalle en el que no se había percatado o quizás no había tenido la perspicacia para notarlo en un principio pero la cercanía entre ambos era un tanto exagerada, en un principio se encontraba tan concentrada que no prestó atención pero haber visto sus manos junto a las contrarias la cosa cambió un poco, la vergüenza era algo natural pero por fortuna no se encontraban en un momento donde tuviera que preocuparse tanto por esos detalles, al menos no en ese preciso instante.

Éclair BourgeoisSirena
avatar
Mensajes : 42
 

http://lustparadise.gratisforo.net/t100-eclair-the-aquamarine-me

Volver arriba Ir abajo

Re: ⋆ The sheep and the wolf {Priv. Jack Drakengard}

Mensaje por Jack Drakengard el Mar Dic 06, 2016 11:19 pm

Aquellos momentos junto a Eclair comenzaban a parecerle excitantes, pues Jack pronto imaginaba más de la pobre corderito que tenía entre sus fauces, solo necesitaba cerrar la quijada y no tendría escapatoria, aunque gustaba de hacer aquello muchas veces antes habia tenido problemas por ello, así que en lugar de forzar una situación a su favor, el preferiría quizá que ella no se percatara demasiado, pues llegado este punto, o era demasiado inocente y jamás habia pasado por algo similar o tal vez solo estaba fingiendo, tentándolo a llegar a un más lejos, de cualquier manera al profesor le agradaba el momento y no lo dejaría pasar tan fácil.

Comenzó a recordar sus clases básicas de encantamientos y la forma en las palabras que debía de pronunciar, no porque no las supiera, sino para mantener un poco el control y no caer en la tentación de empujarla sobre el escritorio, indefensa y sin posibilidad de escape, un par de palabras y ella quedaría inmóvil en aquel sitio… no era mejor repasar lo que tendría que hacer a continuación y mantener un poco el control, dio un breve respiro y empezó a repetir en su mente las palabras usadas para el encantamiento, sin embargo era demasiada la tentación y quizá por cierta manía y perversión, intentaría llevar esto hasta donde pudiese resistir.

-Para insertar la energía en los talismanes es necesario que abras tu corazón- comenzó a decir nuevamente, mas esta vez acerco su rostro al cuello desprotegido de la chica, como si el fuese un niño que juguetea con una paleta en su boca, lamiendola despacio percibiendo su sabor y resitiendo la tentacion de morderla y probar su dulce centro –Yo estoy ayudándote a canalizar esta energía, por ello sientes el calor en las joyas, sin embargo…- el profesor aparto las manos de las de la chica y comenzó a recorrer suavemente las cuervas de la joven, asegurándose de apretar donde fuese necesario con tal de disfrutar e imaginarla mejor –Es necesario reunir la energía de todo tu cuerpo o sino el resultado no será el adecuado- Jakob estaba deleitado con lo que pasaba, aquella chica estaba muy bien desarrollada y el hecho de no ser humana resaltaba aún más su cualidades femeninas. –Y una vez reunida la suficiente podremos llevar a cabo el encantamiento- mientras tanto el profesor le recorría y restregaba suavemente pues con el mero rose iba imaginando como podría
Jack DrakengardHechicero
avatar
Mensajes : 38
 

http://lustparadise.gratisforo.net/t92-just-an-ordinary-day-in-t

Volver arriba Ir abajo

Re: ⋆ The sheep and the wolf {Priv. Jack Drakengard}

Mensaje por Éclair Bourgeois el Mar Dic 06, 2016 11:43 pm

Todo aquello era nuevo, lo que estaba sucediendo era algo que jamás había hecho y es que no había tenido la oportunidad de desarrollar su magia, su instinto era el que jugaba el papel de guía a la hora de utilizar sus habilidades sobrenaturales, las cuales había utilizado muy pocas veces a lo largo de su vida.

Por otra parte las cosas comenzaban a tomar un matiz un poco extraño para la sirena, no era solo la forma de referirse a ella la que terminaba por parecerle extraña sino las repentinas sensaciones, el rubor en sus mejillas se hizo intenso y de inmediato abría sus ojos. En un principio no notó nada fuera de lo normal pero tan pronto las cosas pasaban a otro plano las cosas cambiaban, aquel recuerdo de lo que había ocurrido en su pasado se volvía tan claro como el agua en ese preciso momento, todo tenía que ver con la forma en que había sido abordada por esos hombres poderosos en el pasado, a su parecer todo eso comenzaba a tornarse como una maldición, comenzaba a preguntarse si acaso era algo que merecía.

Poco le importó que el encantamiento se viera interrumpido de repente al separarse del profesor, llevándose las manos al pecho daba media vuelta para mirarlo — ¿A qué se refiere con eso? — cuestionó encontrándose cara a cara con él mientras sus miradas se cruzaban — Perdone pero no me siento cómoda cuando hace ese tipo de cosas… no son apropiadas — a pesar del tenue rubor que adornaba sus mejillas en ese momento, su tono de voz se mostraba un poco severo por más contradictorio que podría parecer — Yo… lo siento en verdad si algo de lo que dije le confundió pero no tengo segundas intenciones — intentó aclarar.

Finalmente comprendía por qué tenía la sensación de que estaba tratando con un lobo y que era el indefenso cordero que este tanto ansiaba, se preguntaba si es lo que ocurría con cada chica que se cruzaba con el profesor. Por el momento solo le restaba una opción civilizada y era intentar aclarar las cosas con él, de otra forma perdería la oportunidad de llevar a cabo los encantamientos y tendría que optar por la vía mala, irse de allí sin más, algo que trataba de evitar por no querer quedar mal con el profesor, tampoco era su intención generar problemas, nunca lo ha sido.
Éclair BourgeoisSirena
avatar
Mensajes : 42
 

http://lustparadise.gratisforo.net/t100-eclair-the-aquamarine-me

Volver arriba Ir abajo

Re: ⋆ The sheep and the wolf {Priv. Jack Drakengard}

Mensaje por Jack Drakengard el Miér Dic 07, 2016 12:54 am

Aquellas de gusto por acariciar a la chica parecieron esfumarse en un momento, pues Eclair pareció molestarse con el sobrepaso de su actitud, la cual era una reacción normal y quizá hasta esperada pues de no haberlo sido quizá hubiese continuado por comenzar a quitarle la ropa. Fue en este punto cuando vio como la chica pareció conseguir una rara valentía que duro pocos instantes, como si hubiera surgido en ella alguna clase de ira reprimida unida a su incomodidad. El profesor entonces se mantuvo en silencio un par de segundos mirando como ella se tranquilizaba para luego tranquilizarse por su súbito comportamiento. Aunque para el esto era normal, se habia sobrepasado quizá un poco, mas no deseaba parar, así que tendría que continuar de alguna otra manera.

-Entiendo tu preocupación Eclair- le dijo bajando la cabeza y golpeando un par de veces el suelo con su zapato –Para mí es muy importante que consigas el mejor talismán posible para que puedas proteger a tus seres queridos- levanto la mirada y con su mano derecha la tomo del mentón elevandolo lentamente colocando su rostro directamente frente suyo. –Para mi eres especial y por ello tengo que ayudarte…- le dijo estando a centímetros de su rostro –Mira hacia el suelo- soltó a la chica y chasqueo sus dedos, al tiempo que un par de círculos mágicos se dibujaban debajo de ambos, estas líneas formaban símbolos arcanos que solo aquellos versados en la magia podrían comprender, sin embargo, eran una mezcla de tantos que su verdadero significado bien podría ser malinterpretado.

-Soy especialista en sellos mágicos y como tal puedo ayudarte a insertar todos estos bellos sentimientos que posees dentro de estas joyas y así multiplicar su efecto como talismán… por ello es necesario que estemos juntos dentro de este círculo- comenzó a explicarle a la chica tratando de ser lo más serio posible, sin demostrar que era una justificación más para continuar a su lado –Aunque entenderé que mis métodos te parezcan poco apropiados, lo hago con la mejor de las intenciones…- le dijo con una voz entrecortada, como si realmente se sintiera mal de aquellas medias verdades que decía, pues era verdad que a él le gustaba ayudar a los alumnos, en especial a las chicas con aquello que necesitaran –Ya falta tan poco… pero entenderé si deseas dejarlo para otra ocasión- Jack le dejaba la elección a la chica, aunque era cierto que solo faltaban quizá un par de palabras, movimientos de manos y listo, amuletos de protección gratis.
Jack DrakengardHechicero
avatar
Mensajes : 38
 

http://lustparadise.gratisforo.net/t92-just-an-ordinary-day-in-t

Volver arriba Ir abajo

Re: ⋆ The sheep and the wolf {Priv. Jack Drakengard}

Mensaje por Éclair Bourgeois el Miér Dic 07, 2016 4:58 pm

A pesar de lo que había ocurrido no tenía malos pensamientos sobre el docente, por el contrario deseaba creer en él antes de pensar algo malo aunque esto podría catalogarla como una ilusa. A pesar de todo lo que acababa de decir y el súbito cambio cuando se separó de este, no parecía tomárselo a mal, en un inicio había pensado que podría sentirse ofendido pero por lo visto se había equivocado.

Por supuesto que continuaba llena de incógnitas que no parecían tener respuestas rápidas, el acercamiento se produjo de nuevo pero tan pronto lo comentó miró al suelo, no reconocía ninguno de los sellos que se habían formado y esto era algo natural considerando que nunca se dedicó al estudio de la magia — No estoy diciendo que sus intenciones sean malas… — volvió a levantar la mirada para encontrarse con la ajena — Solo que este tipo de cosas me ponen de los nervios… además no me siento cómoda si me está tocando demasiado — agregó. Dentro de todo la palabra que utilizó para referirse a ella le resultó un poco extraña, nunca se había considerado “especial” para empezar aunque quizás lo fuera debido a su raza pero tampoco terminaba de comprender qué significado le estaba dando.

Tras todo lo ocurrido se sucedieron las dudas de continuar con el encantamiento para poder hacer lo que había querido desde el principio o simplemente dejarlo así por el momento. Por lo que veía él parecía excusarse pero esto no terminaba de disipar su desconfianza, lo cierto es que deseaba obtener los talismanes y por ello suspiró con pesadez — Mientras sea rápido… como dije, no es que piense que tiene malas intenciones profesor… solo es incómodo que me toquen — se explicó una vez más y en efecto era cierto, normalmente le incomodaba un poco que los chicos se acercaran y aún más cuando le tocaban — No quiero dejarlo para otra ocasión, si no le molesta quisiera terminar de hacer los talismanes siempre que pueda ser algo rápido… — replicó esperando que pudieran terminar con todo eso.

Éclair BourgeoisSirena
avatar
Mensajes : 42
 

http://lustparadise.gratisforo.net/t100-eclair-the-aquamarine-me

Volver arriba Ir abajo

Re: ⋆ The sheep and the wolf {Priv. Jack Drakengard}

Mensaje por Jack Drakengard el Sáb Dic 10, 2016 3:10 am

El profesor agradeció con una sonrisa la respuesta de la chica, por lo que a pesar de haber disfrutado de aprovecharse un poco de la situación, quizá tendría que aflojar sus fauces del cuello de la oveja para devorarla en otra ocasión, en algún otro momento volvería a intentarlo y tal vez ella no correría con la misma suerte, de igual modo el proceso ya no estaba demasiado lejos de cumplirse y alargarlo demasiado podría llegar a causar efectos no deseados o simplemente perder la energía acumulada al comenzar a disiparse en el ambiente.

-Muy bien Eclair… junta tus manos y colócalas sobre las mías- Jack abrió las palmas de sus manos y las puso boca arriba, esta vez sin forzarla, pues ahora que conocía la incomodidad que ella tenía, quizá debería cambiar su estrategia, si bien ya habia logrado acercarse demasiado para ser la primera vez que la conocía, sabía que bien no podría ser la última, así que preferiría dejar al menos el final del ritual de forma correcta con el fin de evitar equivocaciones.  

-Repite después de mi…- al instante aquellos símbolos arcanos que se desdibujaban con ayuda de su poder mágico comenzaron a elevarse y formar un par de semicírculos alrededor de ambos, si bien podía llegar a ser algo sorprendente para alguien que lo viese por primera vez, para el era cosa de todos los días, ya que la forma en la que invocaba sus encantamientos solía tener este tipo de despliegues llamativos. –Enchantae, anímate en protectare et malyficarum- el profesor comenzó a recitar al tiempo que enfocaba su atención hacia la energía de la chica, era suficiente para incrementar los efectos básicos del encantamiento de protección contra la maldad, por lo que bien podría saltarse los requerimientos básicos de canalización e introducir su propia magia unida a la voluntad de la chica dentro de aquellas dos rocas. Un hechizo que, gracias a su capacidad con la magia blanca, protegería contra males y energía oscura, maldiciones de criaturas de la noche y demonios de oscuridad, crearía una barrera protectora que ayudaría a repelerlos, aunque si bien no era por completo impenetrable, al poder ser perforada por seres de gran poder, si le ayudaría en contra de cualquier mal común que pudiera aparecer, y bien de esos abundan en este mundo. Al tiempo de recitar las palabras aquellas runas y símbolos comenzaron a comprimir aquellos círculos junto a la luz que desprendían las joyas, para terminar por producir un último resplandor antes de desaparecer en el interior de los ahora talismanes mágicos.
Jack DrakengardHechicero
avatar
Mensajes : 38
 

http://lustparadise.gratisforo.net/t92-just-an-ordinary-day-in-t

Volver arriba Ir abajo

Re: ⋆ The sheep and the wolf {Priv. Jack Drakengard}

Mensaje por Éclair Bourgeois el Dom Dic 11, 2016 2:03 pm

Finalmente notaba que el profesor se encontraba agradecido por lo ocurrido y al mismo tiempo se encontraba aliviada de que este no se tomara a mal su forma de actuar o dirigirse a él, lo último que planeaba era buscarse problemas con un docente o peor aún que este tuviera una idea equivocada de su persona.

Ahora que ya las cosas se encontraban mejor entre ambos seguía la indicación dada y colocaba sus manos sobre las ajenas, asintió y pronunció justo después de él las mismas palabras para proseguir con el encantamiento — Enchantae, anímate en protectare et malyficarum — pronunció como un canto, tal y como se había indicado que se pronunciaban los encantamiento, o al menos eso era lo poco que recordaba de las clases que había recibido como extracurriculares.
Pronto las runas y símbolos mágicos que habían sido formados comenzaban a comprimirse y las joyas resplandecían, al final el resplandor era tal que terminaba por cerrar sus ojos con fuerza al sentir que la luz le cegaría.

No sabría decir cuánto tiempo pasó con los ojos cerrados pero para cuando los abrió poco a poco se encontró con los talismanes, las piedras que formaban ambos colgantes tenían un cierto brillo diferente al reflejarse la luz en ello, asumió que esto se debía al encantamiento que ahora contenían. Sea como sea la sirena reía entusiasmada con aquellos talismanes en sus manos, finalmente entre la emoción abrazó al profesor — Muchas, muchas gracias — canturreó entusiasmada con todo ello, sin embargo al percatarse se retiró rápidamente, un tenue rubor adornaba sus mejillas y una risita nerviosa escapaba de sus labios — Perdone, ha sido la emoción… estoy en deuda con usted ahora pero ha sido muy genial, realiza esos encantamientos como si fueran cualquier cosa y es asombroso — se excusó y al mismo tiempo halagó al profesor.

Por supuesto que por su cabeza ahora pasaban unas cuantas preguntas de acuerdo al encantamiento que llevaban los ahora talismanes que tenía en sus manos — Um… si los usan como si fueran simples objetos estos deberían protegerlos, ¿no? — cuestionó, era su primera vez tratando con ese tipo de magia como para saber exactamente ahora como funcionarían.
Éclair BourgeoisSirena
avatar
Mensajes : 42
 

http://lustparadise.gratisforo.net/t100-eclair-the-aquamarine-me

Volver arriba Ir abajo

Re: ⋆ The sheep and the wolf {Priv. Jack Drakengard}

Mensaje por Jack Drakengard el Lun Dic 12, 2016 1:13 am

El pequeño e improvisado ritual mágico habia concluido y con ello los talismanes ahora poseían la calidad mágica necesaria para repeler la maldad. Si bien este tipo de objetos y encantamientos no son demasiado costosos, joyas como estas bien podrían valer en el mercado unos varios miles con facilidad, aun así, el profesor acostumbraba mostrar en algún momento de su periodo escolar como realizar este tipo de encantamientos y si los alumnos eran lo suficientemente hábiles, podrían conseguir los suyos propios durante aquella clase. Jack suspiro un momento al terminar con el encantamiento, no le era cansado en absoluto, bien trataba de tranquilizar sus ánimos y recordar que no debía de presionar más allá de lo que le permitiesen sus alumnas. Aunque el repentino gesto de alegría tomo desprevenido al profesor quien no esperaba algo similar, sobresaltándose un poco al notar la reacción de la chica y lo preciosa que se le figuro en aquel momento.

-No hay demasiado que agradecer, es tu energía después de todo, yo tan solo la introduje dentro de los talismanes… y quizá incluí alguna que otra cosa- le respondió sintiéndose halagado, le encantaba recibir elogios por parte de sus alumnos cada vez que miraban los resultados de sus encantamientos, aunque para él era cosa de todos los días, por lo que siempre ayudaba un poco más brindándoles uno que otro efecto extra sin decirles. –Por algo soy profesor de encantamientos, es mi trabajo conocer y enseñarles a realizar cosas asombrosas como esta- se hizo un alabo más a sí mismo, aunque era normal que los maestros en la institución conocieran bien de sus temas, en cuestión de encantamientos, habia una gran variedad de formas de enseñarlos y por ende los profesores eran bastante distintos entre ellos.

-Por supuesto, pueden llevarlos encima en cualquier forma e incluso guardarlos dentro de su bolsa, sin embargo, lo más recomendable seria traerlos siempre consigo en forma de accesorio…- Jack respondió a la cuestión como si hubiese sido una pregunta hecha por una alumna de su clase –Ya sabes… collares, aretes, anillos, listones, brazaletes, etc. Hay una larga variedad de la cual escoger, siempre que los lleven encima obtendrán el efecto de protección, espero les sirvan mucho a quienes se los obsequiaras- sonrió al terminar de decir sus palabras, si bien le habia sido divertido juguetear y aprovecharse un poco de la inocencia de la chica, al final le correspondió con talismanes de primera calidad.
Jack DrakengardHechicero
avatar
Mensajes : 38
 

http://lustparadise.gratisforo.net/t92-just-an-ordinary-day-in-t

Volver arriba Ir abajo

Re: ⋆ The sheep and the wolf {Priv. Jack Drakengard}

Mensaje por Éclair Bourgeois el Miér Dic 14, 2016 9:01 pm

Por más que intentara restar un poco de importancia a ese tipo de cosas continuaba considerando que el profesor Drakengard había terminado por demostrar que era un hechicero asombroso, al menos a sus ojos lo sería y no dejaría de admirar sus habilidades. Una pequeña risita escapó de los labios de la joven — Aunque sea tan modesto seguiré diciendo que sus habilidades son asombrosas, ni en un millón de años podría tener ese tipo de habilidades — mencionó. Realmente no buscaba la forma de halagarlo y ganar puntos con él, se notaba en cada una de sus palabras que decía todo lo que pensaba, después de todo era tan transparente como el agua.

La sirena prestaba su completa atención al profesor a medida que este le explicaba lo que debían hacer para que el amuleto funcionara, quería poder explicarle todo con detalles a sus dos hermanos, de momento pensaba que solo era necesario para esos dos por sus distintas dificultades, al final consideraba que ambos tenían mucho que podría afectarles y que quizás con eso podría comenzar a sentirse un poco más relajada.

Um… ahora podré explicárselo a los chicos — asintió entusiasmada — De seguro servirán, no sé qué tanto les pueda ayudar pero al menos yo me sentiré un poco más tranquila… ya sabe… uno nunca quiere que algo malo le ocurra a sus seres queridos pero es imposible predecir lo que puede pasar — sonrió ampliamente, evitaba pensar que podrían pasar cosas malas a esas personas que tanto quería hasta el punto de convertirse en su segunda familia.

Ah… ¿me permitiría invitarle a tomar algo?, sé que no es pago suficiente por lo que ha hecho por mí pero… al menos es un comienzo — le dedicaba una sonrisa a la vez que sus mejillas se veían adornadas con un tenue tono rosa — Además… no sé si estaré siendo egoísta pero también me gustaría hacerle un par de preguntas... como hechicero experimentado debe saber muchas cosas que yo no y la verdad necesitaba un poco de ayuda con otros asuntos… — era notable el toque de timidez en ella al confesar tener segundas intenciones para invitarle algo, no es que le agradara del todo tener que aprovechar de los conocimientos de alguien pero era algo que ya no deseaba seguir retrasando.
Éclair BourgeoisSirena
avatar
Mensajes : 42
 

http://lustparadise.gratisforo.net/t100-eclair-the-aquamarine-me

Volver arriba Ir abajo

Re: ⋆ The sheep and the wolf {Priv. Jack Drakengard}

Mensaje por Jack Drakengard el Vie Dic 16, 2016 3:10 am

Hasta entonces el profesor no habia notado lo simple que todo habia sido, pues si bien creía que la chica era demasiado inocente, a su vez parecía ser siempre sincera en sus palabras, como si en verdad le costase llegar a mentir como si desconociera que es eso. Si bien pues la diferencia en habilidad de ambos era imposible de comparar, ya que él era un experto y ella ni siquiera tenía sus posibles poderes mágicos desarrollados por completo, las palabras de agradecimiento y halago le quedaban bien al maestro, haciendo que se sintiese feliz de haber demostrado una vez más algo nuevo a un alumno. Nunca está de más protegerse contra cualquier tipo de mal en este mundo, así que esperaba que algo así le serviría bien.

-¿Invitarme a mí? En verdad…- las palabras de la chica le parecieron sorprendentes, juzgando por lo que él le acababa de hacer pasar por mera diversión, imaginaba más un reporte que una invitación. Jack ladeo un poco su cabeza y observo la actitud sincera y en extremo inocente de Eclair que rozaba puntos que solo la fantasía podría imaginar –Si bien deseas pagar esta clase extra invitándome algo estaré encantado de aceptar- el sonrió e imagino que bien habia conseguido algo más a final de cuentas, una salida con una bella alumna y algún trago para calentar su espíritu. No le sería extraño salir por algo así, además de que de ese modo podría continuar conociendo a la hermosa chica.

-Puedo responder lo que quieras, para eso estoy aquí- respondió con orgullo sabiéndose bueno en lo que hacía, experimentar y crecer como hechicero era algo de lo que bien tenía bastante experiencia, además de imaginar siempre que debe haber cosas nuevas que aprender y con las cuales poder entretenerse. –Tengo toda la vida en esto de la hechicería, pocas cosas son las que desconozco así que tratare de ayudarte con lo que quieres saber- se imaginaba como todo un erudito en la materia, pues bien, habia pocos en el instituto que pudieran igualarle en experiencia en sus especialidades más allá de simple poder en bruto, todo buen hechicero sabe que lo más importante es el conocimiento y el que hacer con él.
Jack DrakengardHechicero
avatar
Mensajes : 38
 

http://lustparadise.gratisforo.net/t92-just-an-ordinary-day-in-t

Volver arriba Ir abajo

Re: ⋆ The sheep and the wolf {Priv. Jack Drakengard}

Mensaje por Éclair Bourgeois el Sáb Dic 24, 2016 12:40 am

Por más absurdo que pudiera parecer en efecto se le había ocurrido la brillante idea de invitar al profesor a tomar algo, en muchas ocasiones las personas dudaban del intelecto de la sirena debido a esas cualidades que demostraba tener pero esto no era más que una gran muestra de su capacidad para confiar en el lado bueno de las personas, muy a su pesar esto podía perjudicarla en ocasiones pero si había algo seguro en el mundo era la inocencia que poseía aquella joven chica de cabellera azul. Además de esto la joven sonreía más que complacida al ver que su invitación era tomada de buena manera y el aparentemente joven profesor accedía pasar a tomar algo con ella. Sumado a todo esto también recibía una respuesta afirmativa, realmente no pretendía insistir demasiado con el tema pues podría ser pesado para el docente tener que explicar muchísimas cosas a la joven sirena que por más ridículo que parezca no sabía prácticamente nada de su propia raza, al final terminó teniendo la sensación de que todo marchaba de maravilla.

Gracias! — respondió en exceso de animada, por más extraño que pareciera se sentía emocionada aunque lo natural sería que la otra parte diera las gracias ante una invitación — Sé que puede ser una tontería pero en verdad me agradaría poder pagarle de alguna forma por los amuletos, así sea invitándole a tomar algo, me alegra que acceda — su sonrisa demostraba lo sincera que era y lo genuinamente emocionada que se encontraba en ese momento — Um… no sé a dónde prefiera ir… en realidad como es una compensación puede elegir lo que prefiera — con eso daba vía libre al profesor para que eligiera el sitio que más le agradara, al final no tenía problemas con invertir algo de dinero en eso, al final nunca gastaba demasiado ni siquiera en ella misma.

Um… la verdad es que viendo lo mucho que sabe y que es un hechicero tan renombrado… verá el asunto es… — desvió un tanto la mirada con un deje de nerviosismo haciendo una breve pausa — Como bien sabe muchos de los que estudiamos aquí no somos humanos, en mi caso soy una sirena — sonrió ligeramente un tanto orgullosa de lo que era — Pero… la verdad no se demasiado sobre mi raza, de hecho creo que no conozco lo esencial pues… digamos que no he podido estar en contacto con otros como yo por mucho tiempo como para aprender, tampoco conozco mis capacidades o limitaciones más allá de lo evidente, entonces… bueno necesito un poco de ayuda en eso — finalizó aquella breve explicación de su problema dejando escapar una pequeña risita que denotaba nerviosismo aunque no era más que la manifestación de ese sentimiento que le invadía, el sentirse completamente estúpida por desconocer ese tipo de cosas...

Éclair BourgeoisSirena
avatar
Mensajes : 42
 

http://lustparadise.gratisforo.net/t100-eclair-the-aquamarine-me

Volver arriba Ir abajo

Re: ⋆ The sheep and the wolf {Priv. Jack Drakengard}

Mensaje por Jack Drakengard el Mar Dic 27, 2016 11:56 pm

El profesor admiraba nuevamente la sinceridad en las palabras de la chica, si bien en este mundo aquellos que suelen pecar de confiados suelen terminar mal, existen unos pocos, cuya pureza es tal, que son capaces de afrontar desafíos peligrosos y situaciones difíciles y aun así salir triunfantes de cierto modo, Eclair parecía ser de este tipo. Un tipo de chica bastante peculiar e interesante, no se le ve todos los días, en especial por la forma de actuar y su propia valía, cosas que hicieron que Jack se interesara un poco más en ella y posiblemente en que le llevo hasta el sitio donde se encuentra hoy, posiblemente una larga historia llena de drama y desgracia… o quizá no, de igual modo al profesor le comenzaba a llamar la atención el conocerla mejor, así que podría utilizar dicha oportunidad para hacerlo.

-Bueno…- Jakob entonces imagino invitándole a un lujoso bar de algún hotel en la ciudad donde luego de unas copas y risas, podría “aprovechar” el lugar y hacer otras actividades –Podrías invitarme a alguna cafetería- corrigió entonces su pensamiento, terminando con aquella bebida que solía agradarle en días normales, no quería entonces presionar a la chica más de lo que ya habia hecho hasta entonces, pues si bien no sería raro que un par de personas entraran a un hotel, si lo seria si alguien descubriera que son profesor y alumna… lo que le causaría problemas nuevamente. Con la simple memoria de su pasado, el profesor optó entonces por evitar por ahora el camino fácil y tratar con algo normal.

-Una sirena…- Jack entonces miro a la chica y comprendió de inmediato –Eso explica porque eres tan bella y atractiva, además de que el tono de tu voz es encantador, casi hipnotizaste- se refirió a ella y entonces pudo darse cuenta que posiblemente su mera presencia y las palabras que intercambiaron, podrían explicar porque se sintió tan excitado con solo tenerle cerca, pues era bien conocido que la voz de las sirenas es capaz de encantar hasta los hombres más fieles. –Es curioso que desconozcas tus orígenes, si bien las sirenas provienen normalmente de regiones cercanas al mar, también existen variaciones que habitan lagos profundos o ríos extensos- el profesor entonces comenzó a relatarle algunos hechos a Eclair. –Al ser una raza acuática normalmente poseerías la afinidad natural con el agua y obviamente una debilidad ante las corrientes eléctricas o fuego que supere tu capacidad, además de ser afín a la magia, lo cual te permitiría desarrollarte en este ámbito fácilmente-  El profesor entonces junto ambas manos de forma horizontal y concentro su energía mágica.

-Tienes un gran potencial innato con este elemento- dijo separando las manos lentamente, revelando una pequeña cortina de agua que se parecía juntarse de pequeñas gotas que se condensaban en el momento, siendo una de las enseñanzas básicas en la hechicería lograr reunir un elemento en específico, Jack demostraba como podía reunir la humedad en el ambiente y generar algo tan simple. –Puedo ayudarte a desarrollar tus capacidades mágicas y posiblemente enseñarte otras cosas- imagino entonces mostrarle el uso común de algunos hechizos, la canalización básica, etc. Pero lo importante era… -Más seria interesante conocer de dónde has llegado y porque no sabes controlar tus habilidades- Dijo lo que más le llamaba la atención de ella, normalmente aquellos que son formados en sus tierras natales, con sus propias familias o conocidos, suelen ser autosuficientes por desarrollo propio, pero Eclair parecía ser alguien distinta y sería interesante el saber porque…

Jack DrakengardHechicero
avatar
Mensajes : 38
 

http://lustparadise.gratisforo.net/t92-just-an-ordinary-day-in-t

Volver arriba Ir abajo

Re: ⋆ The sheep and the wolf {Priv. Jack Drakengard}

Mensaje por Éclair Bourgeois el Vie Ene 13, 2017 2:24 pm

Lo más evidente –habiendo visto el comportamiento de la sirena- era que esta no tenía la más mínima experiencia en salidas ajenas a las familiares o casuales, en especial cuando se trataba de hombres, era debido a esto que terminaba dejando que fuera el mayor quien tomara un poco las riendas del asunto y eligiera lo que quisiera, estaría más que satisfecha con poder cumplir con su palabra de invitarle algo como pago por la ayuda prestada.

Al final cumplir con su palabra iba a ser más fácil y agradable de lo esperado — Perfecto, una cafetería será… espero que no esté cansado de visitar las cafeterías de la institución, creo que ir a algún otro sitio es más complicado — replicó esbozando una sonrisa sincera. Por otra parte la forma en que se refería a las de su raza le resultó un tanto curiosa, ciertamente se había dedicado a leer una que otra cosa sobre las sirenas y los tritones, lo que estos eran capaces de hacer y todas las leyendas que habían detrás pero realmente nunca había visto a alguien demostrar tanto interés en ellos o hacer mención de su belleza o atractivo — Um… gracias supongo — un ligero deje de nerviosismo se hacía presente en su voz — Aunque… eso de la voz explica porque mi hermana siempre quiere escucharme hablar, lo encontraba raro — agregó haciendo un poco de memoria y recordando sus viejos tiempos en el orfanato.

Era más que evidente que se encontraba interesada en todo lo que el profesor decía que permanecía en silencio observándole a medida que este hablaba, sin embargo antes de proseguir con su amena charla tenía la idea de que lo mejor era que ambos se dirigieran a la cafetería y de ese modo pudieran hablar más cómodos — Ah, mejor vamos andando a la cafetería… siento que si nos quedamos aquí podría quedarme a escucharlo hablar por mucho tiempo — reía por lo bajo y luego de volver su mirada al docente se adelantaba hacia la puerta del aula, esperándole para andar a su lado.

El por qué no se nada sobre mi raza es una larga historia… en verdad tengo la seguridad de que usted sabe mucho más de eso que yo — suspiró con pesadez — Entiendo un poco mis limitaciones, creo que es natural para todos descubrir lo que nos hace daño y hasta donde podemos llegar pero por ejemplo no tengo buen dominio del agua aunque soy una sirena, tampoco he aprendido a dominar la magia… a diferencia de la mayoría de los chicos que asistieron a la academia aquí, yo solo alcancé a estudiar en instituciones comunes, no había forma de que alguien me enseñara y siendo adoptada mis hermanos no son de mi misma raza, tampoco mi madre adoptiva — explicó esbozando una sonrisa, no le pesaba en absoluto ser adoptada — Obviamente mis padres biológicos y mis hermanos de sangre son como yo pero… no tengo mucho contacto con ellos por distintas razones, creo que ellos podrían enseñarme muchísimas cosas pero no puedo volver con ellos — a pesar de haber pasado mucho tiempo desde que se vio realmente amenazada por esos hombres, lo cierto es que sabía que seguían allí como una amenaza invisible — Ah pero espero que no le aburran mis historias, debe tener mucha experiencia y haber visto todo tipo de cosas, las mías son un poco tontas posiblemente… — dejando escapar una risita restaba un poco de importancia a las cosas que había pasado para que el ambiente entre ambos no se tornara tan pesado, lo menos que quería era terminar cargando al profesor con sus problemas existenciales.
Éclair BourgeoisSirena
avatar
Mensajes : 42
 

http://lustparadise.gratisforo.net/t100-eclair-the-aquamarine-me

Volver arriba Ir abajo

Re: ⋆ The sheep and the wolf {Priv. Jack Drakengard}

Mensaje por Jack Drakengard el Mar Ene 17, 2017 2:04 am

A Jack le fue agradable conversar con la chica, ahora que habia decidido ir a tomar un café con ella, bien podía imaginar distintos sitios donde podrían conversar juntos. La idea le pareció atractiva pues bien podrían conocerse mejor el uno y otro, además de compartir cierto tiempo en el que ella podría conseguir algo de valor y el simplemente pasar una tarde amena con una bella chica. Era importante que el continuara explicándole sobre sus conocimientos de aquellas razas y la magia que debían poseer, pero como ella bien explico, ambos podrían seguir con las palabras ya en aquel lugar más cómodos y durante el camino podrían seguir conversando de algo más casual.

-Muy bien Eclair yo te sigo, espero tengas pensado algún sitio que pueda no haber visitado, pero igual algún sitio en la ciudad sería interesante- el profesor bromeo un poco, le era agradable pasearse por los distintos establecimientos de la institución, pero no por ello habia probado todos y cada uno de ellos. En realidad, podía considerar que aun habia muchas cosas por descubrir y lugares que visitar, en su propia experiencia conocía que todos los días se podían encontrar cosas nuevas e interesantes que vivir.

-Es interesante que desconozcas de tu propio pasado…- comenzó a decir mientras seguía a Eclair hacia la puerta, el profesor se sintió intrigado por su respuesta, acaso era posible que Eclair no supiese de su propio origen –Aunque creo que por tu historial es comprensible que desconozcas detalles sobre ti misma y las habilidades innatas que posees, pero te aseguro que posees el talento suficiente para desarrollar tu potencial al máximo si lo deseas- Jack se vio animado en sus palabras, a pesar de ahora comprender quizá un poco del porque la chica parecía ser alguien demasiado confiada, bien podría también tratarse de alguna clase de mecanismo desarrollado por su personalidad, al haber sido una chica normal pero diferente, con un origen y habilidades poco comunes para los demás mortales.

-Entiendo un poco ahora porque no has logrado desarrollar tu magia, pero descuida, al ser una sirena tienes ventaja sobre otros… si supieras cuanto tardan algunos estudiantes en demostrar sus dotes mágicos sabrías a lo que me refiero- hizo un poco de referencia a su propia experiencia en otras escuelas, pues en ocasiones tuvo que enseñar a otros el arte de la magia y no todos poseían las mismas cualidades, lo que hacia las cosas lentas, muy lentas.

-Comprendo si se trata de algo personal, pero en ocasiones no es tan bueno alejarse de los padres demasiado tiempo o puedes terminar odiándolos- dijo esto sarcásticamente, sabiendo su propio pasado y lo que alguna vez vivió, podría decirse que expresaba un poco de culpa. –Descuida, escucharte es agradable y me agrada conocer la vida de otros, la mía fue aburrida por demasiado tiempo- decía al tiempo que abandonaban el salón –Y bien, ¿a dónde nos dirigimos ahora?- pregunto a la chica, quien le habia invitado, esperaba que el sitio al que le llevase fuese bueno, aunque con solo platicar con ella le seria entretenido donde fuese.
Jack DrakengardHechicero
avatar
Mensajes : 38
 

http://lustparadise.gratisforo.net/t92-just-an-ordinary-day-in-t

Volver arriba Ir abajo

Re: ⋆ The sheep and the wolf {Priv. Jack Drakengard}

Mensaje por Éclair Bourgeois el Sáb Ene 21, 2017 9:05 pm

¿Eh?... ah… pues lástima que la ciudad esté un poco lejos — respondió con una sonrisa de lo más encantadora. En general la sirena parecía sentirse mucho más cómoda con él a medida que interactuaban, en un inicio se encontraba más que intimidada teniendo que hablar con el profesor y en cierto momento sintió un tanto de incomodidad pero en ese preciso instante todas esas cuestiones quedaban a un lado, se podría decir que comenzaba a tomarle un poco de confianza de a poco.

Jamás se le ocurrió pensar que su situación o su vida en general podrían resultar interesantes, consideraba que a pesar de todas las cosas por las que había tenido que pasar al final todos podían ser interesantes de un modo u otro pero esto raras veces lo encontraba en sí misma, no por modestia sino por considerarse un ser con una historia un tanto regular, a su modo de ver muchos habían pasado por lo mismo o incluso habían sufrido mucho más de lo que ella podría imaginar.

Um… en realidad nunca pensé que mi pasado tendría algo de interesante pero si soy una de las pocas sirenas que no conocen nada sobre su raza… pensándolo bien si suena un poco inusual — ladeaba un tanto el rostro a medida que se desplazaba por los pasillos de la institución — ¿Tardan demasiado?, siempre vi a los estudiantes de magia como personas que podían destacarse en ello… no me imaginé que se les dificultara — agregó. Genuinamente pensaba que sus habilidades para la magia jamás serían tan desarrolladas ni nada por el estilo pero viniendo de un profesor como él las cosas cambiaban un poco, se podría decir que sentía un gran entusiasmo por ello.

Apartándose un poco del tema la sirena sonrió y miró al profesor — Hay una cafetería no muy lejos, por lo general veo allí a estudiantes de la universidad como yo… es un buen sitio espero que le guste, a esta hora no deben tener mucha gente en el sitio — explicó mientras le enseñaba el camino — La verdad… no estoy lejos de mis padres porque así lo quiera, digamos que estoy obligada a alejarme de ellos por mi bien y por el suyo… no creo que pueda odiarlos, son muy buenas personas — sin percatarse la nostalgia le azotó de golpe pero no dejó que esto le deprimiera y pronto se volvía a dibujar una sonrisa en su rostro, quizás solo tratando de ocultar sus verdaderos sentimientos pero esta volvía a adornar su rostro como de costumbre — Pero quisiera saber un poco más de usted, de seguro que no tuvo una vida aburrida… dudo que con esas habilidades se aburriera demasiado — comentó cambiando un poco el tema.

Pronto la sirena se detuvo frente al pequeño local — Ah, es aquí — en medio de su entusiasmo tomó al profesor del brazo para pasar a la cafetería, varias chicas se encargaban de atender a los que entraban y una de ellas se acercó para llevarlos a una mesa — Merci mademoiselle — agradeció con un marcado acento francés, tomó asiento agradeciendo que les habían dado una mesa cerca de la ventana, la chica dejó el menú sobre la mesa y se dispuso a darle un vistazo — Um… todo luce tan bien… — murmuró un tanto indecisa — ¿Tiene una bebida o postre que prefiera?, la verdad raras veces se lo que quiero pedir — confesó riendo por lo bajo.
Éclair BourgeoisSirena
avatar
Mensajes : 42
 

http://lustparadise.gratisforo.net/t100-eclair-the-aquamarine-me

Volver arriba Ir abajo

Re: ⋆ The sheep and the wolf {Priv. Jack Drakengard}

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.