— WELCOME!
Bienvenido Invitado al instituto Paradise. Un lugar donde se promueve la convivencia entre distintas razas, donde los conflictos del mundo actual salen a relucir pero por sobre todo los placeres se vuelven inigualables. ¿Te atreves a descubrirlos?.
Para contactar de forma directa a la administración del foro y de manera privada pueden solicitar amistad a la siguiente cuenta exclusiva del foro:
— Club Leaders
Cheerleader - None
Astronomy - None
Basket - None
Cuisine - None
Equestrianism - None
Photography - None
Herbology - None
Music - Abigail
Swimming - Laila
Soccer - None
Theater - None
Tennis - None
— Teacher's Council
— Student's Council
NAME
NAME
NAME
NAME
NAME
NAME
— CENSO
El censo automático contará un número demás por lo que para saber el número real de integrantes deberán restarle 1.
— GOSSIP KING NEWS
Gossip
Para: All
Hola Hola alumnos, profesores, trabajadores; Queridos Donovan y Eva... ¿Sabéis quién ha vuelto? Si exacto, vuestra peor pesadilla. Pasaba por aquí a enviar mi peculiar presentación, no he podido evitar emocionarme con la llegada de carne fresca. Muchas caras nuevas y con ello una ingente cantidad de sabrosos chismes que contar, lo siento, aquí en Paradise ya no existen los secretos. Nos estaremos viendo por aquí mis queridas víctimas. ¡¡Ah!! Se me olvidaba, Feliz Navidad.
-- Nightmare --
— HIVA OA'S WEATHER & INFO
El invierno se hace presente y el fin del año es inminente, la isla se encuentra teñida de un hermoso blanco, el lago más cercano se encuentra totalmente congelado en la superficie. Durante las noches es necesario ser precavido pues repentinamente cae la nieve y se suceden ventiscas. Por el día la temperatura alcanza unos 18° mientras que por las noches desciende por debajo del punto de congelación.
— Staff
Webmaster ─ Eva Paradise
Administrador ─ Donovan Lynch
— En línea
Últimos temas
» Blue Caos (Rol +18) [Afiliación Élite]
Mar Sep 26, 2017 6:06 am por Invitado

» — Libro de firmas
Jue Sep 21, 2017 12:31 pm por Kaihy Netsuke

» Kaihy Netsuke(W.I.P)
Mar Jul 11, 2017 9:36 am por Kaihy Netsuke

» Mythologíes [Afiliación Normal]
Jue Jul 06, 2017 11:28 pm por Invitado

» Southern Skies { Cambio de botón — AF. Élite }
Dom Jul 02, 2017 10:21 pm por Invitado

» Ficha de Jack Spencer
Miér Jun 14, 2017 3:18 pm por Donovan Lynch

» Loving Pets! - Cambio de botón [Élite]
Miér Mayo 31, 2017 3:09 pm por Invitado

» ─ Looking for the wolf
Lun Mayo 29, 2017 4:21 pm por Aedëlyon caius

» Por una buena causa [Priv.Selene]
Jue Mayo 25, 2017 8:36 pm por Takuto Harukaze

» El mundo de Takuto [Búsqueda]
Dom Mayo 21, 2017 9:04 am por Takuto Harukaze

» Hunter x Hunter Zero / Elite
Sáb Mayo 20, 2017 2:20 pm por Donovan Lynch

» Wonderful Dreams | Afiliación Élite [Apertura]
Sáb Mayo 20, 2017 2:11 pm por Donovan Lynch

» Fate/Light of Extinction [Elite — Cambio de botón]
Sáb Mayo 20, 2017 2:06 pm por Donovan Lynch

» SHINJU | Cambio De Botón
Sáb Mayo 20, 2017 2:01 pm por Donovan Lynch

» RatbagPunce —Cambio botón elite.
Sáb Mayo 20, 2017 1:59 pm por Donovan Lynch

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 22 el Vie Dic 02, 2016 9:00 pm.

─ Looking for the wolf

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

─ Looking for the wolf

Mensaje por Allison O'rourke el Jue Nov 24, 2016 6:59 pm

─ Fraternidad Zeta Pi, 7:08pm.

El final de la jornada era inminente y con ello era momento de que dejara aun lado las obligaciones de la Universidad y el pensar a cada momento en los negocios que tenía que llevar, en lugar de eso debía concentrarse en su propio descanso y es que aquella era su hora favorita del día. Salía de los talleres mecánicos donde había estado haciendo de las suyas al salir de clases para deambular por los pasillos, le extrañó no ver cerca a aquel albino que debía acompañarle a donde quiera que iba, hasta donde sabía Aede pocas veces le dejaba sola –por no decir nunca- y verse completamente sola pasadas las siete resultaba inusual. Afortunadamente su olfato era excelente y dar con el chico era pan comido cuando reconocía su aroma a donde quiera que iba.

Finalmente acabó en la casa de la fraternidad, como era de esperarse aquel edificio albergaba a los estudiantes más descuidados y rebeldes, el lugar era un reflejo de los que habitaban allí y a medida que se adentraba en el edificio relucían los grafitis, la música sonaba por todo lo alto y mientras pasaba eran varios los que se encontraban aglomerados por grupos bebiendo, fumando y drogándose mientras se concentraban en sus temas musicales y hacían negocios de dudosa procedencia. Por supuesto que se encontraba más que acostumbrada a todo eso y el hecho de que aquella casa de fraternidad nunca duerma era precisamente una carta que jugaba a su favor aunque no fuera del todo idóneo que le encontraran deambulando fuera de las instalaciones aunque al final romper las reglas le daba perfectamente igual, otra visita al rectorado no le pesaba.

Tras subir las escaleras hacia los últimos pisos finalmente se encontraba con la puerta de su habitación, el aroma del chico venía de ese sitio y fue entonces que se le ocurrió la idea de que quizás estuviera esperándole, después de todo conocía a la perfección sus horarios de clases y su deber como sirviente era precisamente hacerle la vida más fácil, para ello había pagado una buena suma de dinero. Abrió la puerta haciendo uso de la llave que poseía y tras pasar, cerrando la puerta a su espalda, se encontró de lleno con el chico, ¿qué hacía?, no tenía idea pero por lo visto se había dedicado a organizar su desordenada habitación hasta que finalmente parecía la habitación de una chica — Con que esto hacías que no estabas esperándome… — silbó y esbozó una sonrisa al mirarle — Que sirviente más obediente eres querido, haces que valga cada centavo gastado — bromeó y lanzó su bolso en el suelo, le daba perfectamente igual a donde fuera a parar, lo mismo ocurrió con su abrigo a medida que se acercaba al chico. Tomó de la camisa al albino acercando su rostro lo suficiente para rozar sus labios — Quizás más tarde te de un premio por ser un buen chico… ahora por el momento… — marcó más la distancia y pasó a tomar asiento en su cama — Explícame qué es lo que hacías en mi habitación y sobre todo… todo este orden que hay ahora, no lo entiendo así que tendrás que decirme donde dejaste mis cosas… ah… ¿traes algo de cenar?, olvidé comer — agregó recostándose en la cama.

Para cualquier otra persona la actitud tan despreocupada de la rubia ante la situación podría parecer loca o inusual, sin embargo le había dado total acceso a Aedë con lo que el sirviente podía andar a sus anchas con la única condición de que siempre debía encontrarse en su habitación por las noches ya que prefería tenerle consigo en esas ocasiones.


Última edición por Allison O'rourke el Vie Ene 27, 2017 10:52 am, editado 1 vez
Allison O'rourkeLicántropo
avatar
Mensajes : 11
 

http://lustparadise.gratisforo.net/t63-allison-o-rourke

Volver arriba Ir abajo

Re: ─ Looking for the wolf

Mensaje por Aedëlyon caius el Sáb Nov 26, 2016 2:46 pm

Lo peor del día sin duda era tener que esperar por largas horas la salida de Allison de las clases, está claro que como sirviente no me quedaba de otra pero si por mi fuera estaría recorriendo el bosque en busca de paz y tranquilidad que no tenía a su lado. Menos mal que hoy para entretenerme había decidido quedarme en el cuarto de la fémina ordenando su desorden, un desorden que siempre volvía a aparecer pasados diez minutos de estar ella dentro. Recogiendo desde ropa sucia que echar a un cesto hasta sus cosas personales pasaba el tiempo volando aunque no se pasaba el ruido infernal al que tenía que acostumbrarme a diario ni tampoco el olor nauseabundo de las drogas fumadas por varios de los individuos residentes en la fraternidad. - Esto es una tortura para mis oídos, quién me mandaría… - Maldecía en voz baja siguiendo con las tareas de limpieza y colocación de objetos en sitios de fácil acceso que dejasen mayor espacio para la movilidad por el cuarto. La facilidad con la que ella lo desordenaba todo me asombraba, si también tuviera la misma facilidad para el orden creo que me asustaría. Era entendible el motivo por el cual ella pertenecía a esa fraternidad, todos eran igual o peor que ella así que no destacaría su desorden.
El reloj de mesa sonó repetidas veces, era la hora de que mi señora saliera de sus clases, ya estaría preguntándose donde estaba o seguramente estaba buscándome para que la entretuviera aunque lo cierto es que no tenía muchas ganas de aguantar sus juegos, era muy posible que pensase en hacer alguna de las suyas contra mi.
Terminando de arreglar la cama oí pasos acercarse, los conocí al instante, era ella, ya estaba ahí. Respiré profundo disimulando el que la oí terminando de acomodar la almohada mientras ella abría la puerta, entraba y cerraba tras de si. - Llegas temprano, ¿Corriste para buscarme O me extrañabas? - Sin girarme a verla oí caer algo pesado contra el suelo y otra cosa más tras este primero. - ¿Ya empiezas? - Me giré a ver lo que había tirado aunque me quedé en silencio un poco, ya estaba haciendo de las suyas, me tenía agarrado de la ropa y sus labios rozaban los propios, menos mal que ya estaba acostumbrado a este tipo de situaciones. - No te rías de mi Allison. - Ya estaba, mi trabajo a cada minuto que pasaba se iba al cuerno, primero el suelo y ahora la cama, seguro que lo próximo era la basura de su cena, ya lo vería, estaba seguro de que lo haría. - Pues como ves he ordenado tu habitación, no podía dar un paso sin pisar algo tuyo y ya que tu estabas en clases he aprovechado para hacerlo. Las cosas están en sitios que deben, no te será difícil encontrarlos sin desordenar todo y en cuanto a la cena, la tienes allí, sobre tu escritorio. - Señalando con el largo dedo índice de la diestra al escritorio donde reposaban varios platos con diferentes cosas, entre ellas pollo frito, ensalada, arroz con diferentes especias y al final una tarta para postre. - ¿Será de tu gusto o debo salir a por otra cosa? - Bajé el brazo caminando hacia el escritorio echándole una ojeada rápida a todos los platos y luego volví a verla a ella echada sobre la cama, algo me decía que iba a ser una larga larga noche.
Acomodando la armadura puntiaguda que cubría el hombro cerré los ojos esperando a alguna respuesta por parte de la fémina, si la conocía tan bien como creía posiblemente tuviera algo que decir al respecto, por mi parte lo único que quería era salir de aquel infernal sonido que en cualquier momento pareciera me dejaría sordo aunque por lo menos para el olor tenía remedio.
Caminé hasta la ventana de su habitación abriéndola de par en par, el olor de aire limpio inundaba las fosas nasales limpiando los pulmones del cargado aroma. - No se como aguantas este olor toda la noche, ¿No te gusta el aire limpio? - Sin más me senté en el marco de la ventana viendo hacia el exterior dejando a su vez que los pies colgasen por fuera, ahí fue cuando abrí los ojos para ver el cielo oscurecerse a pocos. - Cena ya o se te enfriará la comida y luego te quejarás. - Dejando caer la cabeza contra uno de los lados del marco volví a cerrar los ojos relajado por el olor limpio y puro que se respiraba proveniente del exterior.


Última edición por Aedëlyon caius el Sáb Ene 07, 2017 1:14 pm, editado 1 vez
Aedëlyon caiusAnimalia
avatar
Mensajes : 13
 

http://lustparadise.gratisforo.net/t49-the-wolf-aedelyon-id

Volver arriba Ir abajo

Re: ─ Looking for the wolf

Mensaje por Allison O'rourke el Mar Nov 29, 2016 3:16 pm

Notaba como ocurría lo mismo de siempre con Aëde, todo el tiempo el sirviente se mostraba totalmente indiferente a sus intentos de molestarle, en oportunidades lo había encontrado sumamente frustrante pero con el tiempo había aprendido a pasar de ello y a divertirse con él de otra manera — ¿Quién dijo que me estaba burlando de ti?... — sonrió mientras aún se encontraba echada en su cama, rodó en ella hasta permanecer boca abajo sobre la superficie de la cama y poder mirar al albino mientras este se desplazaba por la habitación, en muchas oportunidades se preguntaba por qué había accedido a servirle, al final pese a que no tenía mucho que decir al respecto un chico como ese había tenido la oportunidad de servir a otras personas con muchísimas facilidad y sin embargo allí se encontraba, sirviéndole cada capricho que tuviera e incluso había terminado haciendo un par de cosas que no se encontraban en el contrato — No me burlo de ti ni nada parecido, tampoco estaba desesperada por verte pero tenía hambre y es tu obligación atenderme~ — puede que estuviera jugando con fuego al meterse con él de esa forma pero si había algo que la rubia disfrutaba era meterse con él, verle irritado, molesto y como este no se atrevería a agredirle.

Finalmente se levantó de la cama, con pasos lentos paseaba alrededor de la habitación mirando primeramente el plato de comida que este había dejado para ella, seguidamente su mirada lobuna se dirigió a la silueta del chico sentado en la ventana, una tenue sonrisa se dibujó en sus labios dejando asomar aquellos afilados colmillos. Desplazándose con lentitud se posicionó detrás del chico colando sus manos por el abdomen al tiempo que sus cuerpos se apegaban — Esta bien la comida, últimamente te quejas mucho menos… sabes que no es divertido, llévame un poco la contraria al menos o finge hacerlo — sus manos tanteaban el abdomen por encima de aquellas holgadas prendas, al mismo tiempo la rubia aspiraba el aroma que desprendía el lobo — ¿Has cenado? — cuestionó separándose al instante de él para ir en busca de lo que tanto había esperado en la tarde, la cena.

Tomó asiento y con calma comenzaba a degustar del plato que el albino había tenido preparado para ella, como de costumbre se trataba de algo bastante apetitoso, seguía sin decepcionarle — Puedes comer conmigo, que seas mi sirviente no hace que debas tratarme como lo hacen los nobles… ya sabes, tu por allá y yo por acá… al final ya hemos compartido hasta la cama — reía por lo bajo al saber que aquellas cuestiones le incomodarían en demasía — Ah… mañana prepara algunas cosas, nos iremos al pueblo, necesito comprar un par de cosas e irás conmigo… no pretenderás que una chica como yo vaya sola al pueblo, algo podría pasarme — dramatizaba al colocar un gesto de preocupación y llevarse la mano al pecho, sin embargo pronto escapó una de sus típicas carcajadas y con ello volvía a comer un poco dando vistazos de vez en cuando al albino simplemente deseando evaluar sus reacciones ante todas las cosas que decía.
Allison O'rourkeLicántropo
avatar
Mensajes : 11
 

http://lustparadise.gratisforo.net/t63-allison-o-rourke

Volver arriba Ir abajo

Re: ─ Looking for the wolf

Mensaje por Aedëlyon caius el Dom Ene 08, 2017 11:06 am

Por costumbre jugaba a molestarme exigiendo que fuese atendida en primer lugar, ella era la prioridad, podría estar muriendo que eso no sería relevante y menos aún importante para la fémina rubia. Las manos fueron a parar en el vientre coladas por los lados del kimono vestido, era una manía suya el tocar partes de mi cuerpo sin poder tan siquiera negarme cuando ordenaba que me mantuviera quieto, por suerte había logrado con el tiempo saltarme en contadas ocasiones las mismas y así evitar situaciones incómodas. - Si me quejo te doy el gusto de seguir molestándome ¿Verdad? - Giré la cabeza fijando los ojos en los orbes brillantes de la fémina a la que acompañaba al mismo tiempo que ella seguía toqueteando el cuerpo. - No, no he cenado nada, no he tenido tiempo de hacerlo, estaba ocupado limpiando y preparando tu leonera. - Giré la cara viendo al exterior relajado y cómodo en aquel ventanal evitando el contacto visual con ella, en ocasiones pensaba que adoraba sacarme de las casillas y provocar incómodas situaciones. - No gracias Allison, prefiero seguir tal como estoy, se que te divierte y gusta más. - Aprendí a su lado a molestarla de la misma forma que ella hacía conmigo, un truco vil y algo rastrero pero en el fondo divertido, no le venía mal tomar de su propia medicina un poco, aunque si, reconozco que es una maestra molestando o incluso buscando la forma mas mala e incómoda para provocar enfado que quedase en palabras por la incapacidad de tocarle un solo pelo. - Muy graciosa, veo que disfrutas mucho teniéndome en tu cama, me pregunto que es lo que buscas que haga cuando duermes. - Mirándola de nuevo al girar la cabeza mantuve la espera de una contestación a lo que dije pero la respuesta o la indiferencia a las mismas. Aunque fue otra cosa lo que me dijo, nada que ver con lo que estábamos hablando. - ¿Cosas? ¿Qué cosas? (Breve pausa) Si por supuesto, a ti te va a pasar algo, pobre del que se interponga en tu camino mejor dicho. ¿No crees? - Bajando de la ventana caminé al armario de la fémina negando repetidas veces. En el interior busqué una maleta de viaje pequeña que tenía para llevar sus cosas, bueno, no tan pequeña, a ella le gustaba casi llevarse el armario entero para unas horas fuera y el que terminaba cargando con eso para nada era yo por lo que a ella le importaba muy poco el peso exagerado que llevase.
Con sumo cuidado abrí la maleta en el suelo colocando dentro varias prendas de ropa, las que ponía a menudo o las que le gustaban de forma exagerada, lo mismo hice con un par o dos de zapatos de su gusto envueltos cuidadosamente en bolsas de tela que no ensuciasen la ropa dentro de la maleta. Al tanto de acabar pensé recordando el recoger maquillaje y cosas de higiene que no necesitaría pero si no las metía protestaría. - Creo que no hace falta nada más, ¿Qué opinas? - Con estas palabras terminé de cerrar la maleta dejando caer el cuerpo sobre el firme y frío suelo cerrando los ojos expirando un largo y sonoro suspiro, ahora si que podía tomar el suelo para dormir, no estaba lleno de cosas y basura que manchasen o estorbasen. - Acaba de cenar Allison, si quieres ir al pueblo deberás dormir temprano, mañana me encargaré de los permisos y el dinero. - No resultaba fácil ser el sirviente de una chica como ella, no se como se las arreglaba pero encontraba siempre la forma de hacer que las cosas se volvieran complejas siendo más simples que un botón de plástico.
Estaba a punto de dormir cuando los repentinos golpes con fuerza en la puerta de la fémina me hicieron sobresaltar. Del exterior voces masculinas profiriendo toda clase de babosadas en un tono claramente exaltado por las drogas y alcohol que llevaban bebiendo durante todo el día. - Si salgo no respondo… - Susurrando en un tono perceptible tan sólo para la rubia le dedicaba miradas serias, los músculos se fueron tensando a punto de saltar contra la puerta, de hecho una de las manos agarraba con fuerza la empuñadura del arma que reposaba en el cinturón. - Uno… Dos… - Contando mentalmente incorporé el torso vigilando la puerta, que se atreviesen a poner un solo pie en la habitación que saldrían por la ventana.
No hubo que esperar mucho, en cuanto las palabras aumentaron de tono y se volvieron extremadamente obscenas hasta para los oídos propios, el cuerpo como impulsado por un muelle se levantó rumbo a la puerta con firme andar. - Rrrr… - La puesta se abrió de golpe encontrándo justo de frente cuatro chicos de pintas bastante feas riendo y con los brazos en alto para aporrear otra vez la puerta. - Mi señora está durmiendo, podéis iros por las buenas o por las malas. - Parecía que en principio surtían efecto pero era sólo una apariencia y es que para aquellos chicos tanto como para casi todos, la palabra de un sirviente no tenía ningún valor o poder sobre ellos. Lo juro, me irritaba esa actitud y a pesar de que Allison era igual en ese aspecto, la seguía fielmente, que ilógico.
La actitud de esos chicos se volvía agresiva por momentos y como eran cuatro chicos con hormonas alteradas, bebida, drogas y envalentonados por número y certeza de que no les podría poner una mano encima comenzaron los empujones y golpes. - Rrrr ya basta… - con la mano libre agarré a uno de aquellos chicos alzándolo en el aire agarrado por la camisa, como no me parase Allison aquel varón saldría rodando escaleras abajo.
Aedëlyon caiusAnimalia
avatar
Mensajes : 13
 

http://lustparadise.gratisforo.net/t49-the-wolf-aedelyon-id

Volver arriba Ir abajo

Re: ─ Looking for the wolf

Mensaje por Allison O'rourke el Miér Ene 11, 2017 10:29 pm

No hacía falta ser un adivino para saber cuál sería la respuesta del albino, siempre que decía algo obtenía una respuesta mordaz por parte del sirviente, a pesar de que fuera su sirviente este siempre encontraba la forma de rebatirle las cosas y reprochar aunque terminara obedeciendo, lo encontraba tan entretenido que no consideraba su día como placentero hasta tener esos intercambios de palabras con Aede — Cosas… te lo diré en su debido momento, cuando estemos en el pueblo… mientras tanto solo es necesario que lleves algunas cosas para permanecer en el pueblo conmigo el fin de semana — mientras comía se giró a ver al albino arreglar las maletas. Una sonrisa apareció en su rostro cuando se percataba de todo lo que hacía, en definitiva le conocía mejor que nadie cuando empacaba la ropa que más le gustaba y hacía todo tal y como ella lo habría solicitado. Ni siquiera terminaba de comprender porque un hombre como él accedía a ser su sirviente, siempre le veía renuente al inicio pero terminaba obedeciendo todas y cada una de sus peticiones, en ocasiones tenía la sensación de que había algo más detrás de todo eso — Esta perfecto, parece que de a poco has estado aprendiendo mucho cariño — replicó llevándose otro bocado de comida a la boca, no había terminado de comer cuando dejaba a un lado los cubiertos — No quiero dormir temprano… quiero hacer otras cosas… — sonrió con coquetería, aquello solo significaba una cosa y el albino debía saber a lo que se refería.

Desafortunadamente cuando la rubia se encontraba aún sentada pero tenía todas las intenciones de ir a continuar con sus planes para la noche, su velada era interrumpida por golpes a la puerta y palabras obscenas. Aparentemente la idiotez comenzaba temprano aquella noche y es que cuando se les iba la mano con las drogas terminaban olvidando con quién estaban tratando — Pedazos de mierda… no podían molestar a otras horas… — murmuró la rubia frunciendo el ceño. Dentro de todo lo más evidente era la molestia en el albino, tenía toda la certeza de que este los sacaría a rastras si era necesario aunque esto le metiera en problemas y tendría que intervenir para proteger a su sirviente.

Finalmente debía hacer lo que no quería, intervenir en el conflicto y frenar al albino, siempre que ese tipo de cosas sucedían terminaba alguien herido o con quejas al jefe de la fraternidad aunque en el fondo las cosas nunca iban mal para la rubia pues había ayudado en muchas cosas al jefe de dicha fraternidad como para que este le apoyara a pesar de estar más loco que una cabra — Aedë… basta — en un abrir y cerrar de ojos la rubia se encontraba al lado del albino con su diestra sobre el brazo ajeno, la mirada afilada se dirigía a los individuos que irrumpían en su habitación y por un momento la rubia dejaba ver los afilados colmillos sobresalir de sus labios — Normalmente tengo una paciencia admirable con ustedes pero… si tantas ganas tienen de que los despedace solo tienen que pedirlo, con gusto me encargo de ustedes panda de imbéciles — sabía que se encontraban ebrios y drogados hasta más no poder y de allí que actuaran como completos idiotas, por esa razón no había necesidad de razonar con ellos. Uno recibió una patada en la boca del estómago y al instante aquel que había estado en manos del albino terminaba recibiendo un puñetazo en el estómago que le dejaba completamente sin aire, con ello la rubia empujaba al resto fuera, escaleras abajo. En el suelo golpeados e inconscientes se encontraban dos de los sujetos y el resto recibía una mirada llena de ira — ¿Y bien? — entre balbuceos y reproches los otros dos se largaban dando traspiés sin siquiera ayudar a sus dos amigotes, con esto la rubia cerró la puerta de un golpe. Buscando recobrar la compostura suspiró con pesadez, con ello sus orbes retomaron el color gris característico en ella. Dando una media vuelta la rubia se encontraba cara a cara con el sirviente — ¿Cuántas veces te he dicho que no hagas eso? — fruncía el ceño realmente irritada, se masajeó las sienes y una sonrisa apareció en su rostro — Es adorable que me defiendas pero no puedo protegerte de todo aunque seas mi sirviente Aedë — dando un par de pasos al frente sus brazos terminaban rodeando el cuello ajeno, afortunadamente sus tacones le daban algo de altura para poder encontrarse un poco más a su altura. Haciendo una demostración nada normal de intimidad la rubia rozaba sus labios con la mejilla contraria para finalizar dejando un beso en la comisura de sus labios — Solo ignora a las demás personas allí afuera, todos son unos completos lunáticos… si quieres lidiar con locos ya me tienes a mí para eso — soltó una suave carcajada y separó su cuerpo no sin antes dejar una suave caricia en la mejilla del lobo.

Como ocurría muchas veces, la rubia tomaba la cajetilla de cigarros de su mesa de noche y encendía uno de estos al  llevárselo a los labios, acercándose a la ventana dejaba escapar el humo nada más que para no discutir con el albino por el humo — No duermas en el suelo, quédate en la cama conmigo — musitó asomándose por la ventana, mientras en su diestra reposaba el cigarrillo su otra mano se posaba en el borde de la ventana — Esta noche te quiero allí… al final hace días que no duermes a mi lado, ¿qué sucede de repente no te animas a hacerme compañía? — ladeaba ligeramente el rostro al buscar el rostro ajeno con la mirada — Había algo que quería preguntarte… ¿no tienes alguna relación con mi padre o sí?, detestaría saber que me estas vigilando, cuando al fin me gustas no quiero tener que deshacerme de ti — aquello se podría malinterpretar como algún tipo de sentimiento pero poco le importaba que lo malinterpretara. Si había algo en la lycan es que esta demostraba abiertamente sus intereses y no tenía ninguna intención de ocultar su interés en el albino aunque no fuera precisamente amoroso pero sí podría relacionarse.
Allison O'rourkeLicántropo
avatar
Mensajes : 11
 

http://lustparadise.gratisforo.net/t63-allison-o-rourke

Volver arriba Ir abajo

Re: ─ Looking for the wolf

Mensaje por Aedëlyon caius el Miér Ene 18, 2017 9:36 pm

La intención era clara, deshacerme de esos individuos lo antes posible y ya no sólo porque la fémina debía dormir sino porque los comentarios vomitados desde el interior de aquellas bocas estaban ofendiéndome a mi sin tener que ver mucho en el tema. Lástima para mi, suerte para ellos, que llegó Allison a salvarlos de salir mal parados esa noche, al menos por mis manos.
Soltando la ropa de aquel varón esperaba la orden que no llegó, se encargó ella misma en deshacerse de ellos de la mejor forma que le pareció. Quería reír pero no lo conseguía, mantenía la compostura observando como uno a uno recibían su merecido de parte de la señorita solamente caminando detrás de ella los vi caer por las escaleras mientras alzaba una mano despidiéndolos con burla para volver con la fémina a la habitación. - Relájate, la situación estaba controlada, se defenderme y si me expulsan siempre puedo ir a dormir con los caballos, no te preocupes por mí, soy mayorcito. - En cuanto crucé los brazos llegó ella a colgarse del cuerpo dada su estatura, la miraba fijamente terminando por ceder con el cuello un poco acercando lo suficiente la espalda a su estatura para comodidad de esta. - No puedo ignorar algo de tal magnitud, no es por ti sólo, es por mi también, es ofensivo, demasiado. - Notaba el beso en la comisura sin cambiar la expresión, la costumbre de besarme por sorpresa ya no servía a estas alturas, la conocía mejor que a mí mismo.
Una vez se retiraba recogió algo en la mano, aquel vicio que no conseguía quitarle a las buenas, ni a las malas, no nos engañemos, no había forma sana de quitárselo, me faltaba ser drástico tal vez, lo que si, es que debía actuar pronto. - ¿Debo pues dormir contigo? - Sigiloso me posicioné en su espalda entrelazando las manos sobre el vientre femenino en silencio, al principio. Pasé en esa posición firme y callado alrededor de tres minutos tras los cuales alcé una mano retirando el cigarro de los delicados labios de la rubia tirando por consiguiente el vicio por la ventana. - Esto te matará y además, no me gusta besar ceniceros. - Con las mismas traté de callarla besando el centro de los labios con el mismo descaro con el que ella solía tratarme. La mano que estaba sobre el vientre se deslizaba arriba casi hasta llegar a la parte baja de los pechos y así con las mismas descendió hasta alcanzar cerca del pubis. - Esta noche dormiré a tu lado pero deberás prometerme no volver a fumar. - Sin más retiré las manos y la cara echándome con indiferencia sobre el colchón no sin antes retirar las cosas que ocupaban la cama. - Ya me tienes aquí y ¿Ahora? - La pregunta sobre su padre me hizo bastante gracia, a estas alturas era impensable preguntar algo así, su padre no era la clase de persona la cual me agradara tener cerca. - Si yo tuviera relación alguna con tu padre me mataría como poco por tocarte así como hice. - Esperándola sobre la cama me coloqué de lado clavando la mirada en su espalda. - ¿Vienes a la cama o debo ir a buscarte? ¿Te harás de rogar ahora que me tienes aquí? Vamos, es tarde y tenemos cosas pendientes antes de dormir no? - Con las mismas cerré los ojos, estaba bromeando pero al menos ella si que se quedaría desencajada.
Aedëlyon caiusAnimalia
avatar
Mensajes : 13
 

http://lustparadise.gratisforo.net/t49-the-wolf-aedelyon-id

Volver arriba Ir abajo

Re: ─ Looking for the wolf

Mensaje por Allison O'rourke el Vie Ene 27, 2017 10:51 am

Sabía que el comportamiento de Aedë no se debía a que sintiera algún tipo de molestia por las palabras en su contra sino porque le resultaba molesto el asunto en sí, al menos hasta donde sabía aquel sirviente no tenía más sentimientos hacia su persona que el compromiso que les mantenía unidos, se trataba de un negocio, ella había pagado por él y el resto era historia. Por otra parte había cosas que aun sabiendo que no sucedían porque él así lo quisiera, le gustaban como el hecho de tenerlo en su cama todas las noches que así lo quisiera.

Igual me preocuparé, más que nada porque no quiero que me quiten al sirviente, al fin y al cabo sería una molestia tener que enseñarle a otro a hacer tu trabajo — ¿realmente era esa la razón?, a su modo de ver lo era aunque siempre estaba el bono de que podía tenerlo para sí de otra forma y perderlo sería una verdadera molestia. Aspiraba el humo del cigarrillo entre sus labios mientras el resto del humo escapaba por la ventana, estando un tanto ida en sus pensamientos finalmente volvió en sí cuando aquellos brazos le transmitían su calor, una sonrisa se dibujó en los labios de la rubia si no mal recordaba era la primera vez que el lobo decidía acercarse de esa forma y por ende le dejó hacer como prefiriera — Es lo que he dicho, ¿o no? — respondió con aquel tono coqueto cuando finalmente se encontraban tan cerca.

Desafortunadamente el truco del lobo funcionó pues le quitó el cigarrillo por sorpresa y esto causó que frunciera el ceño, más no tuvo tiempo para quejarse cuando sus labios se encontraban sellados con los labios ajenos, decir que aquello le tomó por sorpresa era quedarse corto, por otro lado aquellas manos recorriendo su cuerpo con descaro terminaron por producirle cierta excitación que se manifestó con la piel erizada — Tsk… parece que estas aprendiendo… — reprochó mirándole de refilón mientras este aprovechaba para echarse en la cama como le ordenó.

Allison O'rourkeLicántropo
avatar
Mensajes : 11
 

http://lustparadise.gratisforo.net/t63-allison-o-rourke

Volver arriba Ir abajo

Re: ─ Looking for the wolf

Mensaje por Aedëlyon caius el Lun Mayo 29, 2017 4:21 pm

Aedëlyon caiusAnimalia
avatar
Mensajes : 13
 

http://lustparadise.gratisforo.net/t49-the-wolf-aedelyon-id

Volver arriba Ir abajo

Re: ─ Looking for the wolf

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.