— WELCOME!
Bienvenido Invitado al instituto Paradise. Un lugar donde se promueve la convivencia entre distintas razas, donde los conflictos del mundo actual salen a relucir pero por sobre todo los placeres se vuelven inigualables. ¿Te atreves a descubrirlos?.
Para contactar de forma directa a la administración del foro y de manera privada pueden solicitar amistad a la siguiente cuenta exclusiva del foro:
— Club Leaders
Cheerleader - None
Astronomy - None
Basket - None
Cuisine - None
Equestrianism - None
Photography - None
Herbology - None
Music - Abigail
Swimming - Laila
Soccer - None
Theater - None
Tennis - None
— Teacher's Council
— Student's Council
NAME
NAME
NAME
NAME
NAME
NAME
— CENSO
El censo automático contará un número demás por lo que para saber el número real de integrantes deberán restarle 1.
— GOSSIP KING NEWS
Gossip
Para: All
Hola Hola alumnos, profesores, trabajadores; Queridos Donovan y Eva... ¿Sabéis quién ha vuelto? Si exacto, vuestra peor pesadilla. Pasaba por aquí a enviar mi peculiar presentación, no he podido evitar emocionarme con la llegada de carne fresca. Muchas caras nuevas y con ello una ingente cantidad de sabrosos chismes que contar, lo siento, aquí en Paradise ya no existen los secretos. Nos estaremos viendo por aquí mis queridas víctimas. ¡¡Ah!! Se me olvidaba, Feliz Navidad.
-- Nightmare --
— HIVA OA'S WEATHER & INFO
El invierno se hace presente y el fin del año es inminente, la isla se encuentra teñida de un hermoso blanco, el lago más cercano se encuentra totalmente congelado en la superficie. Durante las noches es necesario ser precavido pues repentinamente cae la nieve y se suceden ventiscas. Por el día la temperatura alcanza unos 18° mientras que por las noches desciende por debajo del punto de congelación.
— Staff
Webmaster ─ Eva Paradise
Administrador ─ Donovan Lynch
— En línea
Últimos temas
» Blue Caos (Rol +18) [Afiliación Élite]
Mar Sep 26, 2017 6:06 am por Invitado

» — Libro de firmas
Jue Sep 21, 2017 12:31 pm por Kaihy Netsuke

» Kaihy Netsuke(W.I.P)
Mar Jul 11, 2017 9:36 am por Kaihy Netsuke

» Mythologíes [Afiliación Normal]
Jue Jul 06, 2017 11:28 pm por Invitado

» Southern Skies { Cambio de botón — AF. Élite }
Dom Jul 02, 2017 10:21 pm por Invitado

» Ficha de Jack Spencer
Miér Jun 14, 2017 3:18 pm por Donovan Lynch

» Loving Pets! - Cambio de botón [Élite]
Miér Mayo 31, 2017 3:09 pm por Invitado

» ─ Looking for the wolf
Lun Mayo 29, 2017 4:21 pm por Aedëlyon caius

» Por una buena causa [Priv.Selene]
Jue Mayo 25, 2017 8:36 pm por Takuto Harukaze

» El mundo de Takuto [Búsqueda]
Dom Mayo 21, 2017 9:04 am por Takuto Harukaze

» Hunter x Hunter Zero / Elite
Sáb Mayo 20, 2017 2:20 pm por Donovan Lynch

» Wonderful Dreams | Afiliación Élite [Apertura]
Sáb Mayo 20, 2017 2:11 pm por Donovan Lynch

» Fate/Light of Extinction [Elite — Cambio de botón]
Sáb Mayo 20, 2017 2:06 pm por Donovan Lynch

» SHINJU | Cambio De Botón
Sáb Mayo 20, 2017 2:01 pm por Donovan Lynch

» RatbagPunce —Cambio botón elite.
Sáb Mayo 20, 2017 1:59 pm por Donovan Lynch

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 22 el Vie Dic 02, 2016 9:00 pm.

— The start! {Private}

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

— The start! {Private}

Mensaje por Selene Delacroix el Dom Dic 04, 2016 9:44 am

— The Start!
Paradise University, Áreas verdes – 3:35pm.


Selene tienes que tratar de comportarte un poco, a veces las cosas se te van de las manos… — la pelirroja se reprendía a sí misma en voz baja. Aquel día había comenzado como cualquier otro, asistir a clases para tomar los apuntes necesarios, descansar en el comedor tras una jornada intensa y finalmente asistir al gimnasio para practicar un poco liberando la carga de estrés que llevaba consigo. A pesar de que ese era un día mucho más tranquilo de lo usual habían cosas con las que mantenía su mente ocupada, entre ellas lo difícil que le resultaba encajar del todo con el resto de las chicas, no había recibido malos tratos ni nada similar pero se sentía falsa teniendo que actuar de la mejor manera cuando realmente no le agradaban muchas de las chicas de sus clases, se podría decir que en ese aspecto era algo “difícil” por así decirlo, tal vez solo le tenía manía a las chicas que tenían más tiempo para pensar en su aspecto físico que en lo que realmente tienen en la cabeza.

Sea como sea la pelirroja terminó con sus ejercicios diarios, tomó una ducha y finalmente salió del gimnasio un tanto temprano, no deseaba tener uno de esos dichosos accidentes por estar pensando tonterías, una desgracia más en su vida era más de lo que podía tolerar. Como resultado de un día un tanto aburrido y no tener tareas pendientes ya no había mucho que hacer, lo cierto es que en momentos como esos le vendría bien un par de amigos, un novio o algo similar, aunque el pensar en la palabra “novio” le daba un escalofrío en el espinazo, después de todo lo vivido tenía muy poca confianza en ese tipo de cosas pero prefería dejar los temas delicados para cuando tuviera deseos de deprimirse sola en su habitación.

Por fortuna el universo le sonreía al ver que el ambiente era perfecto para salir a caminar un rato por las distintas áreas verdes que tenía la universidad, muy pocos estudiantes se dedicaban a pasear por esos lares pues en su mayoría se encontraban ocupados con las clases o se reunían con sus amistades en otros sitios, eso le dejaba en el grupo de gente que se paseaba por los jardines. Se detenía justo en frente de una máquina expendedora y colocaba el billete para presionar el botón de la bebida que deseaba, en este caso fue un refresco de cola el indicado, tan pronto la máquina ejercía su función la pelirroja tomaba la lata para abrirla, hasta allí todas las cosas iban bien…
Todo ocurrió en un abrir y cerrar de ojos, sintió algo subirse por su pierna y por entre las ropas hasta colocarse en sus cabellos, por reflejo dejó caer la bebida al suelo manchándose un poco en el proceso, pero su mayor preocupación no eran las manchas en su ropa sino que no se tratara de uno de esos bichos que tanto detestaba, las arañas. Por fortuna sus manos se encontraron con una cosita pequeña y peluda, tan pronto le cogió y le observó con detenimiento sintió un alivio inexplicable — Ah mon dieu!, que susto me has dado pequeñito… — ladeó un poco el rostro preguntándose a quien pertenecía semejante criaturita tan tierna — ¿Y tú dueño?... apuesto a que te escapaste pequeñito travieso — de sus labios escapó una de esas risitas totalmente sinceras que demostraban su alegría, todo esto mientras acariciaba al pequeñito.



Selene DelacroixNinfa
avatar
Mensajes : 48
 

http://lustparadise.gratisforo.net/t142-selene-delacroix

Volver arriba Ir abajo

Re: — The start! {Private}

Mensaje por Takuto Harukaze el Dom Dic 04, 2016 4:03 pm

¡Las clases se habían acabado al fin! Bueno, en realidad se habían acabado hacía ya varias horas, pero no fue hasta solo unos minutos atrás que el joven íncubo pudo salir de la biblioteca, donde llevaba dos horas ya preparando el informe de dos casos prácticos y una exposición para un trabajo grupal del que empezaba a temer que nadie más diese señales de vida ¡Si sale la marca azul es que habéis leído los malditos mensajes! ¡¿Por qué demonios no respondían?! Tenía la pésima impresión de que se había vuelto a juntar con la gente más dejada de la clase, y es que él podía ser bastante descuidado ¡Pero nunca con un trabajo en grupo! Ahí se jugaban las notas de todos, y empezaba a sospechar que si no quería toparse con una desagradable sorpresa ya le valía empezar a trabajar por cuatro.

Ugh... esto me pasa por no tener amigos en clase —si te juntas siempre con los que quedan sueltos entonces te arriesgas a aquello, o sea... son la gente que nadie quiere por pareja en los trabajos grupales ¡Por algo será!— ¿Oh? —su paso se detuvo al sentir el pequeño bulto inquieto que se removía en su mochila, abriéndola y sacando de esta una pequeña bola hamster, dentro de la cual se encontraba un roedor de grisáceo pelaje, correteando inquieto de un lado a otro— Ya, ya, perdona por tenerte encerrado tanto tiempo... de veras creía que saldría mucho antes.

Abrió la tapa de la bola y dejó que la criaturita saliese a la palma de su mano, donde en seguida empezó a ojear todo a su alrededor y a olfatear el aire fresco de los jardines. De seguro agradecía tener un momento de libertad— ¿Tu también quieres dar un paseo, Sp... ? —pero aquella no era libertad suficiente para él, por lo que se ve, ya que en seguida saltó de su mano al verde cesped y salió corriendo como alma que lleva el diablo— ¡Sputnik! —Takuto se sobresaltó por la repentina huida del hamster, saliendole al encuentro mientras guardaba la bola hamster apresuradamente en la mochila.

Los deportes no eran lo suyo, pero por suerte el hamster tampoco era tan rápido por lo que pudo mantenerlo a la vista... al menos hasta que se le cruzaron los chicos del club de soccer cortandole totalmente el paso— Pe-perdón, paso... dejen paso —como buenamente pudo se abrió paso entre sus miembros, que parecían estar dando vueltas por los jardines, y aunque no fue fácil consiguió llegar al otro lado sin que acabase derribado y pisoteado -realmente una hazaña, en serio-. Lastima que para entonces ya había perdido de vista a la mascota.

¡Sputnik! —la llamó a voz en grito mientras andaba al trote, buscando a su alrededor, intentando ver cualquier cosa que le llamase la atención por el césped, aunque sin demasiado éxito ¡Ahora sí que la había liado! El hamster podía llegar a ser realmente espabilado, pero temía que pudiese pasarle algo, de hecho ¡¿Y si ya le había pasado algo?!— ¡Sputnik! ¡¡SPUTN...!! —gritó como si la vida le fuese en ello mientras recorría los alrededores de la academia, preocupado y algo nervioso, cuando... lo vio— … pequeño bastardo.

Claro ¿Dónde iba a estar si no con una mujer? En ocasiones creía que ese hamster guardaba realmente el espíritu de un viejo verde en su interior porque tenía una estúpida facilidad para terminar en situaciones como aquella. Suspirando apesadumbrado, aunque también aliviado de haberlo encontrado al fin, se acercó a la joven de cabellos rojos que se encontraba al lado de las maquinas expendedoras— Hey, disculpa... ¿Te ha causado alguna molestia? —inquirió al tiempo que se detenía junto a ella, lanzandole una mirada de reproche al animal, que parecía estar disfrutando alegremente de las caricias de la muchacha. Bueno, al menos parecía que estaba de buenas, y es que también era cierto que nunca le había visto morder a una chica por lo que le quedaba el consuelo de que siempre sabía comportarse— Se me escapó en un descuido, emh... gracias por encontrarlo —estuvo por disculparse de nuevo, sin embargo como la muchacha parecía estar de buenas -y de hecho con una linda sonrisa que no le pasó desapercibida- decidió mejor agradecerle mientras le devolvía una leve sonrisa—. Temía haberlo perdido ya, me salvas el día, de veras.
Takuto HarukazeIncubo
avatar
Mensajes : 59
 

http://lustparadise.gratisforo.net/t99-its-me-tak-kun

Volver arriba Ir abajo

Re: — The start! {Private}

Mensaje por Selene Delacroix el Dom Dic 04, 2016 6:59 pm

Aquel pequeñito que yacía en sus manos feliz mientras era mimado tenía toda la pinta de pertenecer a alguien, no había encontrado a ningún hámster que vagara solo por allí, además por lo bien cuidado que se encontraba era evidente que alguien se dedicaba a alimentarlo ya acicalarlo. De cualquier manera la pelirroja se encontraba más que complacida de tener que hacerse cargo del pequeñito mientras encontraba a su dueño, para cualquiera que le conociera no era una noticia novedosa que adoraba a los animales, era algo que demostraba abiertamente sin problemas y que de hecho tenía mucho sentido tomando en cuenta su proceder.

Por fortuna la pelirroja no se veía en la necesidad de ir en busca del dueño pues un chico repentinamente hacia acto de presencia y por sus primeras palabras era obvio que se trataba de su dueño. De inmediato la pelirroja dirigió la mirada al jovencito de cabellera oscura, físicamente le daba la impresión de ser un estudiante de secundaria o algo parecido — ¡Ah!, no para nada — replicó tan pronto volvió la mirada para fijarse en la pequeña criaturita que yacía más que feliz en las palmas de sus manos — Tenía toda la intención de ir a encontrar al dueño de este pequeñito, pensaba que estaba muy bien cuidado para ser salvaje además… sería bien extraño ver a un hámster salvaje — terminó riendo por lo bajo y extendiéndole al pequeño.

Aquella sonrisa en el rostro de la pelirroja cambió cuando escrutaba al chico con curiosidad — ¿Eres estudiante de secundaria? — cuestionó seriamente intrigada con el jovencito frente a ella — Perdona la curiosidad me puede — añadió esbozando nuevamente una sonrisa — Soy Selene, un plaisir chéri — observando al chico le dedicaba un pequeño guiño.

Apartando el hecho de que encontraba al chico sumamente adorable y más teniendo una pequeña mascota como esa, ahora la pelirroja recordaba que tras todo lo ocurrido había tirado su bebida por culpa del pequeño que se había subido por sus ropas, su mirada fue instintivamente en busca de la lata tras asegurarse de que el joven de cabellera oscura tuviera en sus manos al pequeño. De inmediato la localizó y tomó esta para lanzarla en el cubo de basura a un lado — El susto que me dio fue tal que terminé lanzando la lata, pensaba que había sido un bicho o algo así el que se me había subido por la pierna, suerte que no fue una araña — un escalofrío le recorrió el espinazo nada más de pensar en algo así aunque pronto volvió su mirada al chico — ¿Siempre se te escapa? — cuestionó un tanto intrigada, los hámsters eran traviesos por naturaleza así que de seguro este tomaba toda oportunidad posible para escabullirse de las manos de su dueño.
Selene DelacroixNinfa
avatar
Mensajes : 48
 

http://lustparadise.gratisforo.net/t142-selene-delacroix

Volver arriba Ir abajo

Re: — The start! {Private}

Mensaje por Takuto Harukaze el Lun Dic 05, 2016 9:58 am

Había tenido suerte, o quizá fuese solo que el hamster tenía mejor olfato para las mujeres de lo que realmente quería creer, pues había ido a toparse con una persona amable. No es que pensase mal de los estudiantes de la isla, pero sabía que muchos de ellos se habían criado entre lujos y no llevaban demasiado bien el tratar con animales -por no mencionar que los roedores no gozaban de tan buena fama como podían tener perros y gatos-, así que uno de sus miedos era que acabase formando algún alboroto o incidente... pero resultó en todo lo contrario. La joven de cabellos carmesí parecía encantada con el animal que traía entre manos, incluso le estaba brindando sus mimos mientras se divertía con ello, aunque el que mejor lo estaba pasando era sin duda Sputnik.

Maldito suertudo —nunca creyó que fuese posible tenerle envidia a un hamster, y de hecho tan pronto lo notó desechó la idea de lo tonta que sonaba, pero es que en el fondo no le faltaba razón... ¡Hasta el condenado bicho tenía más suerte que él con las mujeres! Estaba ya por tomarlo de vuelta y sacar al animal de su dicha cuando recibió una patada... una metafórica, claro, pero él la sintió como tal, una directa al orgullo— ¿Secundaria? —no era la primera vez que le confundían con alguien más joven, a veces restandole incluso un lustro entero, y sabía que tampoco sería la última. Quizá lo peor de aquello era el hecho de entender perfectamente el porqué de la equivocación, pues era consciente de lo que aparentaba, por lo que ni siquiera podía enojarse realmente con la gente.

Ah, no, estudio psicología en la universidad... estoy en tercer año —puntualizó al final, previniendo futuros malentendidos, mientras se frotaba la nuca un poco avergonzado, e incluso apesadumbrado, de saber que aun entre chicas que debían rondar su edad no dejaban de verle como un muchachito... desde luego, ser bajito cuando eres hombre daba asco—. Me llamo Takuto, un placer —respondió a su saludo rápidamente, queriendo dejar el tema de la edad a un lado -tampoco le gustaba hacer especial incapie en el tema para no hacer sentir mal a los demás-, y también un pelín nervioso por su guiño... era estúpido hasta que punto podía ser inocente con aquellas cosas tan simples.

Recuperó al hamster, que volvió ahora ya más tranquilo a las palmas de sus manos, donde se limito a retozar y dar vueltas mientras olisqueaba el conocido aroma de Takuto, y observó a la chica tomar una lata del suelo y echarla a la basura— A mi tampoco me gustan las arañas, la verdad —pudo simpatizar con la muchacha en lo del susto, solo de pensar en arañas un escalofrío recorría todo su cuerpo dejandole una desagradable sensación de hormigueo, y como eso era justo lo que estaba por hacer decidió lanzarse de lleno al tema que le ofrecía para distraerse—. Solo cuando huele chicas lindas cerca, creo que tiene espíritu de mujeriego —comentó riendo, sin pensar demasiado en sus propias palabras, otra de sus virtudes o defectos -según la ocasión-; su inocencia le permitía en ocasiones decir con naturalidad cosas que rondaban su mente y que de otro modo sería incapaz de plantearse siquiera decir en voz alta.

Permiteme que te invite a un refresco, por las molestias y eso —añadió entonces, acercándose a la maquina expendedora y sin dejar espacio a replica -a fin de cuentas se lo debía, y no iba a aceptar un no por respuesta-. Ahora que estaba más calmado pudo depositar al hamster sobre su propio hombro, donde este se aferró ya acostumbrado, cual loro a su capitán pirata, y con las manos libres sacó un billete de su cartera—. Y ya de paso yo también tomaré una cola —su refresco favorito por excelencia, y prácticamente el único que bebía cuando no estaba tomando agua, sin duda lo agradecía luego de tantas horas de clase y trabajos. Volteó la vista interrogante hacia ella— ¿Qué te apetece?
Takuto HarukazeIncubo
avatar
Mensajes : 59
 

http://lustparadise.gratisforo.net/t99-its-me-tak-kun

Volver arriba Ir abajo

Re: — The start! {Private}

Mensaje por Selene Delacroix el Lun Dic 05, 2016 2:25 pm

Por un momento la pelirroja se sintió un tanto avergonzada al saber que se había equivocado, en efecto las apariencias engañan y es que el chico no pertenecía a la secundaria sino que se trataba de un estudiante universitario al igual que ella, posiblemente su apariencia más juvenil de lo usual se debía a su estatura y los rasgos con los que contaba aunque esto no tenía nada de malo, de hecho lo encontraba en extremo adorable. De igual modo se sintió aliviada al saber que el chico no se molestaba tras aquella pregunta imprudente y más bien parecía pasar un poco del tema, que seguramente en el fondo no le resultaba agradable que lo compararan con un chico de secundaria.

Takuto… es un nombre bastante nuevo para mí, no se me olvidará, no había conocido a un chico japonés hasta ahora — aquella era una de las cosas que tanto le gustaban del instituto, haber elegido esa universidad le daba la oportunidad de conocer cualquier cantidad de personas de distintas parte del mundo y por supuesto de muchísimas razas diferentes, aunque claro está que no tenía idea por su apariencia a que raza podría pertenecer, suponía que al igual que la suya era difícil de distinguir a simple vista.

¡Ah!, no te tenías que molestar en realidad fue una sorpresa agradable que tu pequeña mascota terminara conmigo, supongo que es una suerte que fuera yo y no otra chica, se hubieran alarmado de encontrarse con un hámster, los roedores no son de preferencia para las chicas — replicó esbozando una sonrisa, por supuesto omitiendo que quizás sabía el porqué de que el hámster terminara buscándola a ella y no a otra persona — Cola para mí también, es uno de mis preferidos — agregó aceptando el refresco que le ofrecía, al final no pensaba que fuera gran cosa.


Internamente la pelirroja moría por estrujar al chico viéndolo como una persona tan adorable y amistosa, pocas veces había conocido chicos así como él debido al entorno en el que se encontraba todo el tiempo, por lo general en el mundo de los deportes las personas suelen ser muy competitivas y de allí que no sean precisamente las más amigables del mundo — Entonces… ¿cuál es el nombre del pequeñito aquí? — cuestionó sacando un poco de conversación — Si dices que tiene buen olfato para las chicas lindas quiere decir que te ha tocado seguirlo, ¿no has pensado que quizás te ayuda a buscar chicas? — añadió riendo al pensar en lo extraño que sería tener como compañero de ligue a un hámster — Ah y en verdad perdona que te confundiera con un chico de secundaria, no era mi intención incomodarte pero luces tan adorable que das la impresión de ser mucho menor — confesó finalmente, la sinceridad era lo que siempre iba por delante con la pelirroja.
Selene DelacroixNinfa
avatar
Mensajes : 48
 

http://lustparadise.gratisforo.net/t142-selene-delacroix

Volver arriba Ir abajo

Re: — The start! {Private}

Mensaje por Takuto Harukaze el Lun Dic 05, 2016 5:58 pm

Que Selene no hubiese visto ningún japones hasta entonces no era algo que le extrañase. No sabía cuanto tiempo llevaba ella en la academia, pero en sus tres años solo recordaba haber visto a sus hermanas y a un tipo de pasada... claro que también era cierto que la isla era muy grande y las instalaciones varias, y él no era demasiado dado a salir ni asistir a fiestas, por lo que difícilmente podía decir que conociese demasiado del resto de estudiantes.

Con un sonido metálico las latas aparecieron en el dispensador de la maquina. Takuto pudo notar lo frescas que estaban, algo que hubiese agradecido más en una época del año más calurosa, y no ahora que el invierno se cernía sobre ellos, pero igualmente lo prefería así; una coca cola caliente no valía de nada. Le tendió la primera lata a la dama y luego tomó la suya, abriéndola y dando un largo sorbo que culminó en una exhalación de gusto— Mucho mejor ahora.

Miró las monedas sobrantes en su mano, el cambio de la maquina, y luego aquella otra expendedora a su lado, donde se vendían snacks y similares para acompañar. Teniendo en cuenta que su comida había sido un sándwich bastante pobre de contenido no le pareció mala idea aprovechar la ocasión— El pequeño se llama Sputnik, y ya ha asustado a más de una me temo —comentó riendo, un poco avergonzado en verdad porque ya se había llevado más de una bronca por su culpa, aunque no era así en todos los casos; de hecho, ahora que echaba memoria el hamster solía arrimarse a aquellas con mayores afinidades hacia los animales ¿Sería mera casualidad?

¡De ningún modo! Él solo las busca para sí mismo, es un pervertido —comentó, riendo también la broma, mientras presionaba introducía las monedas y presionaba un botón, obteniendo al poco un pequeño paquete de galletas rellenas de chocolate—. El condenado es mono, lo sabe y se aprovecha ¡Te lo aseguro! —añadió bromista mientras arrancaba el envoltorio del paquete como buenamente podía -no era fácil maniobrar con una lata en la otra mano- y lo echaba al contenedor próximo.

Tomó la primera galleta y se la llevó a la boca, mordiéndola y aguantando la de esa forma, mientras le daba un pellizco para arrancar un pedacito de galleta, que luego le cedió al roedor sobre su hombro; obviamente este no demoró en tomarlo con sus pequeñas patitas y empezar a comer, un gesto tierno que le hizo sonreír. Fue a ofrecerle una a Selene, pero esta le detuvo en seco con su comentario; no le molestaba el tema de la edad -bueno, al principio sí, pero había decidido no darle más vueltas de las necesarias-, sin embargo fue el hecho de que le llamase adorable lo que le sorprendió.

Hm —tomó la galleta con la mano y se la retiro de la boca al tiempo que le ofrecía el paquete para que se sirviese ella misma, aunque esta vez lo hizo apartando la mirada a un lado, levemente sonrojado por la vergüenza. No solían decirle ese tipo de cosas a menudo—. No... no le des más vueltas, está bien —afirmó con tono bajo, tímido. Como no supo qué decir de inmediato solo se llevó la galleta de nuevo a la boca y comió guardando silencio unos segundos.

Algunos creían que se le daba mal tratar con chicas, pero eso no era del todo cierto; podía tratar con chicas perfectamente siempre que todo se mantuviese en un tono formal, o incluso amistoso, sin embargo... no sabía lidiar con aquel tipo de lenguaje, o con muestras de afecto. No es que no le gustasen, le gustaban, pero se había pasado tanto tiempo rehuyendo esas cosas mientras se acostumbraba a controlar sus poderes que había acabado volviendo un inútil para ellas... y eso le había tornado en alguien tan inocente como para sonrojarse por tan poca cosa.

Tú... ¿Tienes mascotas? —inquirió luego de tragar la primera galleta, ofreciéndole más a la joven antes de tomar otra para sí mismo, aunque no sin antes de ello apartar otro pedacito para el hamster. Había reaccionado tan bien ante Sputnik, y se la veía tan feliz con él, que no creyó extraño que ella ya contase con una mascota propia. Quizá no fuese un tema de conversación brillante, pero al menos tenía algo de lo que tirar mientras recuperaba la compostura— Pareces del tipo de persona que los animales adoran ¿Sabías? Es como... no sé, una sensación.
Takuto HarukazeIncubo
avatar
Mensajes : 59
 

http://lustparadise.gratisforo.net/t99-its-me-tak-kun

Volver arriba Ir abajo

Re: — The start! {Private}

Mensaje por Selene Delacroix el Lun Dic 05, 2016 6:47 pm

La pelirroja tomó la lata tan pronto el chico se la extendía, al abrirla el sonido que se generaba al liberar el gas ya le entusiasmaba, puede que no fuera del todo saludable consumir ese tipo de cosas pero al final era un gusto que se daba de vez en cuando y debido a sus constantes entrenamientos lo cierto es que no tenía que preocuparse por la cantidad de azúcar que consumía. Acercaba la lata a sus labios y daba un primer sorbo, como siempre este picaba un poco su garganta pero la sensación al final era refrescante y agradable.

Um… Sputnik… ¿Dónde he escuchado ese nombre antes?... en fin, es un nombre muy curioso para un hámster, ¿por qué lo elegiste? — le causaba muchísima curiosidad cuando las personas escogían el nombre de su mascota, por lo general tenía algún tipo de significado pero siendo este un caso tan particular se preguntaba qué lo había llevado a elegir ese nombre en particular. Al final reía por lo bajo tras pensar un poco, quizás tenía razón y en verdad el pequeño hámster buscaba chicas para sí mismo — A lo mejor busca chicas porque le hace falta un poco de estrógeno con él — bromeó de vuelta.

Notó un poco extraño al chico y dado que fue algo repentino le llamó fuertemente la atención, por otra parte aprovechaba que este le ofrecía una galleta y la tomaba. Analizando un poco el asunto se percató en la razón, el lenguaje corporal era claro y en ese aspecto Taku parecía tan transparente como el agua, verlo avergonzado y cohibido por un comentario como ese solo le dieron ganas de abrazarlo cual niño pequeño pero debía contener sus impulsos, a todo el mundo no le agradaba que le tomaran tanta confianza de repente. Por lo tanto la pelirroja terminó sonriendo y comiendo de su galleta sin hablar más del tema.

Ah pues sí, sí tengo un collie llamado Loui pero como me encontraba en clases hace rato tuve que dejarlo en los campos, al final le agrada porque puede ir a jugar con el resto de los animales — ya extrañaba a su pequeño revoltoso pero no pensaba que fuera buena idea tenerlo cerca cuando había un hámster en el mismo lugar, solo por precaución — Pero claro no tiene un nombre tan emocionante como el de Sputnik — reía por lo bajo. Tras terminarse la galleta y tomar un poco más del refresco miraba al pelinegro fijamente — ¿Tienes hambre?, pensaba ir a ver qué encontraba de merendar en la cafetería, de hecho iba a tomar un refresco y visitar el sitio para irme hasta las áreas verdes, me gusta pasar tiempo por allí y si puedo descansar bajo un árbol es mejor. Si te parece bien puedes acompañarme, si se tiene buena compañía todo se siente mejor, ¿no crees? — mencionó con una sonrisa coqueta adornando su rostro, esa era una de las pocas veces que invitaba a un chico a pasar un rato con ella, fuera de asuntos íntimos claro está porque no temía decir que en su adolescencia había tenido varios novios y se había dejado llevar por las hormonas pero debido a sus conflictos familiares nunca tenía amigos o parejas estables con lo que eso de hacer un amigo como ocurría con Takuto era totalmente diferente.
Selene DelacroixNinfa
avatar
Mensajes : 48
 

http://lustparadise.gratisforo.net/t142-selene-delacroix

Volver arriba Ir abajo

Re: — The start! {Private}

Mensaje por Takuto Harukaze el Lun Dic 05, 2016 9:29 pm

¿Un collie? —los ojos de Takuto se iluminaron al escuchar aquello, y no era para menos ¡Adoraba los perros! No es que estuviese disconforme con su hamster, por supuesto, pero siempre quiso tener un perro en casa, sin importar la raza, le gustaban todos ellos... por desgracia sus padres habían dejado claro que no querían tener un animal tan grande en casa, así que al final optó por un hamster. A día de hoy estaba convencido de que no se arrepentía de ello, pero eso no le quitaba que se emocionase cada vez que tenía oportunidad de ver a un can.

¿Me lo enseñarías la próxima vez, por favor? Adoro los perros —preguntó el joven, emocionado con la idea a tal punto que no disimulaba una enorme sonrisa. En momentos como aquel, cuando encontraba cosas que le entusiasmaban como aquella, de verdad se sentía como un niño, pero no podía importarle menos.  

Que le preguntase por el nombre de Sputnik también era interesante, aunque no tanto por su nombre si no por la historia que había detrás— Oh, Sputnik es el nombre de un hechicero ruso, muy antiguo —respondió, luego de terminarse la última galleta y arrojar el envoltorio a la basura. Aprovechó para tomar al hamster en su mano, ahora libre, donde ese se dedicó a dar vueltas—. Dicen que hizo cosas terribles y por eso fue convertido en hamster, como castigo... y se rumorea que a día de hoy aun sigue cautivo en un diminuto y peludo cuerpo, esperando a escapar y recuperar su poder para clamar venganza —contó la historia con un tono cada vez más lúgubre, mientras alzaba la palma frente a su rostro y miraba fijamente al roedor, que le devolvió una mirada extrañada mientras ladeaba su diminuta cabeza... solo para luego volver a bajarla y sonreír—. O eso me inventé yo, al menos... no sé, realmente le puse el nombre porque me gustaba, y la historia... creo que le da personalidad —y hasta la fecha no le quedaba tan mal, aunque en ocasiones se planteaba cambiar al hechicero poderoso por un mirón pervertido condenado por su lujuria, ya que visto lo visto era lo que mejor casaba con él.

Escuchó su ofrecimiento y no dudo en asentir, sonriente. Lo cierto es que luego de las galletas ya no tenía tanta hambre, y seguramente pudiese aguantar hasta la cena, pero hacía tiempo que no disfrutaba de una buena compañía y se sentía realmente cómodo con ella— Claro, vamos —afirmó, contento de tener alguien con quien pasar el rato, pues aun luego de tres años en la isla todavía no tenía lo que se decía amigos cercanos, y aquella parecía una oportunidad perfecta para intimar con ella y conocerse mejor—. También acostumbro a descansar bajo los árboles, es algo que disfruto, así que esta parece una buena oportunidad para compartirlo con alguien.
Takuto HarukazeIncubo
avatar
Mensajes : 59
 

http://lustparadise.gratisforo.net/t99-its-me-tak-kun

Volver arriba Ir abajo

Re: — The start! {Private}

Mensaje por Selene Delacroix el Lun Dic 05, 2016 9:52 pm

Como cosa normal y natural la pelirroja se sintió contagiada por la emoción del chico, en algunas oportunidades se había preguntado si ese tipo de cosas que le sucedían con otras personas tenían que ver con su raza, desafortunadamente no había tenido mucho tiempo para investigar sobre eso y con su madre fallecida era imposible que supiera todo sobre su raza, no compartía nada de eso con sus padres y tampoco conocía a otras ninfas, al final esa empatía lograba que la pelirroja sonriera entusiasmada al igual que él — Sí un Collie, digamos que cuando tus padres se divorcian te dejan tener las cosas que quieras, tiene sus beneficios a veces — una broma un poco cruel si se sabía la historia de fondo pero había aprendido a bromear con esas cosas que antes le quitaban el sueño, de ese modo restaba importancia y se concentraba en el lado bueno, en su caso una de las cosas buenas era ese pequeñito que se entusiasmaba cada vez que le veía y se encargaba de alegrarle la vida pidiendo solo su cariño a cambio — ¡Claro!, cuando quieras puedo llevarte para que lo conozcas, Loui es muy cariñoso y como cuenta con un par de años es muy tranquilo comparado con otros perros — con gusto accedía a compartir otro día con él para enseñarle su mascota aunque lo veía más como un hijo que como su perro.

Lo que sí ocasionó que la pelirroja riera a carcajadas era el haber escuchado la historia detrás del nombre, sabía que era algo curioso pero tras el relato sentía que Takuto tenía una gran imaginación y no solo eso sino que la historia era tan interesante que en verdad el hámster tomaba otro carácter — Que imaginación tienes Taku — aún reía por lo bajo intentando calmarse tras las carcajadas que casi le dejaban sin aire — Aunque ahora que lo dices sería súper interesante que algo así sucediera y que tuvieras a un mago súper poderoso contigo todos los días, a lo mejor es un anciano con un gran gusto por las chicas y por eso se te escapa, ¿quién sabe? — agregó aunque en el fondo se preguntaba si algo así era realmente posible, habían muchísimas cosas en ese mundo que ya no podían dar por sentadas.

A sabiendas de que podría pasar el resto del día con el joven de cabellera oscura, se dispuso a caminar junto a él en dirección a la cafetería — Bueno entonces ya sé que tenemos dos cosas en común, el gusto por los animales y estar al aire libre… espero que no te moleste que te haga preguntas a veces puedo pasarme así que si algo te molesta me lo dices sin pena — mencionó. Deseaba que las personas a su alrededor no se cohibieran, incluso si esto llevaba consigo que fueran demasiado crueles al expresar su forma de pensar, tenía una gran preferencia por las personas sinceras debido a esa aversión hacia las mentiras — ¿Por qué escogiste psicología?, ¿era algo que te gustaba antes o simplemente lo elegiste por la emoción del momento? — a pesar de encontrarse en movimiento la pelirroja fijaba su mirada en el chico de vez en cuando, por más tiempo del que debería pero eso tenía cuando la curiosidad era tan fuerte.
Selene DelacroixNinfa
avatar
Mensajes : 48
 

http://lustparadise.gratisforo.net/t142-selene-delacroix

Volver arriba Ir abajo

Re: — The start! {Private}

Mensaje por Takuto Harukaze el Mar Dic 06, 2016 5:10 pm

Takuto se encontró gratamente sorprendido de que la historia realmente le gustase, más aun de haberle logrado sacarle más de una carcajada, que a fin de cuentas era algo que le encantaba, pero sobre todo porque él mismo sabía que la mayoría de la gente sencillamente encontraba la historia algo fantasiosa y estúpida; encontrar a alguien que realmente le gustase resultaba incluso reconfortante— Bueno, la parte de hechicero no la tengo clara, pero la de viejo verde sí, vaya —corroboró, sonriente y a gusto con el tema de conversación.

Estaba deseando ver también al pequeño Loui, aunque mentiría si dijese que conocer su origen no le había sentado como una pequeña espinita en el corazón, de esas que te indican que te has metido en un tema que quizás el otro hubiese preferido no tratar, sin embargo lidió con ello y continuó la conversación sin decir más al respecto... pese a que se aseguró de mantener aquel dato en mente.

Tranquila, puedes preguntar lo que quieras —respondió él, quitandole importancia al asunto mientras movía la mano frente a él, despreocupadamente. Muchos le tomaban por alguien callado, pero nada más lejos, era sencillamente que nunca hablaba si no tenía realmente que decir o se encontraba cómodo con la situación; eso sí, cuando se daban esas características podía ser considerado incluso un charlatán—. No soy fácil de molestar, pero si lo logras te llevas un premio —añadió, jocoso. Bueno, siendo honestos, el tema de la edad había estado en su linea, pero era un tema tan recurrente que ya estaba hecho a él, así que había aprendido a no darle importancia.

Siguió sus pasos, teniendo que acelerar a ratitos debido a que sus piernas eran más cortas que las suyas, algo a lo que estaba acostumbrado pues le llevaba ocurriendo con sus amigos desde hacía ya años— Hmmm no hay nada como un gran motivo, realmente —dijo, rascándose la mejilla, pensativo—. Solo pensé que sería bueno poder ayudar a la gente, ya sabes, a tener una vida mejor... al principio pensé en ser médico, pero me mareo con la sangre y mi destreza manual es un desastre, así que decidí que era mejor psicología —confesó, sonriendo torpemente. A diferencia de otros, que tenían clarisimas sus ambiciones y motivos para la carrera, él había entrado más por... mera corazonada.

¡Ah, pero es muy interesante! Aunque hay partes bastante densas y pesadas... aun así no me arrepiento para nada —concluyó, sonriendo satisfecho. Fue precisamente el tener que preguntarse a sí mismo sobre sus motivos para elegir la carrera lo que le hizo caer en la cuenta de que aun no conocía la suya— ¿Y tú qué estudias, Selene-chan? —inquirió, curioso, sin poder omitir el honorifico que tanto se le hacía costumbre... era curioso como no le había costado nada empezar a referirse a los desconocidos por su nombre -quizá debido a su actitud relajada, que ya le hacía ser así desde antes de llegar a la isla-, y aun así todavía le costaba omitir los honoríficos incluso hablando en otro idioma.
Takuto HarukazeIncubo
avatar
Mensajes : 59
 

http://lustparadise.gratisforo.net/t99-its-me-tak-kun

Volver arriba Ir abajo

Re: — The start! {Private}

Mensaje por Selene Delacroix el Miér Dic 14, 2016 11:07 pm

La pelirroja terminaba dejando escapar un par de carcajadas cuando de nuevo imaginaba que la historia que se había inventado el chico era realidad, sería tan divertido que terminaba aligerando por completo el ambiente entre ambos. Por otra parte adoraba conocer personas tan abiertas como Takuto, posiblemente porque ella no lograba abrirse de esa forma y responder sinceramente todas y cada una de las preguntas que se le hicieran, al final terminaba siendo más cerrada con su vida personal de lo que alguien pudiera imaginar.

Bien señorito entonces aceptaré el reto de molestarte, tendrás que darme un excelente premio si lo logro — sonrió con cierta picardía aunque a ello le seguía otra carcajada, debía admitir que pocas veces se lo pasaba bien con otros chicos fuera de cuestiones íntimas, regularmente se topaba con lo típico, chicos que solo deseaban acercarse a ella por una sola razón.

Desempeñar un papel en la sociedad por el gusto de ayudar a alguien siempre había sido algo que le resultaba interesante, de hecho se sentía identificada con ello en vista de que precisamente sus intenciones con las carreras que cursaba era el hecho de poder tender una mano a los demás — Um… entonces eres altruista, ¿no? — cuestionó observando con detenimiento al jovencito — Enfermería y Fisioterapia mon cherí — respondió esbozando una sonrisa coqueta, a menudo recibía comentarios sobre su elección de carreras pues se formaban la idea equivocada de ella, era lo común cuando la mayoría juzgaba el libro por su portada — Lo sé, no es lo que se espera cuando me conocen… la mayoría piensa que me dedicaré a algo que tenga que ver con el físico o similares, aparentemente no es común ver que alguien como yo quiera dedicarse a cuidar a otros como enfermera, por lo general se van por el trabajo de medicina pero… pienso que no se fijan en el trabajo duro que hacemos los de enfermería y lo importantes que somos para que los médicos puedan hacer lo que deben — generalmente no daba explicaciones a los demás pero eso era una prueba de que le agradaba el jovencito — De hecho encuentro admirable que estudies psicología, es más complejo de lo que se puede pensar — sonrió ampliamente al mirarle.

Por haber estado hablando animadamente se detuvo justo frente al edificio al que se dirigían — Mon dieu!… ya nos íbamos a pasar la cafetería — una risita escapó de sus labios y tomó de la mano al pelinegro — Vamos, vamos que era por acá — le haló un tanto para reencaminarse y atravesar el umbral de la cafetería tomándole de la mano. Una vez dentro no se visualizaba gran cantidad de personas, imaginaba que esto era debido a la hora en la que se encontraban — Um… veamos que tienen de bueno… — mencionó acercándose lo suficiente como para leer el menú expuesto sobre la barra, sus gustos eran más o menos simples pues acostumbraba a comer cosas poco elaboradas — ¿Qué te gustaría comer?, ¿tienes algo que te guste mucho? — cuestionó volviendo su mirada al jovencito mientras deshacía el contacto entre ambos y se cruzaba de brazos aguardando.

Selene DelacroixNinfa
avatar
Mensajes : 48
 

http://lustparadise.gratisforo.net/t142-selene-delacroix

Volver arriba Ir abajo

Re: — The start! {Private}

Mensaje por Takuto Harukaze el Vie Dic 16, 2016 1:29 pm

El muchacho no parecía retirar aquella leve sonrisa de su rostro. Lo estaba pasando bien, y es que realmente disfrutaba cuando conseguía hacer reír a alguien, o al menos sonsacarle una sonrisa, era una de las cosas que más le gustaba aun si no tenía claro el porqué… simplemente se sentía bien hacer feliz a los demás. La conversación siguió sin problemas, hablando de sus carreras, que no parecían estar tan lejanas entre ellas— Oh, eso sí que es altruista… yo sería incapaz de llevar dos a la vez, seguro te esfuerzas mucho —comentó riendo algo torpe; ya bastante le costaba llevar una, no quería imaginar cómo sería tener que lidiar con dos a la vez.

Al parecer la gente no solía asociarla a aquellas carreras, aunque no le costó imaginar el motivo luego de su comentario, pero ella se veía convencida de su elección y de lo importante que era esta— Claro, es un trabajo tan importante como el de médico —corroboro él, asintiendo con la cabeza. Lo cierto es que él se había criado aprendiendo a valorar el trabajo duro de la gente, por eso no acostumbraba a mirar a nadie por encima del hombro y valoraba el esfuerzo de todos, incluso de los más menospreciados.

Ah, no es para tanto, es decir, ni siquiera soy tan buen estudiante —replicó avergonzado mientras agitaba levemente la mano frente a él, quitándole importancia al asunto. La carrera podía ser compleja, y la labor de los psicólogos realmente importante, pero él distaba mucho de ser un buen estudiante… incluso si sus notas no eran malas sentía que aún le quedaba un largo camino por delante, incluso tras graduarse.

Estaba tan entretenido con la conversación que de no ser por Selene se le hubiese pasado totalmente la cafetería -y eso que él ya había estado allí muchas veces-. Sus ojos se abrieron, un poco sorprendidos cuando le tomó súbitamente de la mano, y antes de que pudiese decir nada más se vio guiado al interior del edificio; eso sí, arrastrando consigo aun aquel leve sonrojo— Se-Selene-chan, pu-puedo ir solo —protesto en apenas un susurro tartamudeante, tan bajo que la jovial muchacha no llegó siquiera a escucharle.

A Takuto no le resultaba desagradable el contacto, más bien todo lo contrario, pero era bastante reticente a él debido a su naturaleza. Sabía que había logrado contener sus poderes por completo -y de hecho ahora ya ni podía usarlos-, pero temía que la necesidad de energía de su cuerpo le acabase superando; no quería que llegase el día en el que pudiese hacerle daño a alguien por no saberse controlar, por eso prefería evitar el contacto directo con mujeres en lo posible... por eso y para evitar aquellos pensamientos intrusivos y lascivos que le invadían en ocasiones, y le hacían sentirse avergonzado de tener una mente tan perversa.

Suspiró aliviado una vez le soltó, intentando que no se le notase demasiado ese breve momento de nervios, y dedicándole una leve sonrisa, aunque esta algo menos natural que las otras— ¿Eh? Ah, el menú, ya… —volteó los ojos a la tabla donde venían los platos disponibles, aunque prácticamente se la sabía de memoria de tantas veces que la había visto. Ya hacía picado algo con las galletas así que había calmado el hambre casi del todo, pero sabía que si no tomaba algo más entonces volvería a encontrarse hambriento en un par de horas. Al final optó por pedir un par de porciones de pizza, que no era demasiado caro y le serviría para aguantar el día… y también, para qué mentirnos, porque le gustaba la pizza.

Con esto será suficiente, ya casi no tengo hambre —afirmó luego de pedir lo suyo, esperando a ver que pedía ella y echando un vistazo tras ellos. Debido a la hora que era apenas había un puñado de personas allí así que no iban a tener problemas para poder sentarse, aunque luego recordó las palabras de la joven— ¿Vas a querer comer aquí o prefieres hacerlo afuera? —sus porciones de pizza podía llevárselas porque no requería de platos ni cubiertos, pero como no sabía lo que iba a pedir ella no estaba seguro de qué preferiría… si bien no sería la primera vez que la señora de la cafetería permitía a alguien llevarse un vaso, plato o cubiertos al exterior siempre que se comprometiesen a devolverlos cuando acabasen.

Off rol:
No te preocupes por el ritmo de posteo, realmente no me importa esperar y estoy acostumbrado a hacerlo n.n aunque sí es cierto que andaba algo inquieto, eras tan activa que cuando vi que llevabas varios días sin conectarte siquiera no pude evitar pensar que igual te habías acatarrado (medio foro está así, por lo visto) o tenido algún problema personal. En fin, sabiendo que andas bien entonces me quedo tranquilo, solo postea cuando te venga bien n.n por mí no tengas prisa, ocúpate primero de las obligaciones que tengas por allí.
Takuto HarukazeIncubo
avatar
Mensajes : 59
 

http://lustparadise.gratisforo.net/t99-its-me-tak-kun

Volver arriba Ir abajo

Re: — The start! {Private}

Mensaje por Selene Delacroix el Jue Dic 22, 2016 11:04 pm

La mirada de la pelirroja fue a parar en el jovencito tan pronto le notó un tanto nervioso, instintivamente ladeó el rostro meditando por un instante si había hecho algo para que repentinamente se sintiera cohibido sin embargo no daba con la respuesta y al ser así prefirió dejar a un lado el asunto, en especial cuando el mismo chico hacia a un lado el asunto ordenando lo que deseaba — Ah pizza, suena delicioso pero… Um... — meditó un poco sobre lo que ordenaría y finalmente le pidió a la persona de turno una buena ensalada césar, una limonada y finalmente ordenó un par de tartas de manzana para ambos, no se molestó en preguntar la opinión del chico pues podría rechazarlo, tenía la certeza de que los chicos no siempre se sentían cómodos cuando eran las chicas las que invitaban — Um… ¿te parece si tenemos un pequeño picnic?, creo que es mucho más agradable comer fuera — terminó de pagar por las cosas y solicitó que les dieran las órdenes para llevar.

Mientras tanto la pelirroja prefirió continuar con su animada conversación, de ese modo aguardaban por la comida — Volviendo un poco al tema… no te menosprecies tanto Taku — sonrió antes de proseguir — Lo que importa es que lo disfrutes y que quieras ayudar a los demás, a veces las calificaciones no dicen nada de la persona, por ejemplo de nada sirve si eres el mejor de todos los estudiantes pero eres un degenerado que solo quiere hacer daño a los demás, ¿de qué sirven entonces esas altas calificaciones si eres un asco de persona? — cuestionó ladeando ligeramente el rostro al observarle con detenimiento. Al ser interrumpidos por la persona que les había atendido finalmente les entregaban las bolsas con todo lo que habían pedido contenido en envases ideales para llevar, la pelirroja tomó el par de bolsas que no pesaban demasiado y le hizo una pequeña seña al chico para que le siguiera fuera del lugar. Una vez fuera del sitio se dirigió de nuevo a él — Sígueme, hay un sitio muy bueno para ir a tomar algo de comer, yo te guiaré — mencionó dejando escapar una leve risita coqueta.

Después de todo la fémina emprendió la marcha por las áreas verdes de la institución, asegurándose de ir al lado del joven chico que le acompañaba — Por acá siempre ésta solo… lo peor es que no entiendo por qué si incluso puedes ver a los animales disfrutar del día a lo lejos, verás que te gustará mucho, se ve que te gustan los animales tanto como a mí — esbozó una sonrisa y a medida que proseguían se acercaban al área de los establos, una buena cerca delimitaba la zona por lo que los caballos no podían pasar hacia ese lado pero una buena cantidad de árboles se disponían alrededor. La pelirroja se detuvo justo frente a uno de estos, localizándose entre una serie de árboles, tomó asiento sobre la hierba y con un ademán invitó al chico a tomar asiento. La mirada de la joven se desplazó por el campo, se veía todo muy pacífico desde el lugar en el que se encontraban — ¿Qué te parece?, a estas horas dejan que los animales anden a sus anchas, creo que es porque no les toca entrenamiento a los del club de equitación o a los deportistas — explicó. De la bolsa sacó su ensalada — Nada mejor que comer en un sitio como este — con una sonrisa y sumamente entusiasmada abría su envase — Bon appetit — agregó y comenzó a degustar de su comida.
Selene DelacroixNinfa
avatar
Mensajes : 48
 

http://lustparadise.gratisforo.net/t142-selene-delacroix

Volver arriba Ir abajo

Re: — The start! {Private}

Mensaje por Takuto Harukaze el Miér Dic 28, 2016 11:13 am

Parecía que la joven también se decantaba por el picnic, idea con la que se mostró conforme con una amplia sonrisa y un leve gesto de cabeza. Comer al aire libre siempre era más agradable, y aunque conforme pasaban los días cada vez hacía más fresco, al menos aun se podía estar a gusto mientras hiciese sol ¡Y más les valía aprovechar ahora pues en cuestión de semanas no habría modo de que pudiesen quedarse tan tranquilamente al aire libre!— Ah, no, si me tengo buena estima, es solo que... —que era la verdad. En comparación a la mayor parte de estudiantes del centro, talentosos y elitistas, él se encontraba demasiado encasillado en el nivel de la clase media. Tampoco era algo que le molestase pues lo tenía asumido como parte de su ser, pero era un detalle que no convenía olvidar—. Tienes razón, pero no creo que haya nadie así en psicología —comentó riendo mientras agitaba la mano levemente. Se le hacía raro pensar que alguien pudiese tomar una carrera como psicología o enfermería sin ser una buena persona, ya que a fin de cuentas estaban hechas para ayudar a la gente... le costaba imaginar a alguien realmente egoísta en una carrera así, y si bien había conocido gente más y menos agradable en los últimos tres años, no creía que ninguno de ellos fuese realmente mala persona.

Finalmente les entregaron la comida, pero mientras pagaba su parte y antes de que pudiese darse cuenta la propia Selene se llevó las bolsas consigo, indicándole que le siguiese... no sabía si intentaba ser amable o si no le veía con fuerzas para cargar con ellas -no es que fuese un endeble, pero le bastaba un simple vistazo para saber que ella tenía mejor forma física que él-, en cualquier caso prefirió no decir nada, en parte por vergüenza, en parte por no despreciar su gesto, y se limitó a seguirla hasta su lugar especial.

Takuto solía tomar la dirección contraria así que aquella era una zona que visitaba poco, pero en cuanto vio la verja de los animales entendió a qué se refería— Oh, no sabía que se les podía ver desde aquí —como nunca había estado en un club relacionado con animales ni siquiera se había enterado de que tenían los establos tan cerca en esa dirección... o sea, sabía que andaban por allí por los mapas, pero como nunca había ido en persona se creía que estaban mucho más lejos.

Se sentó al lado de la pelirroja, entrecruzando sus piernas, mientras no perdía de vista a los animales que paseaban plácidamente al otro lado de la verja, esbozando una leve sonrisa— Creo que tienes razón, es un sitio genial —confesó animado, dedicándole ahora una sonrisa a ella, más amplia que las anteriores; Takuto era alguien dado a las pequeñas cosas, le gustaban los placeres simples del día a día, y descubrir un sitio tan bonito y agradable como aquel, donde poder comer en compañía de una persona tan amable, le resultaba reconfortante—. Gracias por compartirlo conmigo, Selene-chan.

Contento con la nueva experiencia, sacó de la bolsa el papel en el que venían envuelto sus porciones de pizza, aun calientes, deseando hincarles el diente, aunque no sin antes depositar al hamster sobre sus rodillas para que se acomodase y darle un pedacito de la pizza, pedacito que no tardó en empezar a mordisquear— Lo cierto es que me gustan los sitios como estos, no soy bueno con el bullicio ¿Sabes? Y se agradece tener un sitio donde alejarte de todos —confesó mientras veía a su pequeño amigo comer—. No es que sea antisocial o algo así, claro, pero... —se detuvo unos instantes mientras le daba el primer bocado a la pizza, saboreando los ingredientes bien antes de tragar y seguir, meditando bien sus palabras— … a veces pienso que es importante estar solo un rato. Para pensar y eso...

Continuó comiendo con gusto mientras observaba a los animales pasearse y trotar ocasionalmente, parecían pasárselo bien entre ellos, incluso estando dentro de aquella cerca. Por un momento pensó en lo bonito que tenía que ser verlos correr libres, sin cercas ni ataduras, pero descartó la idea en el acto pues no era como si fuese a liberarlos él ni nada por el estilo, y por fortuna se les veía felices y bien cuidados aun en cautiverio— Los cuidan realmente bien —comentó, fijándose en lo limpios que se encontraban, además se les notaba bien alimentado. Por un momento una leve risita se escapó de sus labios, al encontrarse en su mente con una idea totalmente contraria a la de segundos atrás—. A veces pienso lo cómodo que debe ser que te cuiden tanto —comentó riendo entre dientes—. Que te den de comer, un lugar donde vivir, que jueguen contigo y te limpien... —suspiró levemente, aunque sin abandonar su leve risa, consciente de lo tonta que era su linea de razonamiento—... y ahora, de algún modo, envidio a los caballos ¿Acaso te parece normal?
Takuto HarukazeIncubo
avatar
Mensajes : 59
 

http://lustparadise.gratisforo.net/t99-its-me-tak-kun

Volver arriba Ir abajo

Re: — The start! {Private}

Mensaje por Selene Delacroix el Lun Ene 02, 2017 4:15 pm

Si era completamente honesta había pasado muchísimo tiempo desde la última vez que disfrutó de la compañía de algún chico, al menos de la forma en que lo hacía con Takuto y es que por alguna extraña razón el chico le hacía sentir a gusto, algo fuera de lo común, en especial desde que había llegado a la institución donde naturalmente había comenzado a sentir desconfianza de todos y cada uno de los que iba conociendo a diario. Por supuesto que tenía la certeza de que no todo era tan bueno, al igual que todos los chicos de seguro tendría un lado malo del que aún no conocía nada pero siendo una persona tan agradable no dudaba que quizás fuera como cualquier chico normal.

Te dije que era un buen sitio, me agrada venir hasta acá y ver este paisaje cuando voy a comer — sonrió. Se encargaba de destapar la ensalada que había ordenado y con lo apetitosa que lucía pronto tomó el tenedor de plástico y dio un primer bocado, en definitiva había hecho bien al ordenar eso — Taku… siento que eres de ese tipo de persona que piensa siempre lo mejor de los demás, es algo muy bonito pero… puedes resultar herido — confesó buscando con la mirada el rostro ajeno, por un momento ocurría lo que raras veces se veía en ella y es que finalmente la pelirroja adoptaba un semblante serio como muy pocas veces se podría ver, sin embargo pronto volvía esa sonrisa despreocupada y todo volvía a ser como de costumbre.

Una suave risa escapaba de sus labios — No me digas que estas tan falto de cariño… ¿quieres un abrazo? — continuaba riendo entre dientes — No me parece raro, todos queremos tener a alguien que nos quiera y… la verdad si ves lo bien que tienen a los animales los chicos de los clubes… la verdad da un poco de envidia, cualquiera quisiera que le cuidaran con tanto cariño — no encontraba nada de extraño en sentir envidia de algún animal, de hecho a lo largo de su vida incluso había sentido envidia por el pequeño que cuidaba a diario pues quisiera recibir tanto amor como lo hacía él.

Pero vamos, eres un chico adorable y cualquiera querría hacerte cariño, si no es porque estoy comiendo te daba un abrazo Taku~ — sonrió levantando un poco la bandeja con la ensalada — Por cierto… espero que no te sientas mal si a veces te arrastro por allí, me han dicho que puedo ser algo molesta con eso — confesó esperando que no se sintiera en la obligación de hacer todo lo que ella dijera, en especial en vista de que comparándolos habían claras diferencias en el accionar tan distinto — Ah, quería preguntarte qué fue lo que te trajo a Paradise, creo que todos tienen razones muy distintas para estar acá o al menos eso es lo que he visto desde que llegué — cuestionó tomando la oportunidad de continuar degustando su comida plácidamente observando al chico de vez en cuando.

Selene DelacroixNinfa
avatar
Mensajes : 48
 

http://lustparadise.gratisforo.net/t142-selene-delacroix

Volver arriba Ir abajo

Re: — The start! {Private}

Mensaje por Takuto Harukaze el Mar Ene 10, 2017 8:51 am

Takuto abrió los ojos, mirando extrañado a la pelirroja cuando esta le habló con algo más de seriedad acerca de su forma de ser. Por un momento no supo cómo responderle, pero al final solo sonrió levemente antes de apartar la mirada a un lado— Creo que me sobreestimas… no soy tan bueno —respondió él, con voz suave, antes de dar un bocado a la pizza… aquel era un tema que prefería no tocar mucho. Lo cierto es que le halagaba que tuviese una visión tan buena de él, pero mucho temía que se equivocaba, y es que de saber su raza y los instintos y sucios pensamientos que contenía no estaba seguro de que fuese a tenerle en tanta estima.

Continuó comiendo, tratando de no darle muchas vueltas al tema de su naturaleza, aunque la joven se lo puso un poco difícil al bromear sobre abrazos… un comentario tan inocente y que aun así fue suficiente para crearle cierta excitación y crearle un leve rubor— N-No digas tonterías, no estoy tan desesperado —replicó él, siguiendo la broma con una leve risita, aun si la voz le tembló ligeramente. Agradecía enormemente que la joven fuese tan abierta, y decir que se sentía halagado de que una mujer tan atractiva como ella lo consideraba “adorable” era quedarse corto, pero no creía que tuviese razón del todo.

¡No bromees con eso, Selene-chan! Además… no soy exactamente del tipo popular con las mujeres —confesó, riendo algo avergonzado con el tema; nunca creyó que pudiese llegar el día en el que estuviese contándole tan tranquilo -por decirlo de algún modo, ya que el rubor en sus mejillas no terminaba de desaparecer- algo tan personal como aquello a una mujer… pero de algún modo Selene y su extroversión se las habían apañado para soltarle la lengua.

Está bien, ya te dije que es difícil molestarme… conmigo solo se tú misma, y si algo me molesta ya te lo diré... pero puedes estar tranquila, no te culpare por ello —añadió él, ya un poco más tranquilo, mientras se sacudía las migas de las manos… quizá fuese por los nervios, o es solo que tenía hambre, pero los pedazos de pizza habían volado. Uno de los caballos se había acercado a la valla y asomaba la cabeza de su lado, casi parecía que les estuviese observando, de modo que el muchacho devolvió a Sputnik a su hombro y se acercó a este, incapaz de resistirse a la tentación de tocarlo.

Pensó que se resistiría más, o que se alejaría, pero se notaba que estaba acostumbrado al contacto con los alumnos, ya que el equino solo reclinó la cabeza y dejó que le acariciase esta sin reparos— Woah, que suave… no sabía que eran tan suaves —comentó riendo mientras frotaba la cabeza del animal con cariño. Al parecer Takuto no era el único allí al que le gustaban los mimos, pues el caballo parecía estar disfrutándolo tanto como él.

¿Eh, Paradise? —volteó la vista hacia ella un momento, y luego la alzó al cielo pensativo mientras posaba el índice de la mano libre en su mentón— Hmmm, mis padres querían que recibiese la mejor educación, así que se pasaron mucho tiempo insistiéndome en que viniese aquí… pero yo no quería —admitió, riendo algo al final, devolviendo la vista hacia ella—. Este es un lugar muy… ¿Cómo decirlo? De élite… y ya te dije que yo soy bastante normalillo. Al final logré estudiar la secundaria y preparatoria en un centro público, pero tuve que ceder al llegar a la universidad —explicó, rascándose ahora la mejilla con el dedo—. No quería que malgastasen su dinero en mi… ¡Ah! También es que no son mis padres biológicos, soy adoptado —explicó, alzando el dedo ahora ante sí. Aquel parecía un tema delicado, pero lo cierto es que él lo trataba con naturalidad, y ni siquiera su leve sonrisa abandonó su rostro por ello—. Tengo dos hermanas menores que si son hijas suyas… supongo que me asustaba un poco la idea de que si venía aquí no quedase dinero para que lo hiciesen ellas —concluyó, terminando en un leve suspiro mientras se volvía de nuevo hacia el caballo para continuar las carantoñas con las dos manos.

Aunque ahora ambas están estudiando aquí y me doy cuenta de que el dinero nunca fue problema —rió levemente por su propia torpeza, aunque si era honesto consigo mismo aquel no era el motivo principal de todo ello… seguramente la verdadera razón por la que no quería ir allí era porque sabía que no iba a estar a la altura del centro; pero esto fue algo que se guardó para sí mismo— ¿Y tú por qué viniste aquí?—inquirió él, dedicándole entonces una sonrisa bromista— ¿Querías ser una super enfermera y fisioterapeuta de élite, señorita trabajadora?

Off rol:
¡Feliz año nuevo, Selene! Espero que lo pasases bien en las fiestas n.n y no te preocupes por demorar, yo estaba igual, recién ayer volví a mi piso de estudiante y a la rutina del día a día XD Tú tomate tu tiempo para responder, sin prisas n.n además eres la única que me sigue respondiendo en el foro así que no sería tan descarado de pedirte más, ya con que lo hagas cuando puedas y te veas con ganas estoy agradecido >.o
Takuto HarukazeIncubo
avatar
Mensajes : 59
 

http://lustparadise.gratisforo.net/t99-its-me-tak-kun

Volver arriba Ir abajo

Re: — The start! {Private}

Mensaje por Selene Delacroix el Jue Ene 12, 2017 10:56 pm

Vamos, no creo estar sobreestimando a un chico bueno y agradable, debes tener tus demonios como todos pero con solo mirarte puedo saber que eres una buena persona Taku~ — canturreó esbozando una sonrisa. Como era de esperarse la pelirroja se entretenía con las reacciones del jovencito mostrándose avergonzado cada que recalcaba alguna característica favorable en él, aquello por momentos le hacía pensar que trataba con un chico mucho menor aunque no fuera el caso realmente.

Um… ya… pues la verdad sé porque no eres popular con las chicas, verás… — aprovechaba de terminar de comer otro bocado para proseguir — Las chicas somos idiotas, nos gustan los idiotas en lugar de los chicos buenos… he llegado a esa conclusión — soltó una carcajada pues al final consideraba que también estaba en la misma categoría — Si nos quedáramos con los chicos lindos como tu entonces el mundo fuera otra cosa — finalmente dejaba a un lado el envase de comida mientras observaba al chico.

Tal y como había imaginado este tomaba la oportunidad de ir a acariciar al animal que se acercaba a la cerca, no lo consideraba nada extraño pues dada su naturaleza los animales buscaban acercarse a ella, esto había ocurrido durante toda su vida y siempre le había agradado, se podría decir que tenía ciertas ventajas tener esa naturaleza sobrenatural — ¿No quieres comer un poco más?, no creo que me acabe esto y… quiero dejar espacio para el postre — sonrió con un deje de nerviosismo, por aquellas cosas es que sus padres aún le veían como una niña pequeña que ponía de prioridad los dulces antes de la comida.

Mientras escuchaba atenta la historia del pelinegro aprovechaba de levantarse de su lugar para acercarse a la cerca de modo que se encontrara más cerca, por supuesto que además aprovechaba de acariciar el costado del animal, el cual parecía sumamente feliz de recibir tantos mimos. Particularmente se notaba la emoción en este para cuando se encontraba más cerca — Jaja no, no creo que quiera ser una profesional de élite… ese tipo de cosas no son de mi agrado, en realidad siempre procuré ser alguien un tanto más normal aunque teniendo unos padres tan populares era algo complicado — su mirada iba a parar en el rostro ajeno — En realidad es algo lindo que te preocuparas por el dinero, no todos los chicos adoptados suelen llevarse tan bien con sus padres adoptivos pero es algo que puedo entender un poco… mi padrastro me adoptó así que en parte puedo entender tu sentimiento hasta cierto punto — sonrió y prosiguió con las caricias por un momento hasta finalmente dejar las manos reposar sobre la cerca.

¿Te llevas bien con tus hermanas?, siempre quise tener un hermano así fuera menor, pienso que le habría mimado hasta el fin de los tiempos pero no tuve esa suerte — suspiró con pesadez — Tienes toda la pinta de ser uno de esos hermanos agradables y cariñosos — aprovechó de estrujar un poco al chico en vista de que se encontraba a su lado — Ah por cierto, si te gustan tanto los animales podría llevarte a los establos, creo que los encargados me dejan pasar siempre por andar merodeando por el lugar, los animales naturalmente se sienten cómodos conmigo y fue algo que notaron así que suelo pasar algo de tiempo con ellos, además así puedo cuidar a mi pequeño compañero con mayor facilidad — finalmente dejaba libre de su abrazo al jovencito — Ah y las tartas de manzana eran para ambos, espero haber elegido bien y no sea algo que te desagrade — en vista de que no había preguntado al respecto puede que su elección no fuera la mejor de todas pero esperaba que esto no fuera así.



Selene DelacroixNinfa
avatar
Mensajes : 48
 

http://lustparadise.gratisforo.net/t142-selene-delacroix

Volver arriba Ir abajo

Re: — The start! {Private}

Mensaje por Takuto Harukaze el Sáb Ene 21, 2017 2:41 pm

Takuto encontró cierta gracia en que la joven usase precisamente esa expresión con él; sí, todos tenían sus demonios con los que lidiar, aunque los suyos eran un tanto más literales de lo que su acompañante podía llegar a imaginar. Aunque lo que sí que le arrancó una leve risotada fue su comentario sobre las mujeres— No digas tonterías, sabes que no es cierto —comentó sonriente, agradecido por sus palabras amables sin duda, aunque incapaz de darle la razón— … aunque sí, supongo que las habrá así también —susurró al final, consciente de que muchas mujeres solían preferir al tipo duro de turno, que en muchos casos terminaba por ser un cretino… no obstante no le gustaba generalizar, pues había visto de todo. Había chicas dulces y amables por ahí que sabían ver más allá del físico -y de hecho tenía a una frente a sí mismo en ese instante-, así que su problema seguramente no fuesen las mujeres… sino él mismo.

Apartó la vista del caballo un momento cuando le dijo sobre la comida. Por lo general le costaba aceptar cuando le ofrecían algo, pero si no se la comía él entonces seguramente acabarían por tirarlo, así que asintió— Si no la quieres… déjala en la bolsa, me la comeré en un rato —la conversación siguió un poco más mientras él seguía entretenido con el animal; él le contó sobre su familia y luego ella hizo lo mismo, era curioso como ambos compartían características en algunas partes de sus vidas.

Oh, sí… bueno, a veces —respondió, riendo con cierto nerviosismo al no poder evitar preguntarse qué dirían sus hermanas si les hiciesen aquella misma pregunta ¿Habrían dicho que sí o quizá…?—. Las quiero mucho… aunque creo que soy demasiado cariñoso para su gusto y por eso me rehúyen a veces —terminó por confesar, con una sonrisa un tanto avergonzada. Takuto podía ser algo pesado con sus hermanas en cuanto a muestras de afecto se refería, y aun si llevaba ya mucho tratando de controlarse lo cierto es que le costaba verlas y no ponerse cariñoso—. Supongo que en ese aspecto soy como t—no había terminado aún la frase cuando Selene le sorprendió con un repentino abrazo, dejándolo mudo en el acto.

No era nada del otro mundo, solo un sencillo abrazo al que ni la joven pareció darle especial importancia mientras seguía hablando, ahora sobre los animales y los establos, aunque no le quedó del todo claro qué decía pues su mente estaba en otra parte. Aun si fue breve, aquel abrazo fue suficiente para transmitirle una sensación cálida y serena, y si bien en otras circunstancias hubiese temido que el contacto pudiese haber causado algún problema, aquel había sido tan repentino y breve que para cuando pudo pensar en las consecuencias de ello ya había terminado.

Cuando se separó de la joven lo hizo con el rostro notablemente sonrojado, mucho más que las otras veces, haciendo absurdamente evidente la vergüenza aun si el muchacho se esforzaba en reaccionar con naturalidad— ¿Tartas de… ? ¡Ah, sí! Me encantan —mentira. A Takuto había pocos dulces y postres que le gustasen, siendo en su mayoría unas pocas frutas y cosas como el chocolate y la nata, sin embargo, no era de los que le hacían feo a un obsequio, y menos en ese momento, donde apenas podía pensar mientras seguía asimilando lo ocurrido—. Sí… y será mejor que me coma lo que sobró primero; no queremos tirar nada ¿verdad?

Aquella escena podía llegar a ser realmente divertida vista desde el exterior, y quizá incluso incomprensible, ya que las reacciones del muchacho eran cuanto menos exageradas por algo tan simple como un abrazo… claro que eso sería para aquellos que desconociesen la historia del incubo, y de cómo se había pasado los últimos años de su vida rehuyendo el contacto con el sexo opuesto… ¿Rehuyendo? Bueno, no es la palabra que hubiese elegido él, pero le gustase o no era la que más se acercaba a la realidad. Takuto no tendría problemas para socializar con mujeres ¿pero y el contacto? Ese era un mundo totalmente aparte.

No suelo comer ensaladas, pero está muy buena —comentó él, rápidamente acomodado en el césped de nuevo y acabando las sobras de ella, en un intento de que el cambio de tema le ayudase a calmar los ánimos… aunque sus orejas aún seguían de un rojo tan intenso como el de los tomates de la ensalada—. Aunque entre esto y la tarta me va a saber mal que me invites a tanto —añadió, riendo levemente entre bocado y bocado, alzando entonces el tenedor a modo de señal—. Para la próxima vez tienes que dejar que te invite a algo… intercambio equivalente —citó entonces, rememorando cierto anime de alquimistas que ya se había tragado entero cuatro veces -y que intuía no tardaría en volver a echarle un ojo-, e invitándola con ello a volver a quedar, algo que hizo con tanta naturalidad que ni siquiera reparó en ello— ¿Trato hecho?

Takuto HarukazeIncubo
avatar
Mensajes : 59
 

http://lustparadise.gratisforo.net/t99-its-me-tak-kun

Volver arriba Ir abajo

Re: — The start! {Private}

Mensaje por Selene Delacroix el Dom Ene 22, 2017 11:22 am

¿Lo ves?, siempre eres un chico bueno — canturreó, en parte encontraba algo bastante lindo que se preocupara por ver el lado bueno de las cosas pero la realidad es que no siempre las personas eran buenas y tenía la idea de que realmente la mayoría de las personas no tenían esos buenos sentimientos por enterrarlos en lo más profundo de su ser, la vida era tan dura que el camino más fácil era olvidarse de ser bueno con el resto y de hecho había visto que esto era algo muy común entre los chicos por lo que encontrar a un chico que rondara su edad y pensara de esa forma terminaba siendo algo refrescante.

Por otra parte no había que ser un genio para notar que su abrazo había incomodado al contrario, ni siquiera terminó la frase y esto le dio una idea del tipo de persona que era Taku, considerándolo tímido cuanto menos. Por supuesto que no iba a incomodarle haciendo mención al asunto cuando era evidente que prefería cambiar el tema para pasar un poco la vergüenza, por más adorable que le pareciera preferiría dejar ese asunto de lado, se limitó a asentir con una sonrisa en el rostro.

Vamos que si no tienes mucha hambre tampoco tienes que sentirte obligado a comértelo todo… es solo que guardaba el postre para luego y si comía todo eso entonces no podría comer la tarta — explicó. Extrañamente aunque era una deportista no sentía la necesidad de comer demasiado de una sola vez, quizás porque se ocupaba de comer varias veces al día, incluso mientras estudiaba se le podía ver comiendo una que otra cosa. En vista de que tomaba nuevamente asiento sobre el césped optaba por hacer lo mismo, por supuesto que de tanto en tanto se le escapaba una risita por lo bajo y esperaba que no lo tomara a mal pero todo lo sucedido había sido tan entretenido que resultaba difícil contener la risa.

¿Eh? — ladeó el rostro un tanto desencajada, no es que se tratara de algo malo pero realmente no esperaba que le invitara, en su caso lo había hecho sin pensar demasiado en el asunto y porque encontraba que Takuto era un chico agradable pero nada más que esto — De acuerdo, si te hace sentir mejor aceptaré — asintió. En el fondo no le agradaba tanto aceptar invitaciones de los chicos pero viendo que en este caso no había ninguna segunda intención no tenía razón alguna para desconfiar de él y mucho menos para negarse — La verdad con que me invites a un café me doy por servida… antes no solía tomarlo tanto pero ahora con la universidad… digamos que es la bebida por excelencia si quieres mantenerte despierto toda la noche — explicó, su vida había cambiado tanto de repente que había adoptado costumbres distintas en muy poco tiempo.

Por cierto… ¿tus hermanas no estudian acá? — cuestionó imaginándose que al igual que él podrían asistir a la academia en la isla o algo similar — Digo… si tu estas acá tus padres estarían más seguros de enviar a las chicas acá, ¿no?... aunque en realidad no se mucho de eso, no tengo hermanos — confesó riendo por lo bajo.
Selene DelacroixNinfa
avatar
Mensajes : 48
 

http://lustparadise.gratisforo.net/t142-selene-delacroix

Volver arriba Ir abajo

Re: — The start! {Private}

Mensaje por Takuto Harukaze el Lun Ene 23, 2017 4:33 pm

Quizá Takuto se estuviese comiendo aquello por no tirar nada, pero lo cierto es que estaba lejos de suponerle un problema. Aun con todo lo bajo, sedentario y escuálido que pudiese verse, lo cierto es que el chico comía con notables ganas, y no era raro verle engullir platos que parecían mucho mayores de lo que alguien de su estatura pudiese necesitar… el problema es que, aun siendo que disfrutaba de todo tipo de comidas, desde que vivía solo se había vuelto algo dejado, por lo que no tenía la mejor de las dietas; visto así, hasta era de agradecer que tuviese una excusa para comer algo más liviano que carne, pasta y  arroz.

Hmm pero solo un café me parece poca cosa —comentó el muchacho, guardando el envase de la ensalada y tomando ahora el postre que Selene había comprado para él. Takuto no tomaba café, en parte porque no le gustaba demasiado, pero también porque no le había sentado demasiado bien el par de veces que lo había privado, aunque seguía sin saber si se debía a su inestable salud o si era por algo más—… bueno, ya veremos llegado el momento.

Con un leve encogerse de hombros y una respuesta despreocupada dejó el tema a un lado, tampoco tenía sentido comerse la cabeza con aquello ahora, además tenía la sensación de que si se ponía a nombrar cosas Selene se acabaría negando, por lo que prefirió dejarlo en algo incierto. Tomó la cucharilla de plástico, ensartó la tarta de manzana y se llevó el primer pedazo a la boca, notando con esta un sabor que le hizo arquear las cejas levemente— Está muy buena —comentó al momento, aun con la boca llena y olvidando por un instante los modales. Los dulces y postres no eran tanto de su gusto, sin embargo eso no le impedía disfrutarlos cuando estaban buenos, y aquella le había dado una grata sorpresa.

Selene le preguntó sobre sus hermanas mientras que él se llevaba un segundo pedazo a la boca, masticando alegremente y dejando escapar un leve murmullo de gusto. Esta vez sí se esperó a tragar antes de hablar— Sí que están, aunque apenas las veo... hace tiempo que solo contactamos para intercambiar unas pocas palabras por teléfono o mensajería —comentó, cortando un tercer pedacito, este algo más pequeño, y observándolo frente a sí mientras hablaba—. Supongo que ya son mayores y les da vergüenza que las vean con su hermano —añadió, con una leve risa melancólica. De pequeños habían pasado mucho tiempo juntos, pero desde que llegasen a la isla… apenas habían tenido contacto—. Está bien, esto tenía que llegar algún día… ya no son niñas, y quieren vivir sus vidas.

Takuto era consciente de que era algo infantil, al menos en sus gustos y expresiones -aunque se consideraba realmente maduro cuando la situación lo ameritaba… lástima que esa era una faceta suya difícil de ver-, así que entendía que sus hermanas quisiesen alejarse de él ahora que habían llegado a la isla. Después de todo aquel lugar suponía su entrada al mundo adulto, lejos de mamá y papá; y con ello también la oportunidad de mostrar hasta qué punto habían crecido, haciendo nuevas amistades y aprendiendo cosas nuevas… de seguro se sentían más cómodas sin él danzando a su alrededor hablándoles de manga y videojuegos.

A~h, que rápido crecen —suspiró al final, entre melancólico y orgulloso por las damitas en que se habían convertido hoy en día. Dio otro bocado al pastel de manzana, uno que se aseguró de saborear bien, mientras le daba vueltas al tema de sus hermanas, y a lo que había dicho Selene antes de aquello—. Oh cierto, dijiste que te hubiese gustado tener un hermano menor… seguro que hubieses sido una hermana genial —comentó él, sonriéndole ampliamente mientras sujetaba la cucharilla de plástico con la boca, dejando la mano libre para dedicarle un gesto de aprobación al alzar el pulgar—. Los hermanos menores están para ser mimados ¿Qué si no? —corroboró, riendo entre dientes, con cuidado de no dejar caer la cucharilla. De algún modo le alegraba encontrar a alguien con quien compartir aquel tipo de ideas, por sencillas o tontas que pudiesen parecer… pues no conocía a nadie más con quien pudiese compartir aquel tipo de pensamientos— Además… tienes pinta de onee-chan —culminó, retirándose la cucharilla de la boca y señalándola con esta, no borrando la sonrisa de su rostro; tampoco se contuvo de usar su término natal para hermana pues era el que creía mejor ilustraba lo que quería expresar—. Eres linda, inteligente, amable, cariñosa y atenta… nueve de cada diez hermanos menores aceptarían —recitó bromista mientras movía la cuchara ante sí, cual batuta de director de orquesta— ¡Ah, y el que lo niega es el que más ganas tiene, pero le da vergüenza admitirlo! —culminó, riendo levemente antes de volver a clavar la cuchara en el postre y llevarse otro pedazo a la boca, con expresión satisfecha.
Takuto HarukazeIncubo
avatar
Mensajes : 59
 

http://lustparadise.gratisforo.net/t99-its-me-tak-kun

Volver arriba Ir abajo

Re: — The start! {Private}

Mensaje por Selene Delacroix el Mar Ene 24, 2017 9:04 pm

No era muy dada a aceptar invitaciones, no desde que había dejado atrás esos años donde todo eran locuras y coqueteos con los chicos, en aquel entonces se consideraba una persona totalmente diferente, no era en nada similar a la persona que era hoy en día y era un alivio, de ese modo había aprendido a madurar, a pesar de lo que pensara todo el mundo sí terminó madurando… o bueno un poco al menos.

Dejando ese tipo de cosas un poco de lado la pelirroja volvía en sí para dirigir la mirada hasta el chico, asintiendo le daba la razón al final — Tampoco es como que tuviéramos que planificar una cita o algo así — bromeó — Si quieres te daré mi móvil y cuando estemos libres podemos vernos… usualmente cuando estoy libre me puedes encontrar en el gimnasio, si no estoy usando las piscinas es seguro que estaré en la pista de atletismo — respondió esbozando una sonrisa, después de todo era fácil de predecir y de hecho cualquiera dentro de su fraternidad podría indicarle fácilmente donde encontrarla, era una de las pocas que se había hecho conocida rápidamente pero pensaba que no de la forma adecuada, era más debido a su carácter que a sus logros como deportista.

Taku pareces un anciano cuando hablas de tus hermanas, no creo que se cansen de compartir con su hermano… yo no me cansaría si es una persona como tú, eres muy cariñoso y se ve que además eres entregado a tus seres queridos, eso no es tan común como crees — mencionó en medio de una leve risita que no logró contener — Aunque supongo que cuando crecemos queremos dejar de depender tanto de nuestra familia… a lo mejor es por eso que se alejan un poco pero no creo que se deba a que les des vergüenza ni nada parecido — agregó.

Llegado su momento se encogió ligeramente de hombros y un tenue rubor adornaba sus mejillas — O-one-chan? — murmuró un tanto apenada — Ja… pues la verdad no sé qué pinta deben tener las hermanas mayores, solo sé que me habría gustado tener un hermano o hermana… de esa forma no habría crecido sola entre adultos — prosiguió intentando dejar a un lado la vergüenza — Además… eres el primero que dice algo así, la mayoría de los chicos va pensando que sería bueno tenerme en su cama en lugar de verme como hermana, ya sabes… la mente que es perversa~ — canturreó a modo de broma, esa era su forma de dejar atrás la vergüenza, con uno de esos chistes subidos de tono que tanto le entretienen.

Ah por cierto… ¿tienes algo que hacer luego?. Quería ir a ver que podría hacer después para distraerme, digamos que me di de baja este día… estaba demasiado agotada de estudiar y estudiar todo el día… todos necesitamos un descanso, ¿no? — comentó estirándose un poco y dejándose caer en la hierba, movía sus brazos de arriba abajo como si tratara de hacer un muñeco de nieve sobre el césped — ¿Qué sueles hacer para distraerte? — cuestionó buscándole con la mirada.
Selene DelacroixNinfa
avatar
Mensajes : 48
 

http://lustparadise.gratisforo.net/t142-selene-delacroix

Volver arriba Ir abajo

Re: — The start! {Private}

Mensaje por Takuto Harukaze el Vie Ene 27, 2017 6:41 pm

Selene era tal y como se había imaginado, una chica animada y atlética, de esas a las que podías ver entrenando a todas horas y dando su máximo esfuerzo, y eso que cursaba dos carreras al mismo tiempo; si aquello no era algo digno de admiración, entonces no sabía qué lo sería. Que le propusiese intercambiar números de teléfono le alegró más de lo que él mismo pudiese haber esperado, aceptando de inmediato el trato, y es que aun si había logrado tener una buena relación con varios de sus compañeros nunca había agregado a alguien que no fuese para estar en contacto por algún trabajo, siendo que al finalizar este rara vez contactaban.

Le hizo gracia que sacase el tema de que parecía un anciano, ya que por alguna razón se lo decían muy a menudo, y no sabía si se debía a que era un chico bastante nostálgico y con ideas un tanto tradicionales o si era por otros motivos… fuese lo que fuese lo cierto es que era algo que no le molestaba. No estaba de más decir que sus siguientes palabras sí que le afectaron algo más, dejándole un poco avergonzado al oírla hablar bien de él… no acostumbraba a oir esas cosas, no de mujeres al menos.

Le sorprendió, y mucho, alcanzar a notar un leve rubor en la joven, pues parecía de ese tipo de chicas que no se inmutaba por nada, y no estaba seguro si era por la comparación que había hecho o si se debía a otra cosa; de lo que sí que no tenía dudas era de que se veía algo linda con ese rubor. Por supuesto, no demoraron mucho en volver al curso de lo normal, pues le bastó un simple comentario para hacerle sonrojar ahora a él— Ni-se-te-ocurra —con notable esfuerzo mental consiguió apartar las imágenes que sus palabras pudiesen evocar en él, tratando de desviar su tema a otra cosa, y disimulando su vergüenza con una leve risa nerviosa— Bueno, supongo que es algo normal… quiero decir, seguro que cualquier chico sería feliz con una novia como tú —concluyó, quitandole importancia al asunto al tiempo que agitaba la mano frente a sí, sin terminar de entender en su ingenuidad que las palabras de Selene no incluían una relación emocional por ningún lado.

Agradeció que el tema se desviase a otros lares, o al menos en parte, porque su pregunta era igualmente complicada de responder. Ahora que tenía una mejor idea de cómo era Selene no creía que sus hobbies pudiesen entretenerla precisamente— Ehm, lo cierto es que suelo pasar el tiempo leyendo y jugando videojuegos… —confesó, rascándose levemente la mejilla con el índice en señal de vergüenza; en momentos como aquel, en los que se encontraba con personas tan enérgicas y vivaces, no podía evitar sentir que la suya era una vida un tanto aburrida—. No quisiera aburrirte, la verdad… ¿Tú qué sueles hacer cuando no estas entrenando? —preguntó, con notable curiosidad por sus gustos fuera de lo académico… lo que le llevaba a recordar un pequeño detalle—. Oh, cierto ¿Puedo acompañarte cuando vayas a por Loui? —inquirió, reclinándose levemente a su lado para verla cara a cara sin problemas. Casi se había olvidado del collie, pero si tenía la oportunidad entonces gustoso lo vería ese día… después de todo Takuto era un amante de los perros -y los roedores, por supuesto, tampoco querría que Sputnik se pusiese celoso, y mucho menos cuando lo tenía tan cerca de su oreja-.
Takuto HarukazeIncubo
avatar
Mensajes : 59
 

http://lustparadise.gratisforo.net/t99-its-me-tak-kun

Volver arriba Ir abajo

Re: — The start! {Private}

Mensaje por Selene Delacroix el Vie Ene 27, 2017 10:12 pm

El término “novia” no es que le desagradara del todo pero sus propias experiencias sumadas a todo el jaleo que había visto a lo largo de su vida producto de una relación amorosa habían terminado por corroer sus pensamientos sobre el tema, al final terminó pensando que encontrarse en una relación de ese tipo terminaría por hacer más mal que bien y de ello que hubiera pasado mucho tiempo saltando de un lugar a otro, obviamente después de madurar un poco y percatarse de que no encontraba sentido a esas “relaciones” breves había terminado por enfocarse en lo que realmente le parecía importante, su carrera y en la actualidad sus dos padres — Que dulce eres Taku — se limitó a mencionar esbozando una amplia sonrisa, no se molestaría en explicar el asunto pues por lo visto terminarían chocando en su forma de pensar, con lo poco que sabía sobre él solo podía imaginar que era un romántico y por ello prefería evitar choques de opinión.

Finalmente apartándose un poco de esos temas que terminaban siendo como caminar sobre arena movediza, llegaban a un punto donde realmente tenía un gran interés. Se podría decir que a primera vista sí había pensado que Takuto encajaba en el estereotipo de ciertos chicos, amantes de los videojuegos y cosas relacionadas, por supuesto que eso era algo un tanto rechazado y ridiculizado por ciertas personas, entre ellas conocía unas cuantas que tildarían al chico de raro y era lo común entre los equipos deportivos donde los hombres tenían otros intereses mucho más ridículos a su modo de ver pero al fin y al cabo eran solo preferencias. Afortunadamente aunque veía que Taku encajaba en ese estereotipo también resultaba ser uno de los pocos chicos que realmente le interesaban, quizás por sus diferencias pero al fin y al cabo había cierto interés en conocerle.

Um… creo que si nos comparamos sería difícil encontrarnos por allí, vamos a decir que este encuentro fue producto de la buena fortuna — mencionó riendo por lo bajo — Veamos… suelo disfrutar de hacer deporte, de hecho fue por el atletismo y el soccer que obtuve la beca para estudiar aquí, mi padre tiene mucho dinero pero no me deja buen sabor que se haga cargo de todo así que busqué la forma de ganar una beca… pero además de los deportes también me gustan los animales, la cocina, las películas de terror y viajar… creo que eso es todo, un poco más, un poco menos pero eso es lo que hay — bromeó aunque a lo mejor se quedaba corta pero al final era difícil terminar de explicar todos sus gustos de una sola vez, sobre todo porque era difícil recordarlo de golpe — Aunque sería entretenido que me enseñaras a jugar a los videojuegos, de pequeña solía jugarlos pero dejé de hacerlo... me aburría estando sola y siempre prefería salir de casa por ciertas cuestiones familiares — agregó sonriente.

Gracias al chico recordaba a su pequeño Loui y había demorado en ir a visitarle, todo por pasar un buen rato con el chico — Ah!, ahora que me lo recuerdas debería pasar a darle de comer, entonces vamos y te lo presento, el pobre debe tener hambre… a no ser que los demás chicos le dieran de comer, a veces no me avisan y come más de la cuenta — reía con cierto nerviosismo pues a la larga esto podría perjudicar al pobre. Levantándose del césped tomaba las bolsas con los envases restantes y la tarta que no había alcanzado a comerse por haberlo olvidado — Vamos así te presentaré a Loui, solo tenemos que darle la vuelta a esta zona para ir a donde tienen las mascotas — explicó aguardando por él — Por cierto… ¿Sput no tiene problemas con relacionarse con otros animales?, no sé cómo reaccionaría Loui si tiene que compartirme jaja — la sola idea le resultó entretenida por lo celosos que eran los perros pero no sabía si los hamsters mostraban esos mismos comportamientos.
Selene DelacroixNinfa
avatar
Mensajes : 48
 

http://lustparadise.gratisforo.net/t142-selene-delacroix

Volver arriba Ir abajo

Re: — The start! {Private}

Mensaje por Takuto Harukaze el Dom Ene 29, 2017 5:04 pm

Takuto no entendió a qué venía su comentario ¿Dulce? No creía haber dicho nada especialmente dulce, sin embargo, no indagó más en el tema, por vergüenza más que nada, y solo dejó la conversación fluir con naturalidad. Él pensaba exactamente igual que Selene, que se hubiesen encontrado -y más aún, dirigido la palabra- había sido poco menos que una improbabilidad… una improbabilidad llamada Sputnik en este caso. Tendría que recompensar al hámster luego por esto.

Apartando su gusto por los animales, los dos eran tan distintos como el día y la noche. Takuto era un negado en los deportes que disfrutaba de vaguear, que a duras penas era capaz de mantener una beca normal con sus notas, se asustaba fácilmente con cualquier cosa que implicase la palabra terror, se mareaba al viajar -aunque de hecho si le gustaba visitar otros sitios- y cuyas habilidades para la cocina rozaban lo absurdamente malo, siendo su mayor gesta el haber quemado el centro de una pizza en un horno mientras que los bordes se mantuvieron congelados -sus amigos aún seguían recordándole esa a día de hoy-.

Aun con todo creyó ver una oportunidad en todo aquello, una un tanto “peligrosa” para él, pero que quizás pudiese interesarle a la joven. Mientras que se levantaban y preparaban para ir a visitar al collie -que debía estar hambriento ya a esas horas-, el joven fue dándole vueltas a aquella idea para mezclar sus aficiona— ¿Uhm? No creo, salvo por sus escapadas ocasionales Sputnik siempre ha sido muy tranquilo —comunicó, señalándolo sobre su hombro; de hecho era gracias a que sabía comportarse que podía llevarlo consigo a casi cualquier lado, ya que incluso cuando se escapaba solía acabar volviendo… aunque no sin hacerle correr un rato tras él primero, claro—. Tampoco es como si fueses a adoptarlo como nueva mascota, seguro que Loui comprenderá.

Rio levemente ante la ocurrencia de que el perro pudiese sentirse celoso por verla con otro animal, viéndolo así era como si se tratase de su guardián o algo por el estilo, algo ciertamente enternecedor, y es que no había animal más fiel y protector que el perro— De todas formas lo descubriremos en breves —añadió, tomando nota mental de que igual le tocaría esconder un rato a Sputnik si la cosa se ponía tensa, pero honestamente no creía que fuese el caso ya que Selene ya le había dicho que era un animal tranquilo.

Tomó sus cosas y la siguió en el camino que rodeaba la zona donde guardaban los animales, también se ofreció a llevar alguna de las bolsas -así fuesen las vacías al menos, le sabía mal que llevase ella todo-, y mientras tanto decidió sacar la idea que tenía en mente y probar suerte— Por cierto, lo que dijiste antes de los videojuegos… tengo un par de juegos sobre terror y esas cosas —comentó, tratando de sonar lo más informal posible, aunque se le hacía tremendamente raro invitar a una chica a jugar videojuegos con él… de hecho era algo que no había hecho en su vida—. Ya que te gustan las películas de terror quizás esos sean de tu gusto ¿Te gustaría probar algún día? —continuó paseando junto a ella, observándola de reojo de tanto en tanto a la espera de su respuesta, y de paso disimulando que estaba un poco nervioso ¡Puede que solo la estuviese invitando a jugar, pero aun así era la primera vez que invitaba a una chica a su cuarto y solo eso ya era suficiente para hacerle sentir así! Aunque en el fondo lo que le preocupaba no era tanto el invitarla a su cuarto como el temor a que aceptase por mera cortesía o que encontrase aburrida su propuesta… después de todo a él ni siquiera le importaban los juegos de terror -de hecho no solía jugarlos porque le daba miedo-, lo que no quería es que estuviese con él por obligación o que se aburriese por ello—. Solo si te apetece, claro…
Takuto HarukazeIncubo
avatar
Mensajes : 59
 

http://lustparadise.gratisforo.net/t99-its-me-tak-kun

Volver arriba Ir abajo

Re: — The start! {Private}

Mensaje por Selene Delacroix el Mar Ene 31, 2017 12:57 pm

Es un alivio que sea así… en realidad no he tenido más mascotas además de Loui, no sé cómo se llevaría con otros animales. En realidad antes no tenía donde tenerlo y ahora que vivo por mi cuenta es que puedo cuidar de una mascota por mí misma, sino mi padre aun estaría todo el día recriminándome por los pelos de Loui en todos lados — una leve risita escapó de sus labios recordando las peleas constantes con su padre, aunque adoptivo al final era su padre después de todo — Y sí, pienso que comprenderá en especial si te ve a ti allí, verá que Sput no es sino tu compañero — esbozó una sonrisa a medida que continuaba andando.

Pasó por los establos donde debido a la hora no se encontraban sino pocas personas, en su mayoría eran chicos de la escuela de veterinaria tomándose un rato para darle uno que otro baño a los caballos, cepillarlos y cuidar que estuvieran en buenas condiciones. Por supuesto que en medio de todo esto la pelirroja se encargaba de saludar a uno que otro de los presentes, un mero intercambio de palabras por cortesía pero al final era debido a su afinidad con los de la escuela, en especial cuando más de una vez podía ayudarles a calmar a los animales dada su naturaleza.

La inesperada propuesta del chico le llevó a mirarlo por un instante pero pronto esbozó una amplia sonrisa — Oh!, suena genial Taku, con gusto me apunto — respondió rápidamente — Ah pero… ¿a qué fraternidad perteneces?, no lo había preguntado antes… si es de esas de un solo sexo avísame para escabullirme por la ventana — bromeó riendo por lo bajo — Pero suena genial, es una cita entonces — sonrió.

Continuó caminando hasta salir por dentro de los establos al espacio cercado, de inmediato el enorme collie de larga melena gris con blanco se abalanzó sobre ella, naturalmente todo lo que llevaba consigo terminó en el suelo y por igual ella misma terminó tirada en el suelo — ¡Loui!, deja de babearme la cara — en parte siempre tenía la misma queja pero terminaba riendo cuando el pobre perro se restregaba contra su dueña y movía la cola totalmente emocionado, por fortuna este pronto se tranquilizaba y le dejaba incorporarse, sacudiéndose la ropa tras quedar llena de pequeñas ramitas y hojas — Lou este es Takuto, un amigo… — explicó abrazándolo y acariciándolo para que este no se alterara, el perro de inmediato tomó asiento a su lado mientras miraba fijamente al chico — Puedes tocarlo, no se alterará ni nada, suele ser muy amistoso y cariñoso… eso sí… ten cuidado, si te toma confianza terminarás lleno de baba — soltó una carcajada y continuó limpiándose el rostro de los restos de saliva que había dejado el animal en sus mejillas, por otro lado se encargaba de recoger las cosas que llevaba consigo que habían quedado tiradas sobre el césped, todo esto antes de que al travieso animal se le ocurriera hacer de las suyas y romper las cosas.
Selene DelacroixNinfa
avatar
Mensajes : 48
 

http://lustparadise.gratisforo.net/t142-selene-delacroix

Volver arriba Ir abajo

Re: — The start! {Private}

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.