— WELCOME!
Bienvenido Invitado al instituto Paradise. Un lugar donde se promueve la convivencia entre distintas razas, donde los conflictos del mundo actual salen a relucir pero por sobre todo los placeres se vuelven inigualables. ¿Te atreves a descubrirlos?.
Para contactar de forma directa a la administración del foro y de manera privada pueden solicitar amistad a la siguiente cuenta exclusiva del foro:
— Club Leaders
Cheerleader - None
Astronomy - None
Basket - None
Cuisine - None
Equestrianism - None
Photography - None
Herbology - None
Music - Abigail
Swimming - Laila
Soccer - None
Theater - None
Tennis - None
— Teacher's Council
— Student's Council
NAME
NAME
NAME
NAME
NAME
NAME
— CENSO
El censo automático contará un número demás por lo que para saber el número real de integrantes deberán restarle 1.
— GOSSIP KING NEWS
Gossip
Para: All
Hola Hola alumnos, profesores, trabajadores; Queridos Donovan y Eva... ¿Sabéis quién ha vuelto? Si exacto, vuestra peor pesadilla. Pasaba por aquí a enviar mi peculiar presentación, no he podido evitar emocionarme con la llegada de carne fresca. Muchas caras nuevas y con ello una ingente cantidad de sabrosos chismes que contar, lo siento, aquí en Paradise ya no existen los secretos. Nos estaremos viendo por aquí mis queridas víctimas. ¡¡Ah!! Se me olvidaba, Feliz Navidad.
-- Nightmare --
— HIVA OA'S WEATHER & INFO
El invierno se hace presente y el fin del año es inminente, la isla se encuentra teñida de un hermoso blanco, el lago más cercano se encuentra totalmente congelado en la superficie. Durante las noches es necesario ser precavido pues repentinamente cae la nieve y se suceden ventiscas. Por el día la temperatura alcanza unos 18° mientras que por las noches desciende por debajo del punto de congelación.
— Staff
Webmaster ─ Eva Paradise
Administrador ─ Donovan Lynch
— En línea
Últimos temas
» Blue Caos (Rol +18) [Afiliación Élite]
Mar Sep 26, 2017 6:06 am por Invitado

» — Libro de firmas
Jue Sep 21, 2017 12:31 pm por Kaihy Netsuke

» Kaihy Netsuke(W.I.P)
Mar Jul 11, 2017 9:36 am por Kaihy Netsuke

» Mythologíes [Afiliación Normal]
Jue Jul 06, 2017 11:28 pm por Invitado

» Southern Skies { Cambio de botón — AF. Élite }
Dom Jul 02, 2017 10:21 pm por Invitado

» Ficha de Jack Spencer
Miér Jun 14, 2017 3:18 pm por Donovan Lynch

» Loving Pets! - Cambio de botón [Élite]
Miér Mayo 31, 2017 3:09 pm por Invitado

» ─ Looking for the wolf
Lun Mayo 29, 2017 4:21 pm por Aedëlyon caius

» Por una buena causa [Priv.Selene]
Jue Mayo 25, 2017 8:36 pm por Takuto Harukaze

» El mundo de Takuto [Búsqueda]
Dom Mayo 21, 2017 9:04 am por Takuto Harukaze

» Hunter x Hunter Zero / Elite
Sáb Mayo 20, 2017 2:20 pm por Donovan Lynch

» Wonderful Dreams | Afiliación Élite [Apertura]
Sáb Mayo 20, 2017 2:11 pm por Donovan Lynch

» Fate/Light of Extinction [Elite — Cambio de botón]
Sáb Mayo 20, 2017 2:06 pm por Donovan Lynch

» SHINJU | Cambio De Botón
Sáb Mayo 20, 2017 2:01 pm por Donovan Lynch

» RatbagPunce —Cambio botón elite.
Sáb Mayo 20, 2017 1:59 pm por Donovan Lynch

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 22 el Vie Dic 02, 2016 9:00 pm.

— The first night... |Priv. Lucius & Avalon|

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

— The first night... |Priv. Lucius & Avalon|

Mensaje por Nicole A. Grimsson el Vie Dic 02, 2016 9:58 am


— The first night...
Sábado, 7:18pm. Residencias del personal con Lucius Steiner y Avalon D.

Aquel día había acordado con Avalon que iría a su casa a estudiar, generalmente se encontraban en su dormitorio de la fraternidad pero en esta ocasión las cosas eran distintas. El asunto sería algo normal y sin problemas de no ser porque existía una persona que conseguía ponerle nerviosa en un instante, esa persona era nada más y nada menos que el padre de su amiga, el profesor Lucius, un sujeto que además de ser temido como profesor resultaba ser tan atractivo que más de una chica desearía tenerlo cerca aunque se sintieran intimidadas. Es por ello que la sirena esperaba no tener que toparse demasiado con ese hombre, le resultaba tan atractivo como intimidante y su objetivo era pasar tiempo con Ava y no huyendo de esa mirada severa.

Se desplazó desde la casa de su fraternidad dejando a cargo a algunas de las chicas mientras estaba ausente, afortunadamente en su caso era sencillo manejar las cosas en la fraternidad cuando la mayoría de las chicas se mostraban amistosas y tranquilas. El camino se le hizo corto hasta la residencia que tenían tanto el profesor como su hija, se trataba de un departamento un poco más grande que esos que asignan al resto de los profesores, quizás se debía a su posición en el consejo de profesores o simplemente era por tratarse de una familia, pequeña pero una familia al fin.

Tras respirar profundamente tomó el valor de tocar al timbre, antes de que alguien abriera aprovechó la oportunidad para arreglarse el vestido, un simple vestido blanco que dejaba al descubierto sus hombros y se adaptaba por completo a su figura. Además llevaba consigo un pequeño bolso con todo lo que podría necesitar, al final había sido Ava la que le había invitado a pasar la noche.

Allí se encontraba la joven sirena aguardando tras tocar el timbre, rogando internamente que quien abriera aquella puerta fuese su gran confidente y no el padre de esta. Desafortunadamente para cuando abrieron la puerta se encontraba aquella mirada penetrante, por un par de segundos le costó volver en sí para poder dar algún saludo como correspondía, se irguió al recobrar un poco la compostura y finalmente dirigirse al profesor — A-ah... buenas noches profesor Steiner... — hizo una breve pausa pues le costaba que su mente no vagara en muchas cosas a la vez y pudiera fijar lo que tenía o debía decir — Um... ¿se encuentra Avalon?, me ha dicho que pasara esta noche... espero no importunar — deseaba que la tierra le tragara para no tener que lidiar con aquel profesor. Desde que le conoció en aquella primera clase lo había considerado su amor platónico, un sujeto con el cual adoraría tener algún tipo de relación pero que sabía perfectamente se encontraba fuera de su alcance, además de ser algo prohibido. Sin embargo allí estaba la sirena mirándole a los ojos fijamente rogando que este no se percatara del interés que tenía en él.






Última edición por Nicole A. Grimsson el Vie Dic 23, 2016 1:38 pm, editado 1 vez
Nicole A. GrimssonSirena
avatar
Mensajes : 13
 

http://lustparadise.gratisforo.net/t51-nicole-a-grimsson

Volver arriba Ir abajo

Re: — The first night... |Priv. Lucius & Avalon|

Mensaje por Lucius Steiner el Jue Dic 08, 2016 8:46 am

RESIDENCIA STEINER – 06:58 Pm

Encerrado en los pensamientos tocaba con delicadeza las teclas del piano, la melodía se desplazaba desde el piano a los oídos como una embriagante melodía, desde muy pequeño tocar el piano era uno de mis hobbies más practicados y uno de los que tenía desarrollados casi hasta la perfección. Cerraba los ojos dejando que fuesen los dedos encargados de crear la relajante melodía que interpretaba, una melodía que tocaba a la desaparecida mujer del pasado, la madre de nuestra hija Avalon; debo reconocer que cuando la tocaba en ciertos momentos llegaba a traer recuerdos vividos con ella, recuerdo felices que aún dudaba si eran reales, fingidos por ella o tal vez distorsiones de mi cabeza por el paso del tiempo.
Tiempo después de estar tocando me llegué a cansar los dedos, tomaría un respiro preparando las cosas para la llegada de Avalon, en esta ocasión quería estudiar en casa con la excusa de que al ser profesor a lo mejor podía ayudarlas a ella o a su amiga en asuntos de estudio; no encontré excusa con la que escudarme y evitar el encuentro de esa chica y yo, era suficiente verla en los pasillos de la universidad con tropiezos casuales y tensos, tanto que en ocasiones por algún motivo que llegaba a desconocer del todo sentía el irrefrenable deseo de abalanzarme sobre ella aunque luego lo pensaba bien, no quería problemas con el consejo estudiantil, el de profesores o en escala mayor con la administración del complejo Paradise. Agitando la cabeza con movimientos delicados dispersé los pensamientos surgidos  a raíz de pensar en Avalon, los asuntos que me atañen no eran esa chica o que hiciera, eran mi hija, mi trabajo y el consejo, punto.
Descalzo con tan solo los calcetines puestos en los pies encaminé el paso a la cocina, debía preparar como me pidió Avalon, un par de aperitivos para la chica y la cena, tan dispareja, para ambas. En primer lugar saqué el plato de aperitivos italianos que lo formaban varias tostadas con quesos diferentes, verduras sobre ellas y en algunos casos chorizo o jamón, esperaba que la albina no protestara por la elección o que la amiga tuviera que hacer ascos a la comida, después de todo yo no tenía el más mínimo indicio de que era lo que a esa fémina podía o no gustarle.
De vuelta al salón deposité los platos en una pequeña mesa decorativa en el centro de esa sala, a los lados estaban grandes sofás y mi sillón, el único que era de exclusividad propia, podía llamarlo mi rincón de lectura y tranquilidad; en ocasiones Avalon trataba de molestarme sentándose encima para romper aquel círculo de paz. El sonido del timbre hizo voltear la vista hacia la entrada, llegaban bastante temprano, creía que se retrasarían con alguna cosa por lo que no tenía todo preparado. Caminando hasta la puerta respiraba profundo, con algo de pesadez y tras girar el pomo la puerta se abrió hacia dentro, cerré un segundo los ojos para asomarme por un lado, abrí los labios pretendiendo decir algo creyendo que era Avalon mas cuando topé de pleno con la figura de aquella pelirrosa fémina las palabras no salieron, cerré tan solo la boca esperando. - Buenas tardes aún señorita Nicole.  - Retirando el cuerpo a un lado le hice vía libre hacia el departamento entrecerrando los ojos con una mirada fija y penetrante en ella. - Avalon aún no ha llegado pero pasa, no tardará en llegar. - Por momentos la sentía rara en mi presencia, la había visto otras veces rodeada de varones atractivos pero jamás tan nerviosa como con mi presencia, tal vez se debía al hecho de mi imponente apariencia.
Tratando de romper la tensión caminé hacia el salón indicándole con el gesticular de la cabeza que me siguiera, trataría de ser considerado por lo menos para no aguantar las reprimendas de la albina fémina. - He preparado algunos aperitivos por si el hambre os ataca. - Tomé asiento en el banco frente al piano cerrando los ojos nuevamente, posando los dedos sobre las firmes teclas comenzaba a tocar una melodía lenta y relajante haciendo tiempo a que mi hija llegara, si fijaba mucho la vista en aquella chica pasaría algo que sería penado severamente después de quejarse la fémina. - La música es relajante ¿No te parece Nicole? – Cesé la melodía volviendo la vista a la fémina pelirrosa, ahora que me fijaba con detalle veía aquel vestido que traía puesto para esa ocasión; no dejaba nada a la imaginación y por ese motivo era mi imaginación la que imaginaba cosas que estarían muy mal vistas y que si hacía, ya podía asegurarme bien de que Avalon no llegase a verlo. - ¿Cuál es el tema que pensáis estudiar hoy? - Esperaba poder contenerme al menos hasta que llegara Avalon por casa.
Fue como si un deseo se tratase, unas llaves tintinear al introducirse en la abertura diseñada para ellas se hizo audible en la sala. - Ahí llega mi hija… - Dicho esto giré sobre el banco esperando la entrada de la fémina albina.
Lucius SteinerVampiro
avatar
Mensajes : 10
 

http://lustparadise.gratisforo.net/t50-teacher-of-hell-lucius-id

Volver arriba Ir abajo

Re: — The first night... |Priv. Lucius & Avalon|

Mensaje por Avalon Dracarys S. el Lun Dic 19, 2016 12:38 pm

UNIVERSIDAD PARADISE

Como costumbre las clases se comían la mayor parte del tiempo del que disponía, de alguna forma los compromisos fuera de las clases siempre se retrasaban por muy rápido que adelantase las dudas o preguntas al profesorado, ya creía que era una forma sutil y molesta de fastidiar al alumno cuando tenía prisas. En esta ocasión incluso se volvió ofensivo, le preguntaba una cosa al profesor y me contestaba con otra que no tenía que ver ni por asomo, si no quería ayudar tampoco entorpeciera el aprendizaje, contradecir lo que él decía sólo causaba mayor confusión; ya no pude aguantar seguir una conversación de besugos, con una despedida fría y respetuosa me tomé la molestia de irme antes de una respuesta que traería repercusiones graves sobre el impoluto expediente con el cual contaba; sin embargo debo decirlo, el profesor es un negado para impartir una clase tan importante como esta, por suerte coincidía en ellas con una chica pelirosa que al igual que yo misma trataba de sacar la carrera por su cuenta con nada más que los apuntes y anotaciones tomadas en los libros prestados por la universidad; al menos un punto a favor teníamos.
Caminando por los largos pasillos de la facultad con el libro bajo el brazo derecho me dirigía a la cita con la sirena en casa de mi padre, bajo la supervisión de un profesor con mejores dotes para la enseñanza a lo mejor resolveríamos las dudas que atascaban nuestro estudio; a todo esto, rememorando la conversación caí en un detalle que pasé por alto anteriormente, a lo mejor porque no le di mayor importancia dado quién o como era mi progenitor. Se trataba de la reacción por parte de la pelirosa cuando le comenté el estudiar en la casa de mi padre, primero sus nervios, sus negativas excusas y finalmente un casi imperceptible sonrojar en las paliduchas mejillas de la chica; si, era un comportamiento muy extraño en ella, la había visto con otros chicos pero nunca de esa forma. Bueno, contando el carácter de Steiner igual tuvo algún encontronazo con él que no quiere repetir por si acaso mancha también su expediente, en algunas cosas pensábamos de forma similar.
Antes siquiera de percatarme estaba caminando por los jardines de la universidad, distraerme en pensamientos ayudaba a hacer ameno el camino largo que tomaba para ir a ver a la figura autoritaria que era el profesor-padre que me tocó. En vista de que aún quedaba un largo trecho que caminar abrí por una página cualquiera el libro que llevaba leyendo las anotaciones pendientes de resolver, procuraba que no por leer me golpease en algún árbol, tropezar con algún bache o persona, por eso algún momento que otro alzaba la vista para ver el camino que tomaba.
Tras otro rato caminando alcancé el terreno dedicado a las casas del personal, cerré el libro y respiré profundo, al fin llegaba a casa, por fin me sentaría, los tacones aunque bonitos me estaban haciendo daño, era la primera vez usaba los tacones que me regaló el progenitor por mi cumpleaños, todavía no estaban adaptados a los pies. Ya escuchaba una melodía de piano cerca, la casa de mi padre estaba a la vuelta de la esquina, se notaba que era su casa, siempre se la pasaba tocando el dichoso piano que trajo consigo.
Del bolsillo delantero que lucía el mini short saqué las llaves emitiendo un tintineo al mecerse entre los dedos pero que raro, la música cesó de golpe, tal vez se había dado de cuenta que llegaba a casa; con las llaves entrando en su ranura giré el pomo abriendo sigilosamente la puerta pero de nada sirvió, el maullar de Bersker delató mi presencia en la entrada.

- Shh Bersker, silencio, yo también te he extrañado…
Susurrando pretendía que por algún casual nadie notase mi presencia ahi. Sigilosa daba pasos de puntillas asomando la cabeza por el arco del salón, que pena, si se habían dado cuenta de mi, Lucius estaba ahí mirando fijamente y Nicole también se encontraba en la sala, lucía nerviosa e incómoda con mi padre, debía actuar rápido.
- Hola padre, ¿Todo bien por aquí?
Comenté dirigiendo la vista a Nicole, con mi progenitor nunca sabías por donde saldrían los tiros así que que mejor que romper el hielo y asegurarme de que todo estaba bien. Visto que no se veían aparentes problemas lancé el libro a Lucius, con los reflejos que él poseía no caería al suelo con facilidad.
- Los tacones me matan, me los quito y empezamos ¿Vale Nicky?
Volviendo a la entrada retiré los tacones, al momento sentí un alivio enorme que se remarcó con el seguido suspiro emitido, una vez estaba libre de presiones corrí de puntillas, detrás corría además el gato y ambos nos dirigimos a la sala donde se quedaron esperando. Nada más entrar hice una reverencia ligera observando a la pelirosa, como de costumbre llegaba tarde a una cita con ella.
- Siento la demora, ¿Por dónde quedamos en el estudio ayer?
Tomando asiento en el suelo, el cómodo y listo gato se echó sobre el regazo adoptando la forma de una bolita durmiendo a gusto entre sonoros ronroneos por corto tiempo, como había tanta gente se levantó caminando por la sala entrando y saliendo como el jefe del lugar, de mientras mantuve la vista primero en él y luego en ella por si acaso esperando respuestas o preguntas; siempre era así.

Hora: 18:30 Pm
Avalon Dracarys S.Vampiro
avatar
Mensajes : 9
 

http://lustparadise.gratisforo.net/t79-avalon-steiner-dracarys

Volver arriba Ir abajo

Re: — The first night... |Priv. Lucius & Avalon|

Mensaje por Nicole A. Grimsson el Vie Dic 23, 2016 1:36 pm


Como era normal nada más ver al profesor abrir la puerta había sido suficiente shock, por momentos no comprendía como es que conseguía ponerle tan pero tan nerviosa, no es como si nunca tratara con hombres… Finalmente la voz del docente le sacaba de su ensueño, a decir verdad había tardado en reaccionar pues era la primera vez que le veía fuera de clases y más considerando que vestía un tanto informal, totalmente distinto a lo que veía a diario — G-gracias… con su permiso… — su voz le sonaba tan ajena y temerosa que internamente habría querido golpearse a sí misma a ver si de ese modo recobraba un poco la compostura. En vista de que el pelinegro le daba vía libre pasaba dentro de la residencia, tal como se lo indicó terminó siguiéndole hasta el salón, de inmediato le llamó la atención el hermoso piano y la decoración, a pesar de sus apariencias en verdad tenía un hogar acogedor — Ah… muchas gracias, no se hubiera molestado en preparar tanto las cosas… con suerte terminaremos rápido — respondió reprimiendo la emoción de saber que no solo se trataba de un profesor demasiado atractivo sino que además tocaba el piano como pocos en el mundo.

Intentando despejar un poco la tensión en el ambiente la pelirosa tomó asiento en el sofá dejando a un lado su bolso, instintivamente buscaba apartar la mirada y no enfrentarla con la ajena pero bastaba que el profesor le mirara para que terminara encontrándose con el rostro contrario — Tiene razón es muy relajante… Avalon no me comentó que tocara el piano — aún manteniendo la mirada fija en el mayor la sirena comenzaba a sentirse ansiosa — Psicoanálisis… nos han pedido redactar un ensayo basándonos en eso pero creo que su hija es mucho mejor estudiante que yo y entiende mejor el asunto — una sonrisa nerviosa se dibujó en su rostro.

Afortunadamente Avalon dejaba en evidencia su llegada cuando las llaves sonaban, esto consiguió que el mayor volviera a acomodarse en su lugar y cesara ese intercambio de miradas, en el fondo agradecía que la chica llegara pues en ocasiones podría jurar que tenía la sensación de ser la presa para el mayor, como si de un momento a otro haría lo que quisiera y temía que esto fuera así, en especial cuando tenía algo que le hacía perder los papeles de inmediato. Tan pronto la voz de la chica se imponía en el salón su mirada fue a parar en ella — Ah vale… no te preocupes todo está bien Ava, acabo de llegar y tu padre charlaba un poco conmigo mientras te esperaba — la presencia de la chica conseguía relajarle en demasía, la prueba de ello era que todo el nerviosismo que había tenido contenido desaparecía al instante, su sonrisa era sincera y dulce, como de costumbre. La pelirosa se levantó de su asiento para acercarse al lado de la chica tomando sus libros y naturalmente su cuaderno de notas — Ya no nos hacía falta tanto pero… ¿recuerdas que teníamos que analizar un caso utilizando el psicoanálisis?... necesitaba saber qué opinabas de esto, tengo unas cuantas dudas… a veces siento que no le entiendo nada al profesor — dejaba escapar un pesado suspiro al colocar los libros sobre la mesa. La mismísima Ava conocía los problemas de la pelirosa con ese tipo de cosas, donde incluso había considerado tirar la toalla ante los constantes reproches del profesor que tantos problemas le está dando — Me pregunto porque solo es tan estricto conmigo… no parece ser así con el resto… ¿será que habré hecho algo mal? — cuestionó ladeando el rostro aunque no esperaba tener una respuesta concreta a ese problema.




Nicole A. GrimssonSirena
avatar
Mensajes : 13
 

http://lustparadise.gratisforo.net/t51-nicole-a-grimsson

Volver arriba Ir abajo

Re: — The first night... |Priv. Lucius & Avalon|

Mensaje por Lucius Steiner el Miér Ene 11, 2017 9:22 pm

La llegada de Avalon rompía toda tensión entre nosotros, ella era como esas tijeras cortando en dos un trozo de papel, con ella no había excusas a la hora de escudarse con cualquier cosa fuera de lugar, suerte que una mentalidad fuerte ayudaba en momentos de debilidad como aquel en que tenía a la fémina pelirosa delante. - Bersker no se olvida de ti, es mi alarma parece. - Deje caer en cuanto vi asomar la cabeza de Avalon y así mismo la del felino. - Si si, puedes estar tranquila. - Terminando la frase un libro salió volando a las manos, el libro en concreto era el de estudio de la albina, tenía por costumbre lanzarme cosas tentando a los reflejos, si esperaba que cayese, falló. - Siempre haces lo mismo, si esperas verme fallar y burlarte te quedan muchos siglos que esperar. - Levantándome de la silla caminé hasta la mesa depositando el libro donde se sentaría Avalon, su sitio de estudio lo marcaba ella y solía ser siempre el mismo desde que ella estaba conmigo en la residencia.
En cuanto la vi entrar por la sala cogí al gato en el brazo negándole el escape. - No Bersker, ellas tienen que estudiar y tu y yo debemos ser silenciosos y no molestar. - Con un dedo moví la nariz felina y como respuesta varios fuertes ronroneos del mismo comenzaron a sonar por la sala. La mirada paseaba por encima de la albina y la pelirosa que se entretenían conversando, era la primera vez que veía a Avalon tan integrada entre otros seres que no fueran iguales a ella, no solía encajar bien aunque si, estaba orgulloso de ver en que clase de persona se había convertido.
Con el felino en brazos dirigí el paso a la cocina, daría de comer a este, ello lo mantendría ocupado y tranquilo; estaba seguro de que cuando su barriga se llenase iría a dormir, era su costumbre. - Veamos, Atún, salmón o carne, ¿Tu que opinas? - En un tono neutro giré el cuerpo hacia él para verlo, sus patas se cerraban y abrían acompañando a esos ronroneos que no cesaban, los ojos también permanecían dilatados, expectante no se movía hasta recibir la confirmación de que la comida era servida para comer. - Que más da cuál te sirva, te lo comerás igual. - Al final en la mano dejé la lata de salmón, retiré la tapa filosa y derramé el contenido en un bol a los pies de la cocina; no se hizo esperar la reacción del minino, saltó directo a por la comida recién servida lo que aproveche para tirar la lata y volver al salón junto a las féminas.
Desde la puerta las observe durante un par de minutos, en especial esa chica que acompañaba a mi hija, siempre tuve curiosidad de saber qué clase de persona podía ser ella para llegar a ser tan amiga de mi hija pero sobre todo, que era lo que ella tenía que yo ansiaba tener sólo para mi; ¿Sangre? No, demasiado sencillo, podía tener sangre suficiente, no podía ser eso; ¿Su forma de ser? No, desde luego eso no era, yo no tenía la intención de cambiar, era feliz así. ¿Seria el deseo de tener de nuevo una mujer? Es absurdo, no puede ser eso, llevo mucho tiempo sólo, tanto que ya la soledad se había vuelto necesaria, ¿O no? Igual no era tan descabellado que los ojos se posasen en aquella fémina. No, no podía ser, eramos profesor y alumna, ese tipo de relaciones estaban prohibidas además, cómo se lo tomaría Avalon, su mejor amiga convertida en su madrastra, menuda absurdez se me pasó por la cabeza.
Seguía ahí, quieto viéndolas con descaro cuando en la pierna el frote de un cuerpo pequeño seguido de unos ronroneos me hizo buscar la fuente de tales sonidos. - Ah, pero si eres tu, ¿Has acabado? - Recogiendo al pequeño en el brazo caminé hasta la silla puesta delante del piano tomando asiento. El silencio de mi parte fue claro, quería oír lo que decían, sobre todo por si podía ayudarlas con algo, que otra cosa podía hacer, ellas y yo no compartíamos mucho en común que diese pie a otra clase de conversación. La espera me aburría así que no podía hacer otra cosa que pasar los dedos por el pequeño cuerpo peludo sobre las piernas usando de mientras la otra mano para tocar con delicadeza las teclas del piano, melodía suave y placentera para mi, quizás relajante para ellas; sin embargo no podía evitar clavar los orbes en la figura femenina que se encontraba con mi hija pero a la vez no quería verla, ¿Sería que estaba obsesionándome con ella? Cuando me di cuenta estaba completamente quieto, las manos dejaron de tocar y acariciar y tan sólo sentía la garganta seca, esa chica me volvía loco pero ¿Por cual motivo?
Lucius SteinerVampiro
avatar
Mensajes : 10
 

http://lustparadise.gratisforo.net/t50-teacher-of-hell-lucius-id

Volver arriba Ir abajo

Re: — The first night... |Priv. Lucius & Avalon|

Mensaje por Avalon Dracarys S. el Dom Ene 22, 2017 1:59 am

Con tomar asiento en la sala empezaban las dudas de Nicole, era guapa e inteligente pero fácil de influenciar por las palabras despectivas de un profesor. Sé que se tomaba enserio la carrera, quizás demasiado enserio a final de cuentas, menos mal que había traído parte de aquel trabajo ya hecho para que sólo leyera y anotara lo que le faltaba al suyo y de esta forma evitar que se viniera abajo. Con la mano derecha de uno de los libros que traía saqué una gran cantidad de folios que juntos completaban un trabajo, con ellos golpee varias veces la cabeza de Nicky, sin fuerza a la par que le hablé.
- Relájate, toma, aquí está el caso que se nos envió psicoanalizar resuelto, léetelo, te aclarará las dudas.
De paso que le cedía los papeles recogí en las manos el cuaderno de anotaciones de ella abriéndolo por las últimas páginas. Leyendo lo escrito por la pelirosa enseguida me di cuenta del lio que traía en la cabeza, no sabía cómo ver el caso que teníamos entre las manos, apostaría que se trataba de un bloqueo debido al profesor, aunque estuviese correcto, él le encontraba una pega.
- Nic.. Te has vuelto a enredar, vas por las ramas, no necesitas estas cosas…
Busqué un bolígrafo señalando con subrayado cada una de las líneas que sobraban del psicoanálisis que hizo, conociendo al profesor diría que estaba completamente mal sin embargo no era así, sólo que empatizaba en ocasiones demasiado con el caso y la distraía de lo que en realidad importaba. Terminado el subrayado se lo enseñé muy de cerca frunciendo el ceño, era cierto lo de aquel profesor pero si ella basaba su carrera en todo lo que ese hombre decía no acabaría nunca.
- Todo esto sobra, empatizas con el caso y terminas por irte por las ramas, ya sabes que la tiene tomada contigo, no le des motivos para comerte, dale motivos para cerrar la boca, rebátele todo, hasta el detalle que parezca menos importante. La gran mayoría de profesores son unos capullos arrogantes subidos de tono por ser profesores y tener la carrera acabada. ¿Verdad que si Lucius?
Pregunté en un tono serio desviando la cabeza hacia la posición de mi pariente esperando verle con claridad, le sentí observarnos durante minutos desde la puerta y ahora ahí sentado frente al piano era como sentir su mirada clavarse en la piel, no disimulaba nada bien su fijación, tal era el punto que la melodía que tocaba se paró sin explicación y sus ojos parecían perdidos.
- Despierta, estoy hablando contigo.
De una palmada en el aire asusté al dormido felino, de tal forma seguramente se daría cuenta de que se quedó en un estado de sumisión completo. Me preguntaba que estaba mirando en Nic o que sucedía en su cabeza, lo que fuera no pintaba bien y fuese como fuese no había gana alguna de tener que frenar a mi padre o discutir con él. Para ver que tan descentrado estaba cogí uno de los libros que tenía conmigo lanzándolo hacia él con suficiente fuerza, de pararlo estaba bien despierto, de no… Se llevaría un buen sermón.
- Oye, te estoy hablando, hazme caso.
Avalon Dracarys S.Vampiro
avatar
Mensajes : 9
 

http://lustparadise.gratisforo.net/t79-avalon-steiner-dracarys

Volver arriba Ir abajo

Re: — The first night... |Priv. Lucius & Avalon|

Mensaje por Nicole A. Grimsson el Dom Ene 22, 2017 10:32 am


Había estado tan nerviosa desde el comienzo que ahora no podía creerse lo relajada que se encontraba, Avalon tenía la capacidad de calmarle en cualquier situación por más extraño que pareciera. Lo cierto es que en las clases la mayoría se mantenía alejado de la albina por distintas razones, no era precisamente la persona más sociable y empática de todas pero esto fue precisamente lo que terminó llamando la atención de la sirena, eran tan opuestas y al mismo tiempo conseguían entenderse a la perfección.

Tan pronto recibía un pequeño golpe en su cabeza con los folios la sirena cerraba los ojos y sonreía, estaba acostumbrada a recibir los regaños de Ava de esa forma — Jaja perdona, me espanto muy fácil con estas cosas — con aquella amplia sonrisa en su rostro la pelirosa tomaba las anotaciones que le cedía, las diferencias entre ambos trabajos eran notables pero no era nada raro, tenía la manía de empatizar demasiado con las personas aunque esto podría tratarse de una consecuencia tomando en consideración su raza, al final Avalon era mucho más directa y tomaba solo lo importante del asunto — Ah… lo siento… es difícil para mí hacer eso que haces tú Ava — se excusó, en especial cuando la joven metía a su padre en la conversación, instintivamente buscó con la mirada al profesor y se encontró con la mirada de este. Podría jurar que le había sentido mirarles desde hacía un rato pero en ese momento su mirada se encontraba fija en ella, era tan directo que no había forma de malinterpretarlo, de inmediato se encogió ligeramente de hombros y un intenso rubor adornaba sus mejillas.

Permaneció en silencio por un buen rato antes de volver a mirar al profesor a los ojos, necesitaba dejar de fijarse tanto en él aunque por alguna razón este también se encontraba observándola más de la cuenta, pensaba que eso solo se debía a que notaba las diferencias entre ambas, no se le ocurriría pensar que un profesor como él podría fijarse en una persona como ella — Um… tu padre debe estar cansado Ava… — murmuró inventándose una excusa para lo que sucedía aunque ni siquiera ella lo entendía.

De cualquier manera la sirena optó por tomas las anotaciones de Avalon y comenzar a corregir su trabajo desde el comienzo, todo esto con tal de desviar toda su atención a lo que hacía y no continuar mirando al profesor, claro que al final terminaba encontrándose con esa mirada de tanto en tanto y comenzaba a dudar si podría continuar soportando todo eso.

Nicole A. GrimssonSirena
avatar
Mensajes : 13
 

http://lustparadise.gratisforo.net/t51-nicole-a-grimsson

Volver arriba Ir abajo

Re: — The first night... |Priv. Lucius & Avalon|

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.